Mucho brindis

Alejandro Awada hizo un mea culpa: "En la noche de los Tato estaba bebido". Fue premiado por su papel de Arquímedes Puccio en Historia de un clan.

La aparición de Alejandro Awada en los Premios Tato 2015 -el miércoles- fue muy comentada. Y no porque no mereciera el galardón como actor protagónico por Historia de un clan, sino por su estado al momento de pronunciar su discurso. El actor subió acompañado por dos de sus compañeros de terna, Joaquín Furriel y Chino Darín, de cuyos hombros permaneció colgado mientras agradecía.

Awada habló ayer de cómo se lo vio al recibir el premio y admitió haber estado ebrio. "No estuve a la altura de las circunstancias. Estaba bebido, pasado, y pasé un poco de vergüenza. Pido disculpas", dijo el actor. Y agregó: "Sentí mucha alegría, fue una noche preciosa, me sentí muy agradecido, pero la verdad que me da mucha vergüenza. Cuando lo volví a ver no me gustó, yo soy más discreto. Me hubiese gustado estar a la altura de las circunstancias. Me perdono, pero no me puedo hacer el zonzo".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído