El clima en Neuquén

icon
29° Temp
28% Hum
La Mañana Ruta 22

Muerte de Kayla: imputaron al conductor del auto por homicidio culposo

Le dictaron prisión preventiva por cuatro meses a Juan Antonio Sandoval. "Se hacía el macho alfa" y "le pegó dos piñas a Florencia como si fuera un hombre", dijo el hombre que acompañaba a la pareja.

A más de dos semanas de la trágica muerte de la pequeña Kayla Fernández, de 8 años, en un brutal siniestro vial que se produjo tras un vuelco e incendio del auto en que viajaba, este miércoles se imputó al conductor Juan Antonio Sandoval por homicidio culposo.

La Fiscalía pidió que se le dicte una prisión preventiva por 4 meses y expuso el contexto de violencia de género que padecía la pareja, Florencia Fernández, mamá de la nena, antes y durante el trágico episodio.

Te puede interesar...

La jueza de Garantía de Villa Regina dispuso la prisión preventiva por el lapso solicitado en un establecimiento penal y rechazó el pedido de prisión domiciliaria solicitado por la defensa.

El día del lamentable hecho ocurrido sobre la Ruta 22, a través de diversos testimonios, incluido el de un hombre que viajaba con la pareja y la niña en el Peugeot 206, se conoció que Sandoval conducía en estado de ebriedad y a una altísima velocidad, a la vez que agredía en forma verbal y física a la mujer.

El análisis de alcoholemia arrojó que Sandoval conducía con 1,3 gramos de alcohol por litro de sangre, aunque el conductor afirmó después del hecho ante la Policía que solo había tomado jugo Ades.

La fiscalía puso el acento sobre este punto, dando a conocer que Sandoval poseía una condena previa, en marzo del 2022, a 3 años de prisión de ejecución condicional por el delito de lesiones graves y uso de arma, por lo cual no podía consumir estupefacientes ni alcohol.

audiencia caso kayla.jpg

En la audiencia, que encabezó la jueza de Garantías de Villa Regina, Claudia Lemunao, y donde Sandoval se negó a declarar, se conoció que hubo incidentes violentos en el departamento que compartía la pareja con otras personas e inclusive se llamó a la Policía. Sin embargo, cuando llegaron uniformados de la unidad de Las Grutas, la pareja habría negado el conflicto.

Martín Sandoval, quien viajaba con la pareja, declaró que el conductor del auto estaba borracho antes de tomar la ruta y tras discutir con Florencia Fernández, la había golpeado bruscamente. “Se hacía el macho alfa, y le dio dos piñas como si fuera un hombre”, reveló la Fiscalía, a cargo de Graciela Echegaray y Rodrigo Vazzana.

El hombre declaró además que no quería viajar en esas circunstancias pero fue porque “tenía miedo que se mataran” y además la niña estaba asustada y lloraba.

kayla fernandez victima accidente ruta 22

Según expuso la fiscalía, durante el transcurso del viaje rumbo a Neuquén, los ocupantes del auto seguían ingiriendo alcohol (que había comprado el acusado en una estación de servicio) y también continuaban las agresiones contra Fernández: “mirá quién te va a tener así, negra de mierda”, le habría gritado.

La madre de la Fernández también aportó valiosos datos y dijo que, tras los hechos, y mientras Sandoval se mantenía oculto de la Justicia –tras su pedido de detención- intentó tener contacto con la mujer, pese al pedido de restricción solicitado. La abuela de Kayla dijo que su hija era víctima de una violencia sistemática y que inclusive en dos oportunidades habría intentado quitarse la vida.

accidente fatal ruta 22 victima nena neuquina

Trágico desenlace

El hecho ocurrió el lunes 2 de enero alrededor de la 1:30 de la madrugada, en el kilómetro 1136 de la Ruta Nacional 22. “El conductor, hoy imputado, circulaba a bordo de un Peugeot, modelo 206 compact, en sentido Este-Oeste, con un nivel de alcohol en sangre de 1.30 g/l, a exceso de velocidad, realizando maniobras de adelantamiento a los vehículos que lo antecedían, e incluso agrediendo a su pareja, perdió el control del mismo, derrapando sobre la cinta asfáltica y saliendo de la calzada hacia la banquina norte donde produce un vuelco, quedando el vehículo sobre la subanquina”, detalló el fiscal adjunto.

“A consecuencia de su conducción imprudente y antirreglamentaria, puesto que no mantuvo el efectivo dominio del vehículo produjo la muerte de Kayla Jazmin Alejandra, así como también fractura de fémur derecho, fractura de cadera derecha y politraumatismos respecto de la mamá de la nena, y politraumatismos respecto del otro hombre que también estaba en el auto”, explicó el representante fiscal.

La calificación legal esgrimida por la fiscalía y por la que la jueza de Garantías tuvo por formulados los cargos es la de “homicidio culposo agravado por el uso de vehículo automotor, por haber obrado con culpa temeraria y con un nivel de alcoholemia superior a 1 g por litro de sangre, lesiones graves culposas y lesiones leves culposas”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario