El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana Cuba

Estallan otra vez las protestas en Cuba por los cortes de luz y la escasez de alimentos

Comenzaron el domingo pasado y continuaron en forma aislada. Qué está sucediendo en la isla.

La severa crisis económica y social que afecta a Cuba hizo estallar nuevamente las protestas populares en la isla, y la gente comenzó a mostrar una actitud desafiante inédita frente al gobierno comunista, que reforzó la represión.

Las manifestaciones comenzaron el domingo pasado en Santiago de Cuba y se extendieron a otras cuatro ciudades, donde la población salió a las calles para demostrar su hartazgo ante los extensos cortes de energía que duran horas y la creciente escasez de alimentos.

En las marchas, muchas de noche, se podía escuchar los principales reclamos: “hambre” y “corriente” (electricidad). Pero al mismo tiempo se convirtieron en una demanda política de libertad, con coros de “Patria y Vida”, en referencia a la popular canción antigubernamental.

El presidente Miguel Díaz-Canel dijo que su gobierno está dispuesto a “dialogar” con los manifestantes y, nuevamente, le echó la culpa a Estados Unidos por incentivar este tipo de protestas. También acusó a los “terroristas” de Miami, en referencia a la comunidad de exiliados.

Después de desplegar a las fuerzas militares y realizar varias detenciones de manifestantes, el gobierno decidió enviar alimentos para tranquilizar a la población. Varios camiones con arroz, leche y azúcar se distribuyeron en las ciudades donde surgieron las marchas.

Aún no se sabe cuántos detenidos hay, pero en las redes sociales afirman que son decenas. En las protestas del 2021 se apresaron más de 1400 personas, que terminaron condenadas a severas penas de prisión, algunas de hasta 20 años.

Protestas y detenciones en Cuba.

Protestas y detenciones en Santiago de Cuba.

Por qué las protestas

Las manifestaciones en la isla vienen desde hace varios años a causa de serios problemas en las cuestiones básicas como falta de electricidad y carencia de productos de primera necesidad.

Una inflación galopante ha devaluado masivamente el peso cubano, por lo que ahora muchos salarios estatales están por debajo del costo de un maple de huevos.

Para colmo, en marzo el gobierno cambió su ministro de Economía y buscó dar un giro con aumentando el precio del combustible –que estaba regalado- más de un 500 por ciento. Esto impactó fuerte en el bolsillo de la gente.

Hubo una baja considerable en los productos esenciales, como harina. Suele haber largas colas desde la mañana hasta la noche frente a las panaderías para conseguir un poco de pan.

El gobierno lo llama “contingencia” y para paliar este problema desde principios de marzo decidió entregar el pan que corresponde a la canasta básica solo a embarazadas y menores de 14 años.

A mediados de mes comenzó a ingresar la harina importada, pero la están vendiendo en forma alternada, un día sí y otro no, lo que provoca más indignación. También está faltando leche y arroz.

Embed

Problema constante con la energía

El otro grave problema son los frecuentes cortes de energía. El ministro de Energía y Minas, Vicente de la O Levy, admitió que el problema es grave y se extendió a todo el país.

"Prácticamente el país está afectado completamente, incluyendo La Habana con afectaciones importantes. Hay regiones que las madrugadas enteras están en apagón y prácticamente todo el día y prácticamente en todo el país", afirmó.

El sistema de generación de energía eléctrica de Cuba consta de ocho antiguas termoeléctricas, de la era soviética. Además, hay generadores electrógenos y ocho plantas flotantes que el gobierno alquiló a Turquía.

Como son sistemas viejos, cada dos por tres sufren alguna avería y los repuestos son difíciles de conseguir. A esto se agrega la falta de combustible para que funcionen.

Protesas en Holguín.jpg
Manifestación en Holguín.

Manifestación en Holguín.

Hasta hace unos años los abastecía Venezuela con petróleo muy barato, pero ahora se quedaron sin ese beneficio debido a los problemas propios de los venezolanos.

La Habana, con 2,2 millones de habitantes, se había escapado un poco de los apagones que agobian al resto de la isla, pero desde la semana pasada la energía se interrumpe todos días por lapsos que pueden llegar hasta más de cinco horas.

Los cubanos de otras provincias se quejan de que les quitan la electricidad más de 10 horas al día y que a veces el tiempo que tienen con energía es insuficiente para preparar incluso la comida en sus cocinas eléctricas.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario