El clima en Neuquén

icon
21° Temp
35% Hum
La Mañana pueblo

Insólito: un pueblo mexicano es copado por estadounidenses que van a arreglarse los dientes

Se trata de Ciudad Molar, limítrofe con EE.UU. Cientos de norteamericanos llegan a diario para ahorrarse miles de dólares en tratamientos odontológicos.

Los Algodones es un apacible pueblo de frontera, el más septentrional de América Latina, que saltó a la fama por ser un centro dental a cielo abierto donde proliferan clínicas odontológicas a las que, diariamente acuden cientos de turistas estadounidenses con el objetivo de arreglarse los dientes a un precio mucho mas barato que en su propio país.

Éstas insólitas características hicieron que el pueblo fuera rebautizado como "Ciudad Molar", situado en el extremo norte del estado mexicano de Baja California, está a un paso de California y Arizona, en los Estados Unidos. “La mayoría no tiene un seguro dental. Entonces un tratamiento prolongado que en Estados Unidos puede costar entre 70 a 80 mil dólares, aquí lo pagan de 15 a 20 mil”, dijo a TN el gerente de marketing de la clínica Vivant Smile Design, Zahid López.

Cómo es el pueblo que arregla los dientes de los estadounidenses

Los primeros centros odontológicos de Los Algodones surgieron en 1960. Pero el fenómeno estalló con el comienzo del nuevo siglo, cuando los tradicionales bares empezaron a cerrar y fueron reemplazados por clínicas dentales.

Los habitantes locales vieron el negocio. Estaban a pocos kilómetros de varias ciudades estadounidenses fronterizas, como Yuma, en Arizona. Los norteamericanos llegaban en busca de precios más económicos para aprovisionarse y hasta para atenderse sus problemas dentales. Entonces, de a poco, el pueblo se llenó de dentistas llegados desde todo México.

Embed

Hoy Los Algodones tiene 5000 habitantes. Se calcula que 500 son odontólogos. Una de cada 10 personas es dentista. Pero no solo eso: alrededor de esta industria dental crecieron una serie de negocios como hoteles, restaurantes, farmacias, ópticas, veterinarias y clínicas para la tercera edad o especializadas en audición o atención cosmética.

“En la temporada alta, en invierno, pueden llegar hasta 10.000 turistas en un solo día. En promedio son 3000. Aquí se los conoce como los 'snow bird', los pájaros de la nieve, porque llegan cuando bajan las temperaturas”, explicó la exdelegada municipal de Los Algodones Morayma Medellín.

Pero en verano el flujo decae. Las temperaturas llegan hasta los 50°C y espantan a los estadounidenses, acostumbrados a un clima más frío. “Es la temporada mala, de mayo a octubre, cuando llegan unos 500 turistas diarios”, dijo Medellín.

Los Algodones, la capital mundial de los dentistas que se llena de turistas

Hoy, Los Algodones es conocida como la capital mundial de los dentistas. Del otro lado de la frontera, custodiada por una valla, se la llama simplemente “Molar City”, o Ciudad Molar.

Los turistas llegan hasta el límite en automóvil. El pueblo está a menos de cinco horas en auto de Phoenix, San Diego, Tucson y Los Ángeles. Yuma, la ciudad estadounidense más cercana, está a solo 8 minutos de carretera. Entonces dejan su vehículo en un enorme estacionamiento para 5000 espacios ubicado del lado estadounidense y cruzan a pie a Los Algodones.

Ciudad Molar. México.jpg
Ciudad Molar recibe unos 500 turistas a diario que llegan desde Estados Unidos y Canadá para arrglarse los dientes. Foto: Uno TV.

Ciudad Molar recibe unos 500 turistas a diario que llegan desde Estados Unidos y Canadá para arrglarse los dientes. Foto: Uno TV.

“Nosotros los vamos a buscar al paso fronterizo. Pero ya cuando cruzan están en el centro. La primera clínica está a 10 metros de la valla. El pueblo está pegado a Estados Unidos. Las clínicas se ubican en un radio de tres cuadras a la redonda”, dijo López.

Se calcula que hay unas 300 clínicas odontológicas, una al lado de la otra, en sus cuatro calles centrales.

Algunos turistas llegan, se atienden y vuelven a su país en el mismo día. Pero otros se quedan hasta cinco días para someterse a tratamientos prolongados. Entonces la economía se mueve hacia otros establecimientos, como hotelería y locales gastronómicos.

El pueblo, en especial en temporada alta, es un hervidero. Todo está organizado para atender al turista. Por eso la gran mayoría de los mexicanos es bilingüe. Los empleados y los profesionales manejan el inglés para poder comunicarse con los visitantes.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario