El clima en Neuquén

icon
Temp
66% Hum
La Mañana Evo Morales

Punto final al escandaloso romance de Gabriela Zapata y Evo Morales

Un tribunal de Bolivia absolvió a la mujer. El hijo inexistente y el impacto en la derrota de Evo en el Referéndum de 2016.

Gabriela Zapata fue una de las relaciones más polémicas del expresidente de Bolivia Evo Morales. El escándalo no sólo estuvo limitado al romance, que de por sí generó alboroto en la sociedad boliviana, sino también tuvo su condimento político porque influyó en la derrota del 2016, cuando el mandatario lanzó un referéndum que buscaba habilitarlo para una nueva reelección.

Esta semana un tribunal absolvió a la mujer en el juicio que le había iniciado Evo hace ocho años, acusándola de trata y tráfico por supuestamente haber suplantado al hijo que habrían tenido como pareja. Los jueces fallaron que era una acusación sin pruebas.

Gabriela Zapata en 2021, cuando le dan la libertad condicional.
Gabriela Zapata en 2021, cuando le dan la libertad condicional.

Gabriela Zapata en 2021, cuando le dan la libertad condicional.

De esta manera, la Justicia cierra una historia intrigante y controvertida, que mantuvo en vilo a Bolivia durante ocho años y que reflejó todas las miserias de la política.

De hecho, en su momento Zapata utilizó su relación encubierta con Evo para su beneficio personal. Entre 2016 y 2020 estuvo en prisión purgando una pena por enriquecimiento ilícito ya que se la encontró culpable de influir para favorecer a empresarios de origen chino en licitaciones locales.

Una telenovela del altiplano

Todo comenzó con el ingreso de Gabriela Zapata a los “trabajadores sociales comunitarios”, un grupo de jóvenes militantes del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Evo Morales.

En ese momento no era mayor de edad. Su audacia y soltura la llevó a escalar rápidamente en la agrupación, donde conoció a Evo. Al poco tiempo comenzó el romance secreto.

Gabriela Zapata y Evo Morales, cuando aún eran pareja.
Gabriela Zapata y Evo Morales, cuando aún eran pareja.

Gabriela Zapata y Evo Morales, cuando aún eran pareja.

Años después, cuando el expresidente admitió el vínculo, afirmó que salió con ella cuando era mayor de edad. Sin embargo, Evo le llevaba 27 años. La relación escandalizó al país.

Después de un tiempo de finalizado el romance, comienzan los comentarios cruzados. Según Evo, ella le dijo que habían tenido un hijo, pero que estaba enfermo. Entonces el mandatario aceptó inscribirlo y le pasó dinero para mantenerlo. Hasta que Zapata, de acuerdo siempre a la versión de Morales, le anuncia que el chico había fallecido.

El golpe político

La polémica se traslada a ámbito político en febrero de 2016, cuando un periodista accede al certificado de nacimiento del chico y descubre que la madre, Gabriela Zapata, era la gerente comercial de la empresa china CAMC Engineering, millonaria contratista del gobierno.

El periodista denuncia tráfico de influencias y el escándalo estalló. Evo Morales desmintió la acusación, pero admitió que había tenido una relación con Zapata.

Gabriela Zapata en su página de Facebook.
Gabriela Zapata en su página de Facebook.

Gabriela Zapata en su página de Facebook.

El episodio se convirtió en el tema central durante el referéndum que lanzó Morales en 2016 con el fin de que los bolivianos lo habilitaran para una nueva reelección, pese a que la Constitución lo prohibía. Ganó el “No”, pero el mandatario igual se presentó a los comicios.

Zapata ya se había transformado en una mujer elegante, de fuerte presencia política, con contactos en ministerios y en empresas. Se había hecho varias cirugias estéticas, vivía en el barrio más lujoso de La Paz, tenía autos Mercedes Benz y aparecía en todas las revistas, según cuenta el corresponsal de la agencia española EFE en Bolivia.

La caída de Gabriela

Poco tiempo después del referéndum, el gobierno se lanzó con todo contra Zapata, a quien culpaba de la derrota. A ella y a su amiga Paola Choque las acusaron de haber montado un grupo que obtenía información privilegiada y contactos para enriquecerse. Ambas terminaron en la cárcel.

En 2019, cuando Evo renuncia a la Presidencia en medio de una violenta revuelta social, los abogados de Zapata –que aún estaba en prisión- salieron a decir que el hijo que había tenido con el exmandatario estaba vivo.

Se trató de una maniobra de los abogados, que estaban con el gobierno de derecha recientemente asumido, para desacreditar a Evo.

Fue en ese momento en que Morales le inicia un juicio por haber tratado de fingir la existencia del menor ante el tribunal. Incluso la acusó de haber utilizado otro chico sustituto para reemplazarlo.

Gabriela Zapata, con un nuevo look en el juicio
Gabriela Zapata, con un nuevo look en el juicio

Gabriela Zapata, con un nuevo look en el juicio

Nunca se supo si hubo o no un hijo y cómo fue que Evo había firmado un certificado de nacimiento sin ver al bebé.

También lo referido a todas las mentiras de sus colaboradores para encubrir al mandatario en su momento. Algunos habían llegado a declarar que “habían jugado” con el supuesto chico.

Finalmente, la justicia falló a favor de Zapata. Los jueces entendieron que nunca se probó la acusación y que por lo tanto correspondía absolverla.

Gabriela Zapata cuando aún estaba detenida, en 2020.
Gabriela Zapata cuando aún estaba detenida, en 2020.

Gabriela Zapata cuando aún estaba detenida, en 2020.

La versión de Zapata

La sentencia dejó tranquila a Zapata, quien afirma que toda la acusación fue una cortina de humo del MAS para tapar la derrota política de Evo Morales en el referéndum.

También aseguró que el hijo sí existió, pero que se lo entregó a Morales para su cuidado. Nunca se supo nada del chico.

En declaraciones a los medios bolivianos, Gabriela insistió en que ha sido “utilizada en este proceso por consideraciones políticas”. “Lo único que podemos decir es que este caso ha sido por el 21 de febrero (el día del referéndum) para esconder una derrota electoral, me han endilgado que supuestamente yo he tratado a un menor, cuando yo estaba detenida”, apuntó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario