Murió "Capitán", el perro más fiel de Argentina

Cumplió durante casi 11 años un ritual impostergable: todos los días, a las 6 de la tarde, visitaba la tumba de su dueño.

"Capitán", considerado el perro más fiel de la Argentina, murió en el cementerio de Carlos Paz, Córdoba, tras cumplir durante casi 11 años un ritual impostergable: todos los días, a las 6 de la tarde, visitaba la tumba de su dueño.

Se trata de un perro callejero que se crió de cachorro con Miguel Guzmán, su dueño, que murió el 24 marzo de 2006.

Te puede interesar...

Al fallecer su amigo, "Capitán" simplemente desapareció. La familia de Guzmán lo dio por perdido, pero seis meses después, cuando algunos de sus miembros visitaban el cementerio local, lo hallaron "echado" ante la tumba de su antiguo dueño.

A partir de entonces, "Capitán" se quedó a vivir en el cementerio y cumplía su ritual de fidelidad a las 6 pm en punto, recostado sobre la tumba de Guzmán. Así pasaron casi 11 años y su historia trascendió a su pueblo y pronto la mascota se convirtió en el perro más famoso y querido de Córdoba. Incluso la televisión francesa filmó un documental sobre su vida.

"Capitán" murió este domingo en el baño del cementerio. Tenía casi 16 años, estaba viejo y enfermo, apenas caminaba pero jamás dejó de ir a la tumba de Guzmán ni un solo día. Incluso casi no veía.

Embed

El director del Cementerio municipal de Villa Carlos Paz, Héctor Baccega, contó hace tiempo al diario local La Voz que "Capitán apareció acá solo y dio vueltas por todo el cementerio, hasta que llegó también solo a la tumba de su dueño. No lo llevó nadie hasta ahí. Y eso no es todo: cada día, a las seis de la tarde, va y se acuesta frente a esa tumba".

Nadie sabe cómo llegó hasta el cementerio la primera vez. Guzmán había fallecido en el hospital local y velado en una casa mortuoria lejana al cementerio, mientras "Capitán" lo esperaba en su casa.

Los últimos tiempos fueron los más difíciles. El perro sufría de una insuficiencia renal y apenas podía caminar y ver. Por ello recibía una alimentación especial gracias a la Fundación Proteccionista de Animales (FUPA).

"Podríamos haberlo internado, pero era para que muera en la veterinaria, así que preferimos dejarlo y atenderlo en el cementerio, donde él vivía y se sentía tranquilo", dijo el veterinario Cristhian Stempels citado por el diario La Voz.

Ahora, entidades proteccionistas de Córdoba piden que "Capitán" sea enterrado junto a su dueño. Pero el municipio quiere cremarlo, sepultar sus restos en una plazoleta y construir un monumento en su honor.

Fuente: ANSA Latina

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído