El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana MPN

A un año de la derrota del MPN, Jorge Sapag afirmó que no hay que "buscar culpables, sino causas"

Hizo una autocrítica, señaló el desgaste de tantos años en el gobierno como una de las razones de ese resultado electoral y reconoció la estrategia de alianzas que utilizó Figueroa para ganar. No obstante, dijo que hoy el MPN como partido “está de pie”.

A un año del triunfo de Rolando Figueroa, que significó la derrota electoral más dura en la historia del Movimiento Popular Neuquino (MPN), el exgobernador de la provincia, Jorge Sapag, analizó lo ocurrido en esos comicios del 16 de abril del 2023.

En diálogo con LMPlay, el actual presidente de la Convención del MPN, dijo que este partido ya pasó por situaciones muy adversas como aquella y que hoy, pese a todo, se encuentra “de pie”.

Sin embargo, fue autocrítico de lo que fue ese proceso, señaló que la utilización del sistema electrónico le jugó en contra al MPN, y que el mejor armado de colectoras que hizo Figueroa respecto al que construyó el partido provincial terminó siendo decisivo en el resultado final.

A futuro, afirmó que el MPN se va a preparar para los compromisos electorales que se vienen, criticó al sector de los petroleros que cuestionaron a la actual conducción e indicó que el partido mantendrá un rol de acompañamiento a la gestión de Figueroa. “Siempre apostaremos a la gobernabilidad, nunca a serruchar el piso o a poner palos en la rueda porque es el gobierno que eligió el pueblo”, advirtió.

Jorge Sapag entrevista.mp4

- ¿Qué análisis hace de aquella derrota del MPN?

- Tenemos que ponerlo en contexto, no es una foto, es una película, donde el Movimiento Popular Neuquino también atravesó, además de los golpes de estado, otros momentos muy difíciles. A mí me tocó vivir en 2007 una elección muy complicada contra Pechi Quiroga, que en ese momento representaba al radicalismo aliado con el kirchnerismo, con una situación adversa, 40 días antes de la elección, como fue la muerte de Fuentealba. Esta última del año pasado es sin lugar a dudas dolorosa. Hay que repasar qué es lo que pasó, qué pudo haber sido, pero la democracia es como el deporte en términos de resultados. Se entra a la cancha y se puede ganar o se puede perder. En estas circunstancias, le tocó al MPN perder una elección, y creo que no hay que ni dramatizarlo, ni tampoco minimizarlo, sino saber por qué pasan las cosas y para qué pasan las cosas. Así que creo que no es momento de buscar culpables, sino causas.

- ¿Y cuáles cree son esas causas?

- Es muy difícil determinarlas en un proceso que tiene que ver con la decisión de los ciudadanos. No olvidemos que esto no es solamente un partido de tenis donde uno puede analizar dónde falló en el golpe que le da a determinada jugada. Esto es en un contexto también de una película, 16 años de gobierno de la Lista Azul, con ocho años que estuve yo en el gobierno, y luego Omar Gutiérrez los mismo. En el primer período de Omar Gutiérrez Rolando Figueroa formaba parte de la fórmula, es decir, fue consagrado a vicegobernador por la Lista Azul. Y ahora, en lugar de venir a una interna, decidió formar una alianza por fuera del MPN, y allí tenemos que analizar que el MPN fue con nueve o diez colectoras, los mismo que el partido Comunidad de Figueroa. El MPN sacó ochenta mil votos y el partido de Figueroa saca cuarenta mil, pero las colectoras del MPN juntan sesenta mil votos y las colectoras de Figueroa juntan ciento diez mil. Quiere decir que allí puede haber un motivo, las colectoras no le funcionaron bien al Movimiento Popular Neuquino y le funcionaron bien a Figueroa.

Eso es un resultado electoral, eso es lo que podemos decir del partido que fue en la cancha. Y hay circunstancias que analizar con respecto a que 16 años en el gobierno también generan el desgaste de gobernar, que no es fácil en Argentina y menos con una macroeconomía complicada de pobreza, de inflación.

Creo que esas circunstancias económicas también jugaron. La pandemia lo mismo, eso también impactó. Y luego tuvimos los piquetes de salud que generaron un desgaste prematuro en tiempos preelectorales. Y Rolando Figueroa que decide no venir por adentro sino ir por afuera del partido y allí quizás hay una decisión táctica que le jugó a favor: salió a buscar fuera del MPN aliados circunstanciales o estructurales y también electorales, que le permitieron tener esa diferencia de votos. El resultado de Neuquén Capital no fue el resultado que nosotros esperábamos porque ganamos muy bien para intendente y no pudimos repetir ese resultado para gobernador, así que yo no lo dramatizaría esto. Los partidos se juegan cada cuatro años y tienen revancha, no hay que tenerle miedo a eso.

Derrota

- ¿El MPN ha hecho su autocrítica?

- El MPN es un partido, es una persona jurídica, no es un dirigente o varios dirigentes o un conjunto de dirigentes. Tiene junta de gobierno seccionales y convención. Si usted me pregunta si yo hice mi autocrítica, por supuesto que la hice.

- ¿Dónde cree que se falló?

- No es un tema de buscar fallas o culpables. Cuando se pierde un partido por ahí hay que buscar si el adversario jugó mejor. Entonces buscar fallas o encontrar culpables es minimizar el problema. Por supuesto que uno analiza lo que está sucediendo en el mundo para campañas electorales. Nuestra campaña electoral tradicional del MPN se basaba en boleta de papel, no boleta electrónica, fundamentalmente en el cara a cara. Hoy las campañas electorales se hacen con TikTok, trolls, robots, fake news, medios electrónicos, con llegadas a los teléfonos celulares. Entonces, analizar en qué fallamos y bueno puede ser que como partido seguimos con nuestras prácticas tradicionales. No pudimos usar la boleta de papel, tuvimos que usar la electrónica, aunque esta fue una decisión también del MPN y su gobierno. Y hay que analizar causas también, como fue el desgaste del gobierno.

- ¿A qué atribuye ese desgaste?

- Estar 16 años en el gobierno (por el sector Azul) significa que uno tiene en el haber mucho más no que sí y hay que ver cuántos se llevan bien con el no y cuántos se llevan bien con el sí. Porque uno entrega 100 viviendas y por allí quedan 19.900 personas que están recibiendo un no y 100 solamente que recibieron un sí, entonces es más fácil ser opositor que ser oficialista. Y repito, desde el 2010 hasta el presente cambió el mundo, hay un libro de un filósofo francés referido a este tema, cambió el mundo en lo que se refiere a todo lo que tiene que ver con conducción, liderazgo, con enojos de los habitantes. Y no solamente en Argentina, por la cuestión de inflación y pobreza, sino que en el mundo se cuestiona a las instituciones tradicionales, a los gobiernos tradicionales o a los dirigentes tradicionales, entonces se buscan nuevos dirigentes. Por ejemplo, en Argentina, no es que ganó Milei, sino que fue la opción que tenía la población frente a todo lo anterior que había fracasado. Cuatro décadas de fracasos macroeconómicos. Y bueno, la ciudadanía dijo, listo, basta, nos cansamos y nos enojamos, se enojaron y el 56% fue a votar a Milei.

Yo creo que Marcos Koopmann y Ana Pechen era la fórmula excelente del MPN. Pero la propuesta que hizo Figueroa la buscó fuera y también dentro del partido. Fue muy buena la estrategia y encontró colectoras que le sumaron y no como al MPN, que le restaron.

El futuro del partido

- Y a futuro, ¿cómo se para el MPN en este escenario?

- Algún sector interno del partido (por los petroleros) cuestionó a las actuales autoridades que surgieron de elecciones libres, creo que no hay que asumir actitudes golpistas, que hay que respetar la democracia y no buscar culpables en las autoridades máximas cuando esos dirigentes hicieron alianza estratégica de lista azul y blanca con la lista azul para competir en las elecciones. Los mandatos de las autoridades del partido se van a mantener firmes hasta la nueva elección porque eso es lo que mandaron los afiliados. En segundo lugar, el MPN tiene noventa y cinco mil afiliados, es un partido fuerte, que gobierna hoy más de cuarenta municipios, así que se para de frente a estas elecciones del año que viene con la misma grandeza de siempre, sabiendo que la elección más importante es la que viene, y la que viene es la de legisladores nacionales, así que veremos quiénes se presentan. Nosotros, por lo pronto, desde la convención del partido, seremos fieles fiscales con absoluta transparencia de todos aquellos que se quieran presentar para representar al partido en estas elecciones, que son siempre difíciles para el MPN.

Así que no hay que dramatizarlo. Sí, repito, hacer las autocríticas objetivas, no subjetivas, porque algunos salen a buscar culpables enseguida, si fulano, si mengano, si se hubiera hecho esto, si hubiera hecho aquello. Creo que hay que saber aceptar los resultados electorales porque ese es el mandato de la democracia. Así que para mí es un punto y aparte, yo ya he dicho varias veces, no doy vuelta a la hoja sino que cambio de libro, y el libro es pararse de frente a la ciudadanía, recorrer la provincia, estar con los ciudadanos, ver cuáles son las propuestas, qué es lo que está viviendo el país, y antes de pensar en las elecciones del 2026 y 2027, pensar en estas del 2025, y antes de las elecciones del 2025, pensar cómo vamos a transcurrir este 2024 para defender a la provincia de Neuquén.

Por eso el MPN va siempre a apostar a la gobernabilidad, nunca a serruchar el piso, a poner palos en la rueda al gobierno que eligió el pueblo.

- ¿Cómo lo definiría al MPN con relación al actual gobierno provincial? ¿Es más aliado que opositor?

- Hay que tener presente que si bien Figueroa fue por fuera del partido para hacer una opción electoral, compartimos casi treinta años de conducción, de decisiones, de trabajar elecciones municipales como las de Chos Malal, provinciales como cuando fue vicegobernador con Omar Gutiérrez o cuando fue diputado provincial. Compartimos decisiones y una escuela de conducción donde todos aprendimos del otro. Rolando Figueroa tiene un ADN de gobernabilidad y de conducción, y el MPN también.

Por eso está muy bien que se apoyen las propuestas del gobierno que signifiquen llevar adelante a la provincia porque es el barco que nos contiene a todos, es decir, no se puede estar perforando el piso del barco para que haya agua. A las familias neuquinas le va a ir bien, si al gobierno le va bien.

- ¿Cree que Figueroa volverá al MPN?

- Eso hay que preguntárselo a él, que tomó la decisión de conformar otro partido como Comunidad. El MPN tiene su conformación, sus afiliados y su carta orgánica. El otro día me preguntaban si el MPN sería colectora y no lo puede ser ni por ADN, ni por carta orgánica, ni por lo que sea. Nunca va a ser furgón de cola, el MPN es un partido provincial que ha hecho historia en estos 63 años, que ha dejado en manos de Rolando Figueroa una provincia próspera, pujante, con Vaca Muerta como nave insignia, que le permite a la provincia tener una viabilidad que no tiene otras provincias, e incluyo en mi análisis a las provincias de Patagónicas.

Estamos firmes, de pie, con la frente bien alta y orgullosos de la provincia que hemos construido como partido en estos 63 años de historia.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario