El clima en Neuquén

icon
Temp
100% Hum
La Mañana MPN

Alianza entre el MPN y Rolando Figueroa: ¿No hay oposición en Neuquén?

Pareciera que hoy prácticamente todos gobiernan y no hay divisiones en la provincia de Neuquén.

La lógica de la democracia indica que quien gobierna es oficialismo, y quien no gobierna es oposición. Sin embargo, pareciera que hoy prácticamente todos gobiernan y en Neuquén, no hay divisiones. Da la sensación de que en el escenario político en Neuquén no existe tal cosa como una oposición.

Dirigentes políticos libertarios, del peronismo, la UCR y del PRO, han logrado convivir, desde el 2023, en una alianza electoral, cuyo paraguas ideológico, se resume en el lema "Neuquinizate”. Esta alianza variopinta, se produjo bajo la conducción de Rolando Figueroa, quien criticó con vehemencia el accionar y los oscuros modos, con los que su partido de origen, estaba conduciendo el destino de los neuquinos.

El exitoso proyecto, originalmente tenía como principal enemigo, al Movimiento Popular Neuquino (MPN), cuya desgastada figura, objeto del antagonismo, era capaz de justificar semejante diferencia ideológica nucleada en un mismo espacio político.

ROLO MPN 1.jpeg
El gobernador Rolando Figueroa, durante el acto de lanzamiento de

El gobernador Rolando Figueroa, durante el acto de lanzamiento de "La 27".

Por su parte, desde el histórico partido, los dirigentes no ahorraron apelativos contra Figueroa, llegando a arengar a las multitudes del MPN, en sus liturgias partidarias, con canticos del tipo “el que no salta es un traidor”.

La postura de Rolando Figueroa

Unos meses más tarde, habiendo obtenido Figueroa el poder y ya pensando en las elecciones legislativas nacionales del 2025 y en las elecciones ejecutivas del 2027, algunos posicionamientos ideológicos han cambiado de manera abrupta.

Pareciera que el MPN no era tan malo, y que Figueroa no era tan traidor.

Obtenido el máximo poder provincial, y como era de esperarse, los referentes del arco multipartidario del partido Comunidad, ocuparon los principales ministerios y secretarías en el ejecutivo provincial, para iniciar un proceso de limpieza y reordenamiento del Estado.

Para sorpresa del electorado, mientras se ejecutaba la prometida depuración de la planta política y la auditoría de los planes sociales, un número no menor de dirigentes del MPN, empezaron a sumarse al gabinete provincial y a convivir con sus, hasta hace pocos meses enemigos acérrimos.

El sinceramiento del MPN

A pocos meses del cambio de mando, la sorpresa fue aún mayor, cuando se produjo un proceso sinceramiento en el MPN. La gran mayoría de sus dirigentes, tanto del interior, como de la capital, besaron la mano de Figueroa y se unieron a su espacio político, al calor del poder.

Desde una perspectiva apasionada y moralista, podría pensarse que estos abruptos giros ideológicos, indican que se ha perdido el honor en la política.

En cambio, desde el frío análisis político, puede considerarse, que tanto el MPN, como Rolando Figueroa, comparten tres características que hacen que, ya dirimida su disputa en las urnas, no tenga sentido que sigan compitiendo.

Ambos se ubican en el centro del espacio ideológico, de manera centrípeta: En ciencias políticas se les llama partidos “atrapa-todo”. Esto significa que son capaces de atraer el voto de la izquierda y la derecha moderada de manera indistinta.

Ambos tienen una ideología genuinamente provincialista, que llena los discursos y las declaraciones de sus dirigentes en contra de los gobiernos nacionales, sea quien sea que lo conduzca.

Alianza Figueroa- Gaido 2025 (16).JPG

Ambos poseen un manejo implacable de la conducción interna, basada en incentivos dentro de la estructura estatal.

Por ello, para el MPN, disputar el centro con Figueroa, significaría, quedar atrapado en una terca actitud de oposición estéril, ya que no lograría bancas legislativas, intendencias, cargos ni posibilidades de regresar al ejecutivo provincial.

Para Figueroa, disputar con el MPN, implicaría dividir la intención de voto provincialista y de centro, corriendo un riesgo innecesario ante el éxito o el fracaso del proyecto político y económico de Milei, y con ello, el posible surgimiento de una oposición desde el peronismo a la izquierda o del PRO y libertarios a su derecha, en las elecciones a gobernador en el 2027.

Sin embargo, no todo es perfecto. Se intuye que el centro del espacio ideológico se encuentra demasiado lleno, casi rebalsado.

Qué piensan en Comunidad

Dicho de otra manera, no todos dentro del partido Comunidad están felices con la manifiesta alianza electoral, recientemente rebelada entre Rolando Figueroa y la gran mayoría de la dirigencia del MPN, manifestada en el acuerdo sellado con el intendente Mariano Gaido en la capital, y con los dirigentes del interior neuquino en Chos Malal.

Será quizás en las elecciones legislativas del 2025 donde se evidenciarán los descontentos internos, pero también será el éxito o el fracaso en la gestión de los problemas concretos, la que guiará la intención de voto y con ella, la posibilidad o no de que surja una oposición, que hoy en Neuquén, si es que existe, aún no se muestra.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario