El clima en Neuquén

icon
11° Temp
93% Hum
La Mañana salud mental

Crisis y salud mental: el dólar agravó los cuadros de ansiedad y depresión

Especialistas expresaron su preocupación por el impacto que pueda tener en la salud mental de la población la actual crisis económica que atraviesa el país.

“Si uno se detiene a observar el comportamiento de la gente en los bancos se puede percibir un estado de ansiedad latente a ver qué hace con su dinero, con sus ahorros”, describe el médico psiquiatra Jorge Mamy. El especialista de destacada trayectoria en la salud pública de la provincia precisó a LMNeuquén que con la escala del dólar que superó por primera vez la barrera de los 1.000 pesos se generó, como viene ocurriendo en este último tiempo con la inestabilidad económica, un fuerte impacto en la salud mental de la población. Este cuadro de situación puede llegar a provocar “desesperanza, miedo, ansiedad e incluso depresión”, enunció el especialista quien agrega que la salud mental es una de las bases fundamentales para el adecuado desarrollo y el bienestar de las personas.

En Argentina, el valor del dólar es una especie de termómetro y la gente sabe que si sube aumenta toda la canasta familiar y todos los demás insumos, explican los especialistas.

Mamy, quien actualmente se desempeña en el Instituto Austral de Salud Mental, consideró que hay una fuerte relación de los argentinos con el dólar en términos “de pensarlo como un refugio seguro”. “La gente se refugia en el dólar porque les ha quedado el trauma de lo que ocurrió en el 2001 con el corralito. Ahora con esta inestabilidad económica, con el dólar en constante aumento todo este combo ha provocado mucho miedo”, explicó. “La sensación de la gente es que el dólar es un refugio seguro pero creo que no es así porque en realidad cuando todo lo económico es un descontrol no hay quien te salve, ni el dólar”, agregó.

La depresión es un trastorno de la salud mental común con un importante factor de riesgo de suicidio.
Esta situación de inestabilidad económica que atraviesa el país agrava los padecimientos de salud mental que aparecieron en la pospandemia, afirman los especialistas en salud mental.

Esta situación de inestabilidad económica que atraviesa el país agrava los padecimientos de salud mental que aparecieron en la pospandemia, afirman los especialistas en salud mental.

El médico psiquiatra asegura que la salud mental está totalmente vinculada a las condiciones de vida. “No es lo mismo una persona sin techo o que vive en hacinamiento o un joven que vuelve a la casa de sus padres porque no puede alquilar. Eso sin duda repercute en la salud mental de las personas”, expresó.

En este contexto, donde alquilar se ha vuelto una misión imposible para muchos jóvenes “se observa un gran descontento y una enorme frustración y desesperanza en ellos porque tienen que seguir viviendo con los padres y no poder desprenderse que siempre es un buen indicador de salud mental, de crecimiento psíquico”.

La pandemia de Covid-19 ha exacerbado la crisis global de salud mental, disparando la aparición de nuevos casos y exacerbando los preexistentes. Este fenómeno, considerado la “cuarta ola” del Covid-19, ha llevado a un incremento en la demanda de atención en salud mental.

En este sentido el médico psiquiatra señaló que esta situación de inestabilidad económica que atraviesa el país agrava los padecimientos de salud mental que aparecieron en la pospandemia. “Ya en la pospandemia veníamos notando un notable incremento de todos los padecimientos de salud mental, en primer lugar la depresión, y con esta situación económica actual lo agrava”, destacó. Sin embargo, precisó que los efectos de esta crisis “las vamos a ver más adelante en un par de meses”. Y agregó que los servicios de salud mental tanto en el sector público como privado “están desbordados”.

“El dinero trastorna mucho la situación de salud mental. Genera un estrés adicional, hace agravar los cuadros de los pacientes de salud mental que son de por sí frágiles. Pero la población general que no son nuestros pacientes también se ven afectados y eso se nota en las calles, en las relaciones”, manifestó el especialista describiendo que en tiempos de crisis aumentan los conflictos vinculares, la violencia de género e intrafamiliar y aumenta el consumo de sustancias tóxicas.

dólar y pesos 1200x678.jpg
 “La sensación de la gente es que el dólar es un refugio seguro pero creo que no es así porque en realidad cuando todo lo económico es un descontrol no hay quien te salve, ni el dólar”, expresó Jorge Mamy, psiquiatra.

“La sensación de la gente es que el dólar es un refugio seguro pero creo que no es así porque en realidad cuando todo lo económico es un descontrol no hay quien te salve, ni el dólar”, expresó Jorge Mamy, psiquiatra.

“Respecto al consumo de alcohol y de sustancias ya en la pandemia y en la pospandemia veníamos mal y en un contexto de crisis económica eso hace que el consumo aumente”, expresó el especialista. Y advierte que en momentos de crisis económica “lo que se puede ver es que lo que se consume es de baja o muy baja calidad y eso es preocupante”.

Por último, Mamy comentó que la preocupación también está centrada en las generaciones de jóvenes. “Algunos adultos les transmiten a sus hijos que han podido salir de situaciones de crisis, pero hay otros adultos que tienen el discurso antiargentina, y les recomiendan a los jóvenes que se vayan del país, y de alguna manera les están transmitiendo esa ansiedad, miedo, angustia y es contraproducente para los jóvenes”.

“La crisis actual impacta bastante en la salud mental”

“Me parece que la angustia, la ansiedad y la depresión son los grandes síntomas de esta última época”, expresó la psicoanalista Mariana Koharic, jefa del área Internación del Servicio de Salud Mental del Hospital Castro Rendón. La especialista consideró que “los recursos para hacer con esa angustia, con esa ansiedad y con esa depresión son cada vez menos por eso del ‘Sálvese quien pueda’ que aparece bien marcado en el candidato a presidente Javier Milei que no es otra cosa que el discurso del individualismo y ligado al odio. Y me parece que ese es el síntoma de la violencia, la agresividad”.

La psicoanalista resaltó como un gran problema “qué lugar hay en la sociedad para esa angustia, para esa ansiedad, para esa tristeza”. Koharic expresó que la compleja situación económica que atraviesa gran parte de la sociedad, la actual situación inflacionaria, la suba del dólar, la pobreza “impacta bastante en la salud mental de las personas lo que lleva a un crecimiento del consumo de sustancias que es lo que se puede vislumbrar desde hace un tiempo”.

La especialista sostuvo que cuando se atraviesa una difícil situación económica aparece la destrucción de los lazos sociales. “Parece que también falta en todas partes esta cuestión de poder alojar de otra manera y que institucionalmente los sufrimientos sean cuales sean van de la mano de una mayor intolerancia al otro, de una falta de solidaridad, de una falta de escucha, de que no hay otro”.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario