El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana Vialidad Nacional

Distrito 12 de Vialidad Nacional, haciendo caminos al andar

El Distrito Nº 12 de Vialidad Nacional, asentado en el Territorio Nacional de Neuquén en los albores del siglo XX, comenzó a funcionar en la década de 1930.

Para hablar del trazado de la construcción de caminos a lo largo y ancho de nuestro país, no podemos soslayar lo obvio: su íntima vinculación con el engrandecimiento de nuestra Patria. Del mismo modo, es importante recordar que el estado de los caminos era precario en esos lejanos orígenes y que fue mejorando con el correr del tiempo. Las primeras noticias de la mejora de los caminos datan del Virreinato del Río de la Plata. Inquietud que se vio continuada con la obra del Consulado de Buenos Aires, que se preocupó en la construcción y conservación caminera. Además, era ambición de Manuel Belgrano la construcción de un camino terrestre que uniera a los Océanos Atlántico con el Pacífico en el punto de Carmen de Patagones, que era la localidad más austral de la provincia de Buenos Aires.

Los primeros trazados

Según documentación, el primero y más importante de los trazados fue el Camino del Oeste que se iniciaba en la Plaza Mayor de Buenos Aires y llegaba más allá del Río Las Conchas. A la vez, se puede citar al Camino del Norte, que conectaba Las Conchas, el Talar de Pacheco, Capilla del Señor y las localidades intermedias. También cabe mencionar al Camino de Cuyo, que comenzaba en la Plaza Mayor y llegaba a Chile y al Alto Perú. También el Camino del Sur que unía Plaza Constitución y Chascomús.

La Dirección Nacional de Vialidad

A fines del siglo XIX, durante la segunda presidencia de Roca, se modificó la Constitución Nacional y se creó el Ministerio de Obras Públicas cuyo primer titular asumió el 12 de octubre de 1898. En el nuevo Ministerio se fundó la Dirección de Vías de Comunicación, en cuya órbita se encontraba Puentes y Caminos y, por la Ley 4301 del 26 de enero de 1904, se le dio forma orgánica, disponiéndose la construcción de 89 puentes y 107 caminos y autorizándose la emisión de Obligaciones de Puentes y Caminos. En 1922, el Touring Club Argentino organizó el Primer Congreso Nacional de Vialidad, época en que terminó la primera presidencia de Hipólito Irigoyen y comenzó la de Marcelo T. de Alvear. En tanto, el 5 de octubre de 1925 se inauguró el Primer Congreso Panamericano de Carreteras, en Buenos Aires y se instauró esa fecha como Día del Camino.

En 1927, la provincia de Santa Fe promulgó la primera Ley Orgánica de Caminos Pavimentados.

El 5 de octubre de 1932 se creó la ley 11.658 que establecía la creación de la Dirección Nacional de Vialidad. Se atendían 15.900 kms pero sólo una pequeña parte estaba asfaltada. Es decir que hasta este momento se construían caminos sin planificación previa, sin ley básica, sin recursos permanentes.

Edificio de Vialidad Nacional en Tucumán y Alderete

El Primer Presidente de la Dirección Nacional de Vialidad fue el Ingeniero Justiniano Alende Posse a quien le cupo la difícil tarea de organizar la nueva dirección, sin soslayar el hecho de que los caminos estuvieron y están al servicio de los intereses nacionales.

A su vez esta normativa determinó la creación de una ayuda federal para la construcción de caminos provinciales.

El desarrollo de las mencionadas rutas intensificó el intercambio comercial, social y cultural entre diversas localidades situadas en las diferentes regiones de nuestra Patria, que a su vez fue acompañado de la conexión generada por el tendido ferroviario.

En 1958 se dictó el decreto-ley 505, ratificado luego por una ley que, entre otras medidas, dispuso una nueva estructura para la Dirección Nacional de Vialidad y creó el Consejo Vial Federal (compuesto por las Vialidades Provinciales).

La historia siguió su curso y los diferentes acontecimientos fueron atravesando a la Dirección Nacional de Vialidad que desde el momento de su creación hasta la actualidad cumplió con la función de construir y conservar caminos, promover el progreso, aunar culturas y unir al suelo argentino.

Puente sobre el río Collón Curá

Fue otra emblemática obra realizada en el territorio, se inauguró en 1967 y perduró hasta 1993 en que fue reemplazado por el Embalse de Piedra del Águila.

El trabajador vial “La Filomena”

La labor de los viales es incesante, su esfuerzo es sostenido, su día a día transcurre a merced de las inclemencias del tiempo. Todos ellos, en las más recónditas soledades, hacen y han hecho Patria desde los inicios mismos de nuestro país.

El trabajador vial de aquellas épocas era un hombre especial, su vida transcurrió trabajando en comisiones a la intemperie, donde se abrían picadas, se cruzaban arroyos a pie con el teodolito al hombro.

En la camioneta o camión no faltaba “La Filomena”, un cajón cosechero que siempre estaba provisto de salamín y queso para hacer una picada en lo alto del camino. Tampoco faltaban los asaditos a la vera de la ruta. Parece que un chofer, Joaquín García, llamó con ese nombre de mujer a aquellos cajones con provisiones para los largos días de campo.

Noventa y cuatro años de planear, proyectar, construir, mantener y conservar rutas

Cuando la Dirección Nacional de Vialidad festejó sus 75 años de vida en 2007, en el Distrito 12 se celebró con un gran agasajo y cena de homenaje en el salón de la Asociación Española de esta ciudad.

Antiguos expedientes

En dos entrevistas a Elbio Pintos, Jefe de Administración de esta institución,- en el momento de la entrevista - nos manifestó que él llegó a esta ciudad en 1975 y que no obraron en esa Dirección antecedentes para reconstruir la historia del distrito 12.

Podemos imaginarnos las tareas de este Distrito 12 a través de la única documentación histórica obrante en esa oficina. En él se aprecian trámites gestionados en esa Delegación y los distintos Ingenieros Jefes de la sucursal.

He aquí unos ejemplos:

-1938. Era el Jefe de la 12º Sección el Ingeniero Pablo Cantaluppi; se realizaban trámites de expropiación.

-1940. Data una nota elevada por el ingeniero Vicencio A. Pérez al entonces Gobernador Pilotto.

-1941. Era Jefe del Distrito el ingeniero Luis C. Verga.

-1942. A través de las notas archivadas se ve la preocupación de realizar un Plan de Obras inmediatas para el Territorio neuquino. Por ej. Tramo Neuquén-Zapala, futura Ruta 22.

-1943. Era el Jefe de Distrito el ingeniero Roque A. Di Paola.

-1944. Una nota a la central de Vialidad Nacional con el objetivo de solicitar autorización para prolongar la pista de aterrizaje en Neuquén.

-1944. En juicios de expropiación labrados en este Distrito actuaba el Juez Letrado Juan Julián Lastra, un hombre importante de la historia neuquina como letrado y como escritor.

Con fecha diciembre de 1945 se dejó constancia de gestiones relativas al local ocupado por la seccional, lo que iba a devenir en juicio de desalojo.

Ya en 1945 en el gobierno de Bartolomé A. Peri se solicitó permiso para instalar depósitos secundarios de reserva de material de vialidad en este territorio Nacional. Se solicitó disponer de una hectárea de terreno en Chos Malal, Zapala, Catan Lil y Neuquén próximo al puente sobre el río Neuquén.

En 1946 se trataban temas como el camino internacional a la República de Chile desde Zapala.

puente carretero historia.jpg

La apertura de caminos hacia la vecina república chilena era tratado con mucho afán debido a que traería importantes beneficios económicos para nuestro país, como el caso del Sr. Zanghellini, que pensaba explotar una mancha boscosa en la zona chilena de Icalma para introducir a la Argentina un número de 250.000 pulgadas anuales de pino araucaria aserrado. Pero esta posibilidad quedaba condicionada al estado del camino de Paso del Arco a Zapala.

También vemos en los expedientes el interés del Comando de la 6ta. División del Ejército la solicitud de reparación del camino de “Estancia Pulmarí” a Balsa Baca, Lago Aluminé.

Ya en 1946 era director del Distrito 12 el ingeniero Roger G. Carreras.

En 1947 el Estado Mayor General del Ejército solicitó colaboración a Vialidad Nacional para facilitar a los comandos de las regiones fronterizas, la preparación anual del plan de vigilancia y protección de fronteras.

La Dirección Nacional de Vialidad tiene como objetivos, entre otros:

-Aprovechamiento del conocimiento de la zona, con el consiguiente beneficio para los estudios y proyectos en el territorio.

-La conservación de la Red y solución de problemas que afecten su transitabilidad.

La autora de la nota agradece los aportes orales que nos brindaron Miriam, Mario Jara, Oscar Termes, Cecilia, entre otros, que nos ayudaron a reconstruir esta historia. Es imposible enumerar a todo el personal que trabajó y trabaja en la institución. A todos, nuestro agradecimiento.

El emblemático monolito recordatorio que marca el kilómetro 0 de nuestro país está emplazado frente al Congreso de la Nación.

Actualmente transita sus 92 años de vida, emblemática institución que abriera caminos a estos lejanos territorios nacionales en variadas ocasiones olvidados que se han convertido en pujantes ciudades.

El Distrito 12

La reconstrucción de la historia de la instalación de Vialidad Nacional en Neuquén es dispersa, no existen datos fehacientes que atestigüen el momento en que se instaló en la capital del entonces territorio nacional.

Lo que sí se puede asegurar es que fue preocupación de los gobernadores territorianos la apertura de caminos, teniendo en cuenta el aislamiento de los territorios del resto de la República. Como ejemplo tomemos la mención que hace el Gobernador Rawson, a fines del siglo XIX, para la apertura del camino entre Mendoza y Ñorquin; también fue su propósito prolongar el camino desde Chos Malal hasta Chile por Pichachén, entre otras.

En sus inicios, el Distrito 12 funcionó en un local ubicado en la segunda cuadra de la calle Córdoba de esta capital, propiedad de don Armando Vidal, administrador de la Compañía Nueva España, sociedad oficial para la venta de las tierras de este territorio nacional.El Contador Carlos “Cacho” Vidal, hijo de don Armando, nos confirmó este dato.

El Distrito comenzó a funcionar en la década del 50 en su flamante edificio, construido en la manzana delimitada por las calles Alderete, Tucumán, Entre Ríos y Talero.

El testimonio más importante es la fotografía del edificio que muestra el escenario del Neuquén de ayer; observemos las calles con la vegetación agreste y comparémoslo con el paisaje actual, donde el urbanismo rodeó al antiguo inmueble.

Es importante recordar que el Dr. Víctor Ahualli –médico radicado en esta capital en el siglo XX- fue galeno de la institución durante muchos años.

El Puente Carretero

Una de las obras más importantes que se inscriben en la historia regional fue la construcción del Puente Carretero que une la capital de la Provincia del Neuquén con la localidad rionegrina de Cipolletti: su piedra fundamental fue colocada en 1935 cuando era gobernador del Territorio el entonces coronel Enrique Pilotto. Fue inaugurado el 20 de febrero de 1937- con un asado popular como lo establecen los diarios de la época- y esto facilitó la comunicación entre los pueblos.

Antes de su construcción se cruzaba el río, que separa a ambas ciudades, en balsa o caminando por el puente ferroviario que había sido inaugurado a principios del siglo XX. Lo construyó la Empresa GOP.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario