El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana feria

Hartos y desesperados por una feria ilegal en el barrio Gran Neuquén Sur

Los vecinos del sector conviven con una feria ilegal desde hace cuatro años, donde se roban los canastos, feriantes hacen sus necesidades en los paredones y bloquean el tránsito.

Vecinos del barrio Gran Neuquén Sur están hartos de una feria ilegal que se instaló hace cuatro años en una plaza muy cercana al Hospital Heller, por calle Colibrí. "Está complicada esa zona, siempre con problemas de convivencia. Los vecinos del lugar viven un calvario. No están en contra del trueque, sino de la situación desesperante que viven con la feria al lado de sus casas", comentó Rubén Guichaqueo, el presidente de la vecinal, en diálogo con LMNeuquén.

Es una problemática que lleva tiempo. De la mano de la feria, los vecinos advierten que la inseguridad es cada vez mayor. Pueden robar desde un medidor de luz, hasta un vehículo, y con bastante frecuencia.

"Hace cuatro años, tenemos reuniones con el presidente de la vecinal de la gestión anterior y de la actual. También con el subsecretario de Economía Social, Claudio Vázquez, y referentes del Consejo de Seguridad, como Marcelo Inaudi. Todo lo que hemos hecho es en vano. Se ve que es un tema que se está abordando, pero que no ha dado ningún tipo de resultado", manifestó Gisela Fassi, otra vecina del barrio.

Feria de calle Godoy casi Hospital heller (3).JPG

Los vecinos más afectados por esta situación han elevado reiteradas notas al municipio, con la expectativa de que pueda resolver la problemática. Pero ya no saben qué más hacer y a quién reclamar. Ahora, van a mandar un comunicado dirigido al intendente Mariano Gaido "para que se haga cargo de esta situación porque nosotros ya no, no podemos vivir tranquilos en el barrio", manifestó la vecina consultada en declaraciones radiales.

La feria se instala los martes, jueves y sábados. Los primeros vendedores llegan alrededor de las 5 de la mañana. "Escuchamos como clavan los gacebos y ponen música alta. Tiran los canastos, rompen las veredas... ", aseveró. Y no hay respuesta por parte del municipio y la Policía.

Feria de calle Godoy casi Hospital heller (8).JPG

Un playón para mudar la feria

Supuestamente, se está realizando un playón para mudar la feria, pero no saben dónde. "Queremos dejar en claro que nosotros no estamos en contra de la actividad. Lo único que queremos, es que la reubiquen en un espacio adecuado, con una instalación eléctrica adecuada, con baños y el espacio necesario. Parece que esta gente no está de acuerdo ni se puede hablar. No respeta al vecino, directamente. Es casi imposible hablar. Siempre terminamos discutiendo. Hemos sufrido agresiones. Tiran piedras y huevos, vomitan en la vereda. Hacen sus necesidades en los paredones, están destrozando la plaza, lamentablemente, y nadie se hace responsable", comentó la mujer.

La problemática no es aislada, ya que en otras plazas del Oeste pasa algo parecido. "Muchísima gente viene de todos lados y, con ello, también llegan los amigos de lo ajeno. De hecho le pasó a un vecino que le robaron su canasto, fue a la feria, y lo estaban vendiendo. Llamó a la Policía y no supo qué hacer. No hizo nada, lamentablemente; no pudo recuperar el canasto. Estamos muy cansados", relató.

Feria de calle Godoy casi Hospital heller (4).JPG

Los vecinos saben que la feria se está organizando para cobrar los puestos y con el dinero recaudado poner baños químicos. Sin embargo, todavía no hay nada en concreto, de modo que algunos siguen realizando sus necesidades en los paredones de las casas lindantes a la feria.

"No está habilitada por la Municipalidad. La Secretaría de Economía Social ha venido a hablar con ellos para trasladarlos a otro lugar que esté habilitado. Pero la realidad que vivimos y vemos, es que hay cada vez más gente y no se puede circular. El tránsito es un caos, por lo general a partir del mediodía. También se dificulta la salida de vehículos de los vecinos", advirtió.

Un caso dramático fue el de una vecina que tenía principio de ACV y no podía sacar su auto porque otros vehículos le obstruían el paso. Apeló entonces a los feriantes, y se le rieron en la cara. "Tuvo que sacar el auto como pudo con la ayuda de otra vecina y por la vereda, así que imagínense la situación que estamos viviendo y atravesando", agregó.

Para los vecinos, no se trata solo de vivir inseguros. También apuntan a la falta de respeto de la gente que es ajena al barrio. "No les importa el prójimo", indicó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario