El clima en Neuquén

icon
Temp
100% Hum
La Mañana Día de la memoria

Las cifras de la represión en Neuquén y Río Negro

De las 390 personas detenidas, 54 están desaparecidas, y más del 50% de los secuestrados eran jóvenes entre los 20 y 29 años, según un informe del Observatorio de Derechos Humanos de la provincia. Entre las 5 personas nacidas en cautiverio, dos aún no recuperaron su identidad.

De las 390 personas que fueron detenidas en Neuquén y Río Negro durante la última dictadura cívico militar, 54 permanecen desaparecidas, según un informe del Observatorio de Derechos Humanos de la subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia de Neuquén. El observatorio realizó el registro de personas que estuvieron detenidas desaparecidas entre los años 1974 y 1983 en Norpatagonia, más precisamente en la denominada Subzona 52 o bien que residieron allí previa a su detención en otro lugar.

Las localidades donde ocurrieron las detenciones se encontraban en la jurisdicción del Comando de la Subzona de Seguridad 5.2, cuya conducción estaba a cargo del Comando de la Brigada de Infantería de Montaña VI, con sede en Neuquén Capital, y que comprendía la totalidad de la provincia y gran parte de Río Negro.

Esta subzona, a su vez, era parte de la Zona de Defensa Militar 5, una de las jurisdicciones creadas para organizar la represión en el país. Dependía del Comando de Cuerpo de Ejército V, con asiento en Bahía Blanca y con jurisdicción en el sur de la provincia de Buenos Aires y la Patagonia. Por eso no es casual que las víctimas que luego desaparecieron hayan sido trasladadas a la “Escuelita” de Bahía Blanca”, uno de los principales centros clandestinos de detención de la Zona 5.

MADRES CON CARTELES.jpg
Mas del 50 por ciento de las personas al momento de su detención eran jóvenes entre los 20 y 29 años, y un 17 por ciento tenía entre 30 y 34 años.

Mas del 50 por ciento de las personas al momento de su detención eran jóvenes entre los 20 y 29 años, y un 17 por ciento tenía entre 30 y 34 años.

El informe señala que del total de detenidos en la Subzona 5.2, 336 personas recuperaron su libertad. Además, en otros lugares del país, 31 personas que habían residido en la región permanecen desaparecidas, 8 recuperaron su libertad y 25 fueron asesinadas, ya sea resistiéndose a ser detenidos o fusilados en enfrentamientos fraguados luego de su detención. En cuanto a esto último, desde el Observatorio aclararon que este dato ha sido difícil de recabar ya que sólo pudo obtenerse a través del testimonio de otros ex detenidos desaparecidos de la subzona.

La gran mayoría de las personas detenidas eran varones, 82 por ciento. “Esto podría vincularse con que la participación de las mujeres en las organizaciones armadas de la época, en los frentes de masas, en la política institucionalizada y en el acceso a roles dirigenciales, era menor que la de aquellos”, explicaron.

Agregaron que en muchos casos las militantes se incorporaron a la vida pública con sus parejas, “pero con funciones que no distaban de aquellas que tenían en sus hogares (por ejemplo, el cuidado de los hijos), lo que obstaculizaba su dedicación y crecimiento en la actividad militante".

Mas del 50 por ciento de las personas al momento de su detención eran jóvenes entre los 20 y 29 años. Le siguen un 17 por ciento que tenía entre 30 y 34 años. El resto de los grupos etarios no alcanza el 10 por ciento de la población en cuestión.

la-escuelita-neuquen.jpg
La Escuelita, que funcionó durante la dictadura militar en el fondo del Batallón de Ingenieros de Construcciones 181, fue uno de los centros clandestinos de detención donde se alojaron la mayor cantidad de detenidos.

La Escuelita, que funcionó durante la dictadura militar en el fondo del Batallón de Ingenieros de Construcciones 181, fue uno de los centros clandestinos de detención donde se alojaron la mayor cantidad de detenidos.

Por otra parte, el 28 por ciento de las personas detenidas en Neuquén y Río Negro eran obreros al momento de los hechos. Se pudo identificar que ejercían trabajos como el de albañil, jornalero, pintor, entre otros. En tanto, el 3 por ciento eran trabajadores hidrocarburíferos, actividad que en esa época fue perseguida por su fuerte organización sindical vinculada a reclamos por mejoras en las condiciones laborales.

Según la investigación otro grupo que fue muy perseguido durante la dictadura militar fue el de las personas que se nucleaban en el ámbito universitario, como los estudiantes (19% de las personas detenidas), docentes (4%), y no docentes (3%). Estudiantes de las carreras de Servicio Social, Ciencias de la Educación, Letras, Economía e Ingeniería fueron víctimas de la represión del Estado y muchos de ellos trabajaban en la universidad como no docentes.

También fueron varios los docentes universitarios detenidos y luego cesanteados. “Esto último fue justificado a través de falsas inasistencias que la burocracia de la época fraguó contra dichos docentes; es decir, les imputaban inasistencias por los días que se encontraban detenidos. Incluso, en el caso de quienes pudieron retomar sus trabajos luego de la llegada de la democracia, sus años de antigüedad no siempre fueron reconocidos inmediatamente”, precisaron desde el Observatorio.

Uno de los grupos más perseguidos durante la dictadura militar fue el de las personas que se nucleaban en el ámbito universitario, como los estudiantes, docentes y no docentes. Estudiantes de las carreras de Servicio Social, Ciencias de la Educación, Letras, Economía e Ingeniería fueron víctimas de la represión del Estado.

Un 12 por ciento de los detenidos eran profesionales, entre los que se encontraban abogados, médicos, ingenieros, geólogos y psicólogos. Cerca del 10 por ciento docentes de nivel primario y secundario, comerciantes y administrativos, . En menores porcentajes se pueden mencionar a funcionarios del poder ejecutivo y legislativo (5%), técnicos y estudiantes secundarios (3%).

pedro maidana.jpg
Pedro Maidana fue secuestrado el 14 de junio de 1976 de la escuela secundaria de Plaza Huincul donde estudiaba. Fue torturado en cárceles federales de Neuquén y Rawson y en los centros clandestinos de detención

Pedro Maidana fue secuestrado el 14 de junio de 1976 de la escuela secundaria de Plaza Huincul donde estudiaba. Fue torturado en cárceles federales de Neuquén y Rawson y en los centros clandestinos de detención "La Escuelita" que funcionaron en la capital neuquina y Bahía Blanca.

Espacios de militancia

Muchas de las personas que fueron detenidas y desaparecidas los unía el espacio en el que desarrollaban su militancia. En el informe se aclaró que “entendemos la categoría de militancia a la voluntad de transformación de la sociedad hacia un horizonte más igualitario, expresadas en acciones concretas que comprenden desde la difusión de ideas o el trabajo barrial, hasta la lucha armada y los distintos espacios de construcción política que la última dictadura buscó eliminar”.

La mayoría de las personas que pudieron registrar en la investigación militaban en la Juventud Peronista (23%), seguido del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT)-Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), 19 por ciento y Montoneros (18%). El 12 por ciento eran sindicalistas, el 8% se identificaba con otras ramas del peronismo, el 8% tenía militancia religiosa y un 7% barrial. Los porcentajes están calculados sobre un total de 231 personas de las que se posee el dato de militancia.

Cabe señalar que algunos espacios de militancia no eran excluyentes entre sí, por lo tanto, algunas personas que participaban en la Juventud Peronista desarrollaban al mismo tiempo actividades religiosas o de militancia barrial o sindical. Lo mismo ocurría con quienes desarrollaban su militancia en el PRT.

La mayoría de las personas detenidas desaparecidas militaban en la Juventud Peronista (23%). El 19 por ciento en el PRT-ERP y Montoneros (18%).

Dónde fueron secuestrados

El informe del Observatorio de Derechos Humanos utilizó la categoría “operativo” para agrupar las detenciones ocurridas entre 1974 y 1983 en la subzona 5.2. Se puede mencionar que previo al mes de marzo de 1976 ya habían ocurrido varios operativos de secuestro. En agosto de 1975 en el barrio Sapere fueron detenidas 7 personas (otras 4 un año después), quienes luchaban por la construcción de viviendas y por el funcionamiento de comedores comunitarios. Cinco de ellos continúan desaparecidos.

En septiembre de 1975, catorce exiliados chilenos de la dictadura de Augusto Pinochet fueron detenidos en un refugio de Cipolletti, creado en el marco de una red nacional con la participación de iglesias cristianas, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Estado.

En diciembre de 1975 en Pampa del Malleo, una localidad cercana a Junín de los Andes, detuvieron a cinco maestros rurales de la escuela hogar Mamá Margarita y al sacerdote Antonio Mateos. También, en ese mes, fueron detenidas 8 personas de Cutral Co, en su mayoría abogados y personas cercanas a ellos que defendían a militantes de diferentes espacios.

En marzo de 1976 fueron detenidas 100 personas y el 26 de ese mes se intervino el Concejo Deliberante de General Roca y se detuvo a 7 concejales peronistas.

En mayo fueron detenidas 5 personas vinculadas a la capilla del barrio Bouquet Roldán de la ciudad de Neuquén. Del 9 al 15 de junio se desplegó el operativo PRT-ERP con el objetivo de desmantelar y aniquilar el accionar de esta organización. El operativo comenzó en Neuquén y finalizó en Cutral Co, con un total de 32 personas secuestradas, de las cuales 10 permanecen desaparecidas.

En 1977, la localidad de Cutral Co sería escenario de otro operativo para detener a 8 militantes, vinculados al PRT-ERP y a la Juventud Peronista.

En junio de 1979 se realizaron tres detenciones con motivo de la visita de Jorge Rafael Videla a San Martín de los Andes para la celebración del centenario de la llamada “Conquista del Desierto”.

El régimen de detenciones tuvo duraciones en el tiempo muy variadas. Unas 168 personas estuvieron detenidas menos de un mes, 54 menos de un año y 34 más de un año.

En relación a los lugares donde estas personas permanecieron detenidas, se pudo identificar 27 centros clandestinos de detención en la Subzona 5.2 en el que se incluyen comisarías, cárceles y otros establecimientos que operaban clandestinamente.

Entre las 5 personas nacidas en cautiverio durante la dictadura en la región, dos aún no recuperaron su identidad. Son los hijos/hijas de los detenidos desaparecidos Raúl Metz y Graciela Romero, y de Susana Grynberg.

El historiador Pablo Scatizza, autor del libro "Un Comahue violento. Dictadura, represión y juicios en la Norpatagonia argentina", puntualizó que la clandestinidad funcionaba en esos lugares "no como instalaciones secretas sino en relación a la forma en que se mantenía allí a los detenidos”. Tal es el caso de las comisarías de Cipolletti, Cutral Co, San Martín de los Andes o Bariloche donde se efectuaban torturas e interrogatorios.

En tanto, la U9 de Neuquén y La Escuelita, que funcionó durante la dictadura militar en el fondo del Batallón Batallón de Ingenieros de Construcciones 181, fueron los lugares donde se alojaron a la mayor cantidad de detenidos (233 y 64 personas, respectivamente). Mientras que 42 personas pasaron por la Comisaría 4 de Cipolletti y un número similar (41) por la delegación de la Policía Federal en la capital neuquina.

Los otros lugares donde permanecieron detenidos fueron la Comisaría 14 de Cutral Co (18 personas), Comisaria 1 de Neuquén y Jefatura de Policía de la Provincia de Neuquén y Alcaidía de Neuquén (14), Escuela de Instrucción Andina de Bariloche (13), Alcaidía de General Roca (9), Comisaría 23 de San Martín de los Andes (9), Comisaría 2 de Bariloche (6), U5 de General Roca (6), Comisaría 7 de Plottier (5), Regimiento de Infantería de Montaña y Grupo de Artillería de Montaña 6 de Junín de los Andes (5), Brigada de Investigaciones de la Policía de Neuquén (5), Comando VI Brigada de Infantería de Montaña (4), Escuadrón 33 San Martín de los Andes de Gendarmería Nacional (4), Comisaría 25 de Cinco Saltos (3), Comisaría 2 de Neuquén (3), Batallón de Ingenieros de Construcciones (2), Comisaría 9 de Catriel (2), Escuadrón 35 “El Bolsón” de Gendarmería Nacional (2), Gendarmería de Neuquén (2). En tanto, en la Comisaría 6 de Allen, Escuadrón 30 de Chos Malal de Gendarmería Nacional, Regimiento de Zapala, Comisaría 12 de El Bolsón y Comisaría 6 de Plaza Huincul, hubo una persona detenida desaparecida en cada una de estas.

Por otra parte, muchos detenidos sufrieron traslados a otros centros clandestinos dentro como fuera de la Subzona 5.2, en su mayoría fueron llevados a la U6 de Rawson y al centro clandestino de detención y torturas "La Escuelita" de Bahía Blanca, que pertenecieron a la zona 5.

graciela romero.jpg
Graciela Romero y Raúl Metz fueron secuestrados el 16 de diciembre de 1976 Cutral Co. Graciela, de 24 años, estaba embarazada y dio a luz un varón en abril de 1977 mientras permanecía en cautiverio, que se encuentra desaparecido al igual que sus padres.

Graciela Romero y Raúl Metz fueron secuestrados el 16 de diciembre de 1976 Cutral Co. Graciela, de 24 años, estaba embarazada y dio a luz un varón en abril de 1977 mientras permanecía en cautiverio, que se encuentra desaparecido al igual que sus padres.

Personas nacidas en cautiverio

El informe del Observatorio de Derechos Humanos puntualizó que, entre las 5 personas nacidas en cautiverio, dos aún no recuperaron su identidad. Son los hijos/hijas de los detenidos desaparecidos Raúl Metz y Graciela Romero, y de Susana Grynberg. Las tres restantes, son hijos/hijas de ex detenidos desaparecidos: Natalia Cantero, hija de Nelly Curiman; Eva Rave, hija de Silvia Horne; y Juan Sebastián Villareal, hijo de Alicia Luna y Oscar Andrada.

Además, seis niños fueron detenidos junto a sus padres como los casos de Marina Ubaldini, hija de Eduardo Ubaldini y María de Luján Gómez; Martín Miguel Mellado, hijo de Onofre Mellado; Patricia Blanco y Martín Blanco, hijos de Norberto Blanco y Silvia Barco; Diego Andrada, hijo de Alicia Luna y Oscar Andrada; y Carlos González, hijo de María Eugenia Fernández.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario