El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana huellas dactilares

Las huellas dactilares mandan a prisión a un violento asaltante

Nicolás Zerene fue condenado a ocho años de prisión por un asalto cometido en Ferri. Contaba con numerosos antecedentes delictivos. Un cómplice aún no fue identificado.

La tarde del 26 de julio de 2022, una vecina de Ferri escuchó que alguien golpeaba repetidamente la puerta de su casa. Cuando abrió no pudo evitar que le dieran un empujón y se metieran a la fuerza dos ladrones. Menos que uno de ellos le diera un fuerte culatazo en la frente con un arma de fuego tipo revólver color gris con empuñadura negra.

Una vez en el interior y con la víctima reducida, le ordenaron “dame la guita”, por lo que ella les entregó $400 que tenía en su billetera y luego les señaló una lata de perfume, donde su padre guardaba otra suma de dinero.

Uno de los delincuentes, identificado como Nicolás Alfredo Zerene, tomó la caja metálica y se apoderó de entre 20 mil y 30 mil pesos, además de dos teléfonos celulares, para luego escapar.

Los investigadores lograron reunir evidencias que ubicaban a Zerene como sospechosos del atraco.

Sin embargo, su participación quedó confirmada cuando los peritajes determinaron que en la lata donde encontraron el grueso del botín, Zerene dejó sus huellas dactilares marcadas, lo que se convirtió en una prueba clave para quedar involucrado en el hecho.

Zerene fue imputado por el delito de “robo agravado por el uso de arma de fuego”, y quedó en prisión preventiva en la cárcel de General Roca. Mientras que su cómplice hasta el momento no pudo ser atrapado.

En el avance del proceso, el fiscal Jefe Santiago Márquez Gauna propuso cerrar el caso en un juicio abreviado e imponerle al acusado cinco años de prisión de cumplimiento obligatorio.

huellas.jpg

Pero como tiene antecedentes penales computables, ya que en febrero de 2019 lo habían sentenciado a cuatro años y seis meses de cárcel por una sumatoria de delitos, ofreció unificaron el castigo en ocho años tras las rejas y la declaración de tercera reincidencia.

El acusado aceptó el juicio abreviado y la sanción planteada por Márquez Gauna, lo que involucró el reconocimiento de que había cometido el asalto. Su abogada defensora avaló el acuerdo, mientras que la víctima no presentó objeciones.

El tribunal conformado por Julio Sueldo, Guillermo Baquero Lazcano y Sonia Martín avaló lo convenido por las partes y dictó el fallo como lo habían consensuado.

Evidencia clave

Cuando Zerene tomó la caja de perfumes no tuvo en cuenta que la marca de sus dedos descubiertos lo comprometerían con el asalto. Junto con el testimonio de la víctima sobre las características ya contextura física de los ladrones fueron la clave para sostener la acusación.

Sucede que en el recipiente de metal dejó sus huellas dactilares. Los peritos encontraron dos rastros aptos para el cotejo, y una de ellas arrojó que coincidió con la impresión digital de Zerene.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario