El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana Moquehue

¿Qué hace un monstruo con alas en el fondo del lago Moquehue?

Se trata de una escultura felina con alas que mira hacia la superficie. Una especie de gárgola. También está la cabeza de un buda sumergido. Por qué están ahí y qué se viene más adelante. Todos los detalles en esta nota.

Si te agarra desprevenido, capaz que te llevás el susto de tu vida. Nadie se espera encontrar en las profundidades de un lago la escultura de una leona con alas gigantes que mira hacia arriba, como si fuera a salir volando, con colmillos terroríficos y garras de piedra. Parece surgida de una pintura surrealista. Pero existe. Es una obra de arte monstruosa. Bella, salvaje, única. Y está sumergida a unos seis metros del lago Moquehue.

Mide 1,80 metros aproximadamente y desde sus costados le nacen dos tremendas alas. Por eso se asemeja bastante a una gárgola, como una figura fantástica o mitológica que adorna las iglesias y catedrales. Nacida de la imaginación de un artista o de varios. Acá embellece el fondo de un lago, sobre todo cuando el sol muere con la tarde en el oeste y los últimos haces de luz iluminan de lleno su cara monstruosa.

Podés pasar en canoa y ver el monstruo desde arriba con mucha nitidez o zambullirte y descubrir hasta el último detalle. Las garras con piedras del río Limay o bien abajo, donde tiene las mamas de una criatura protectora que alimenta a sus crías, algo así como la loba capitolina de Roma que alimenta a los niños que encontró y crió como una madre, según cuenta la leyenda de la mitología romana.

Gárgola monstruo 01.jpeg

¿Es un secreto, el tesoro escondido de viejos pobladores o la ocurrencia de un excéntrico? Nada de eso. En si misma, podría ser un espectáculo asombroso. Pero el monstruo con alas fue una idea que fue creciendo en la cabeza de varias personas, con el fin de que se convierta en un atractivo turístico.

Enfrente del lago hay un centro de buceo (Patagonia Diving), y los turistas y vecinos que se zambullan por primera vez en las aguas del Moquehue podrán en adelante conocer de cerca el monstruo alado que encargó a un grupo de amigos de Neuquén. "Es increíble cómo se ve cuando el sol se pone en el oeste y le pega en la cara. Una belleza. Es una gárgola con cuerpo y cabeza de leona. Y tiene alas, como si fuese un monstruo que vuela", contó Sebastián Peri, el zapaleño a cargo del centro de buceo que hace más de 30 años vive en Moquehue y tuvo la buena idea de darle valor agregado al lago.

Misterio en Moquehue.mp4

El primer boceto era una esfinge con cuerpo de animal y cara humana. Pero la idea fue mutando. "Yo quería algo más salvaje, y quedó así, como la gárgola de una leona", reveló Peri.

Pesa alrededor de 400 kilos y su estructura está hecha de hierro y hormigón. Se ubica a unos 40 metros de la costa y no está sola. También está la parte de un buda. Fue una obra anterior que Peri encargó a otro escultor. Fallaron los materiales y no prosperó, pero se rescató la cabeza (de 70 centímetros de alto por 50 de ancho), la que fue enterrada muy cerca de la gárgola felina.

Gárgola monstruo 03.jpeg

Falta que la bauticen, y para eso es muy probable que Peri apele a las redes sociales con el fin de que los usuarios sugieran un nombre. Mientras tanto, adelantó que no será la única escultura que se sumerja en el lago. Es que tiene la idea de convertir el lugar en una especie de parque temático que sume otras creaciones y conviva con el hábitat natural repleto de carpas, truchas y araucarias caídas. Otros puntos de buceo llevan a una isla que está a tres minutos en lancha, donde la visibilidad alcanza y supera los 20 metros.

Respecto a la idea del parque, Peri ya estuvo conversando con los artistas involucrados sobre la idea de hacer algo más autóctono. Hay mitos sobre el agua y la zona por si misma es muy significativa en todo lo que tiene que ver con la cultura mapuche. Por eso es probable que la próxima obra vaya por ese lado.

"Se me ocurrió que podía estar bueno sobre todo porque estamos en contra de que la gente tire chatarra. Es una aberración para el lago. Por eso la idea de generar un atractivo turístico que combine el arte y la naturaleza, no contamine y cuide al lago", cerró Peri.

Gárgola monstruo 04.jpeg

La referencia del minotauro

Fue así que encargó el trabajo a un colectivo de artistas y colaboradores oriundos de Neuquén (autodenominados compañía inminente en redes), los mismos que debutaron con un minotauro en el lago Mari Menuco. Hay que decir que aquello fue algo más lúdico en sus inicios. Con la difusión, alcanzó una dimensión inesperada, y ahora con la gárgola ya podemos hablar de una obra hecha por encargo.

El minotauro es una esfinge humana con cabeza de toro que está ubicada a seis metros de la costa y a cuatro de la superficie del Mari Menuco. Mide 2,40 metros de alto y pesa 250 kilos. Tiene sus dos cuernos y esconde, detrás de un candado, su corazón como una caja fuerte.

Minotauro Mari Menuco Escultura Agua (1).jpeg

Los artistas se inspiraron en otra obra de cemento mucho más pequeña -con forma de cabeza- que encontraron en el espejo de agua y corresponde a otra persona. Amantes de los deportes extremos, hicieron apnea para descubrir este tesoro escondido y volvieron luego con ganas de dejar otras obras como una figura geométrica, un pumita y una medusa de cerámica. "Si te gusta bucear está bueno, se vuelve algo surrealista", dijeron.

El año pasaron fueron por algo más grande, y así fue que realizaron el minotauro, en 2021, y ahora la gárgola, ya por encargo. ¿Cómo hicieron para llevar hasta el fondo de las aguas tremendas esculturas?

Te lo contamos en una segunda entrega...

Esculturas Mari Menuco.mp4

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario