El clima en Neuquén

icon
17° Temp
63% Hum
La Mañana Wim Hof

Sumergirse en agua helada, una técnica que llegó a Neuquén

Federico Gerlero, el primer instructor de Wim Hof de Neuquén brindará una capacitación para que más personas puedan conocer los beneficios de esta práctica.

La necesidad de vivir más fuertes y saludables es una sensación que cada vez más personas sienten y si bien hay muchas maneras de llegar, como comer sano y variado y hacer ejercicio, también se suman a eso distintas prácticas que pueden ayudar mucho a cumplir con ese objetivo. En este último espectro es que aparece el método Wim Hof, una técnica desarrollada por un atleta de los Países Bajos que ya cuenta con su primer instructor en Neuquén: Federico Gerlero.

El neuquino de 31 años es un fanático del deporte y la naturaleza y hace un par de años conoció esta práctica que lo ayuda en su bienestar y para la que más tarde tuvo la oportunidad de instruirse con un curso en España, y que desde este fin de semana empieza a compartir en su provincia.

Según explicó Gerlero a LMNeuquén, la técnica Wim Hof consta de tres pilares: la respiración consciente, la exposición gradual al frio y la mentalidad. Este método promete un montón de beneficios a corto y mediano plazo, como el fortalecimiento del sistema cardiovascular, la normalización de los niveles de presión sanguínea y el incremento de la energía.

Federico Gerlero - Wim Hof -2.jpg

"Resetea la química del cuerpo, bajando la acidez y haciendo la sangre más alcalina. Baja el nivel de estrés y ansiedad, alivia los síntomas de la depresión y fatiga. Incrementa el foco y la conexión con el aquí y ahora. Aumenta la adrenalina y la dopamina, serotonina. Se normalizan los niveles de cortisol, la hormona del estrés, potencia el sistema inmune y aumenta el número de glóbulos blancos. Baja la inflamación aguda y crónica. Significa vivir más felices, fuertes y saludables", aseguró este joven.

El Wim Hof es una práctica que se empezó a enseñar hace unos 8 años y nació de la mano de un hombre que la bautizó con su nombre. En Países Bajos se comenzó a compartir en su idioma y luego se sumó el inglés. El curso que hizo el neuquino duró un año de manera virtual y la última parte se realizó en España donde compartió la búsqueda de este conocimiento con 70 personas de 28 países distintos, la mayoría estadounidenses, en menor medida europeos y tres latinoamericanos.

En aquel país Gerlero se sumergió en aguas de lagos congelados para lo que necesitó de una respiración muy profunda donde el cuerpo y la mente llegan al límite.

metodo 1.jpeg

Es que para practicar este método es necesario, según contó el instructor neuquino, hacer respiraciones conscientes, de una manera especifica durante 40 veces bien profundo, inhalando de manera suave, luego se transita por una especie de apnea, donde se aguanta la respiración y luego llega una inhalación profunda y otra retención de 15 segundos. "A eso se le llama el protocolo de Wim Hof", indicó.

"Lo otro que hay que hacer es la exposición gradual al agua fria, se puede empezar a practicar en casa con una ducha, duchándonos con agua caliente como siempre y al final con agua fría", detalló.

Todas estas experiencias tendrán su primera vez en Neuquén, de la mano de un instructor local este sábado y domingo de 9 a 14. Aunque ya no hay más cupos, estos talleres se volverán hacer los meses siguientes y los interesados pueden revisar el Instagram para conocer nuevas fechas.

"Vamos a estar dando más talleres en cada mes, en abril vamos a repetir, quien no llegue o no pueda ahora podrá hacerlo durante el año. El objetivo es que puedan entender desde un lado teórico y también vivir la experiencia", explicó el instructor, quien además manifestó: "Buscamos que conozcan en profundidad cómo se siente respirar de cierta manera y la conexión entre cuerpo y mente y la exposición al frío".

La convocatoria a sumarse a este práctica es para todos, pueden acercarse personas sin conocimiento previo y la idea es que luego puedan llevar esta práctica a su vida cotidiana. "Esta práctica te da más fuerza, apuntamos a una vida más presente y en consecuencia más feliz", advirtió.

Federico Gerlero - Wim Hof.jpg

Gerlero explicó que al introducir el cuerpo en el agua helada este produce mecanismos de defensa y estimulación que va a cambiar la forma de trabajar del sistema circulatorio. El Wim Hof "también baja niveles de inflamación en todo el cuerpo, órganos, y algo que es muy interesante también es que va a subir nuestros niveles de adrenalina y dopamina, eso hace que se produzca un incremento de energía y nos vamos a sentir más motivados, más presentes gracias a la liberación de las distintas hormonas del cuerpo, baja nuestros niveles de stress y ansiedad", detalló este joven quien aseguró que él realiza esta práctica todos los días.

En cuanto a las enfermedades que puede ayudar a controlar el instructor mencionó a las enfermedades autoinmunes, problemas articulares, lumbares, artritis, todas las enfermedades relacionadas con inflamaciones y también síntomas de depresión, ataques de ansiedad y estrés.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario