El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana acantilado

Nuevo desprendimiento del acantilado alarma en Las Grutas

Ocurrió entre la Segunda y la Tercera Bajada, uno de los sectores preferidos por los veraneantes. No hubo heridos, porque fue de madrugada y no había nadie. Otra muestra de la fragilidad del murallón costero.

Volvió a registrarse un nuevo desmoronamiento del acantilado en Las Grutas. Es el segundo que se produce en pocos días y aumenta la preocupación, pues ya está en marcha la temporada turística y miles de visitantes llegaron al balneario para disfrutar las fiestas navideñas.

En esta oportunidad el evento ocurrió en una punta que sobresale entre la Segunda y la Tercera Bajada, uno de los sectores de playa más concurridos por los veraneantes. Sin embargo, no hubo que lamentar personas lesionadas, ya que afortunadamente sucedió entre la noche del miércoles y las primeras horas de este jueves.

Te puede interesar...

Los grandes trozos de roca, que cayeron cerca de una cueva y quedaron esparcidos en la arena, revelan -por su tamaño- que pudieron haber causado una tragedia si alguien hubiera estado cerca.

La semana pasada se produjo un desprendimiento de mucha mayor dimensión en la zona de la bajada llamada precisamente Los Acantilados, que se encuentra en el sector norte de la villa turística donde no concurre tanta gente como en el tramo entre la Primera y la Séptima bajada.

Derrumbe acantilado 1200B.jpg

Es ampliamente conocido que todo el murallón costero es frágil y que el riesgo de derrumbes es permanente. Lo confirman diversos estudios realizados a lo largo de los años que indican que la erosión del mar y el peso por las actividades humanas, como las construcciones y la circulación de vehículos, acrecientan la inestabilidad.

En los accesos a la playa y en los refugios de los guardavidas hay carteles que advierten el peligro al igual que los clavados en distintos tramos del barranco. Pero estos últimos los suele desprender el viento y el mismo mar cuando se muestra embravecido.

Según trascendió, el municipio de San Antonio tiene previsto reponer cerca de 120 carteles en los próximos días. Pero debido a lo quebradizo de algunas partes y la posibilidad de fijarlos con estacas, optarían por otras alternativas, como pancartas movibles.

Pese a todos los avisos, muchos veraneantes los ignoran y suelen instalarse al pie del barranco, en busca de su sombra.

Multitud de loros

Otro factor que debilita el acantilado son las cuevas que excavan los loros barranqueros que llegan en grandes cantidades en primavera, cuando nacen sus pichones.

Pero este año han notado una cantidad mucho mayor de ejemplares, causa que aún no han encontrado explicación.

Mauro Scalesa, jefe del equipo de Guardavidas, resaltó que en las últimas semanas han recogido una gran cantidad de pichones que no tienen capacidad para volar y caen de sus nidos.

Los mismos veraneantes les avisan cada vez que encuentran un ejemplar, y los guardavidas se encargan de protegerlos hasta que llegan los Guardia Ambientales.

“Todos los días nos llegan 6 o 7 loritos”, sostuvo Scalesa, quien subrayó que en esta oportunidad la población ha crecido notablemente.

También remarcó que sus cuevas pueden alcanzar una profundidad de dos metros, lo que contribuye a la fragilidad del acantilado.

Derrumbe acantilado 1200 C.jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario