Obama: "El destino de Cuba lo decidirán los cubanos"

Marcó sus diferencias con la isla en cuanto a democracia y DD.HH.

La Habana.- El presidente norteamericano, Barack Obama, subrayó ayer que "el destino de Cuba no será decidido ni por Estados Unidos ni por ninguna otra nación", sino que "lo definirán los cubanos y nadie más", aunque dejó claro que Washington "seguirá hablando en nombre de la democracia".
Al término del histórico encuentro a solas que mantuvo con su par Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución, Obama reivindicó "el diálogo constructivo para mejorar la vida" de ambos pueblos, y expresó que mientras discuten "las diferencias", La Habana y Washington "pueden seguir progresando" en los temas en los que tienen acuerdos.

También informó que tuvo una conversación sobre democracia y derechos humanos con Castro, y remarcó que aunque existen diferencias en los gobiernos, ambos van "hacia adelante", durante la rueda de prensa que compartieron en La Habana.

"Tenemos dos sistemas distintos de gobierno, tenemos diferencias, pero lo que le he dicho (a Castro) es que nosotros vamos hacia adelante, no vamos hacia atrás. No vemos a Cuba como una amenaza a los Estados Unidos. El hecho de que yo esté aquí abre un nuevo capítulo", aseguró el jefe de Estado norteamericano.

Obama insistió en que "el objetivo del diálogo no es que EE.UU. le diga a Cuba cómo hacer las cosas, sino que tengamos una conversación sincera y esperamos aprender uno de otro".

El presidente de Estados Unidos señaló que su histórica visita a Cuba representa "un momento de mucha emoción" tanto para él como para sus familiares.

"Mis hijas querían venir a Cuba porque comprendieron la belleza del pueblo. Nos sentimos emocionados por cómo nos recibieron y estamos muy agradecidos de haber experimentado ayer por la tarde La Habana", dijo el presidente estadounidense al iniciar su intervención en la rueda de prensa que daba junto al mandatario local, Raúl Castro.

Diálogo

Por su parte, el presidente de Cuba, Raúl Castro, ratificó la "predisposición al diálogo" iniciado con Estados Unidos, aunque dejó claro que ambos países mantienen "diferencias que no van a desaparecer" porque tienen "concepciones distintas sobre muchos temas, como la democracia, los derechos humanos, la justicia social y las relaciones internacionales".
En el Palacio de la Revolución, tras reunirse con Obama -parado a su lado-, Castro remarcó que la isla se opone "al doble rasero en materia de derechos humanos" y reseñó que le expresó al mandatario estadounidense su "preocupación por la situación de desestabilización que se intenta en Venezuela, inconveniente para el continente".

"No vemos en Cuba una amenaza para los Estados Unidos", dijo el presidente Obama luego del encuentro con Castro.

Pidió que EE.UU. levante el bloqueo

El presidente de Cuba, Raúl Castro, resaltó los avances en la normalización de las relaciones entre la isla y Estados Unidos, pero remarcó que se podría hacer "mucho más" si se levantara el bloqueo económico. "Reconocemos la posición del presidente (Barack) Obama y su gobierno contra el bloqueo y de los llamados que hizo al Congreso para que lo elimine", señaló Castro, quien insistió en que las medidas adoptadas "son positivas pero no suficientes".
"Intercambié con él sobre otras medidas que pueden tomarse y que puedan hacer su contribución para el desmantelamiento del bloqueo", agregó Castro.

Eludió hablar de presos políticos

Un corresponsal norteamericano enumeró una serie de preguntas y cuando le llegó el turno a Raúl Castro, éste se sorprendió por una de ellas sobre detenidos por disidencia política con el régimen: "¿La pregunta es para quién? ¿Para él o para mí?", dijo Castro. "Que haga una concreta. ¿Si hay presos políticos?", agregó, visiblemente incómodo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído