El clima en Neuquén

icon
27° Temp
21% Hum
La Mañana Caos

Obras a medias, el paisaje en Avenida del Trabajador

La calle está habilitada pero es peligrosa. Los vecinos se quejan.

Por Ana Laura Calducci - calduccia@lmneuquen.com.ar

Aunque el Municipio dio por terminada la obra vial del Metrobús, en la Avenida del Trabajador quedaron 14 cuadras a medio asfaltar, desde la rotonda de Gregorio Álvarez hasta la calle Colón. En ese trayecto hay hierros que sobresalen de la calzada, pozos con aguas servidas y no funcionan los semáforos, de modo que los autos circulan a toda velocidad. Para colmo, como dejaron un carril que no se puede usar, varios conductores se mandan en contramano.

Te puede interesar...

Los vecinos están molestos porque el Municipio habilitó el tránsito sin las medidas de seguridad mínimas y temen que algún chiquito sufra las consecuencias. “Esto es un peligro, con los hierros en punta, el pozo de las cloacas que hicieron al lado de mi casa y los autos que pasan muy rápido por cualquier lado”, se quejó Jennifer Toledo, vecina de Avenida del Trabajador y Manuel Rodríguez. Por las dudas, ella mantiene a su hijito dentro del patio y no lo deja salir a la vereda.

El Municipio anunció días atrás que la obra vial del Metrobús está lista y la constructora cumplió el plazo de terminarla para diciembre. Señalaron que sólo queda pendiente la parte “seca” del proyecto, que consiste en colocar los paradores y el césped en los canteros. Sin embargo, en ese recuento, pasaron por alto el tramo que quedó a medio pavimentar.

En esas 14 cuadras falta marcar la línea de la vereda sobre la margen norte y tampoco se asfaltó el carril exterior de ese lado, por el que deben circular los autos. También hay árboles y postes de luz sobre la franja por donde debería ir la calle y se está ejecutando una obra de cloacas para la toma Pacífica que obstaculiza el tránsito.

Obras-en-avenida-del-trabajador-página-3.jpg

El tránsito, un drama

A eso se suma que los semáforos aún no funcionan y, en horas pico, hay cruces con cuatro sentidos de circulación donde no está claro quién tiene prioridad de paso. También quedó desdibujada la rotonda de Manuel Rodríguez, un nudo vial de mucho tránsito, y a pocos metros de ahí el carril central del Metrobús tiene medio centenar de hierros que sobresalen 30 centímetros del suelo, apuntando al cielo. Los vecinos y comerciantes de esta parte de la Avenida del Trabajador sostienen que nadie les dio explicaciones y no saben cuándo van a poner el pavimento que falta. Según el Municipio, todo el proyecto del Metrobús estaría listo a mediados de febrero.

Luciano, propietario de un taller en la esquina con Catriel, señaló que uno de los mayores peligros “es que los autos van muy rápido, y como hay partes donde no pueden pasar, se meten en contramano, después cambian de carril y es tierra de nadie”.

Otro inconveniente es que, como la avenida no es lo suficientemente ancha, en ese tramo está prohibido estacionar o detenerse, pero la mayoría de las viviendas no tiene garage. Algunos vecinos, como solución provisoria, guardan su auto en el carril central de la arteria, reservado para el futuro Metrobús, y los que conducen por esa senda desprevenidos se topan de repente con un coche parado. “Esto es un caos, la planificación de la obra se hizo mal y ahora quieren habilitarlo sin que esté listo, pero la pagamos nosotros”, se quejó Lorena, otra de las vecinas que por estos días cruza los dedos para que al menos empiecen a funcionar los semáforos.

Recuadro-frases-página-3.jpg

El anillo vial del microcentro también está pendiente

La última etapa del Metrobús serán los carriles preferenciales, que formarán un anillo vial para que los colectivos rodeen el microcentro neuquino. Para esa parte del trayecto se aprovechará el pavimento existente y se demarcará un carril con pintura.

Según lo anunciado, los trabajos debían empezar este mes y demorarán al menos 30 días.

El anillo con carriles preferenciales arrancará en la esquina de Colón y Belgrano, y seguirá en línea recta hasta Alderete y Tucumán. Allí bajará hasta Tierra del Fuego y Mitre, y volverá en otra línea recta hasta Ignacio Rivas.

Los cambios

En todo ese trayecto se eliminarán 300 espacios para el estacionamiento de autos y estará prohibido girar a la izquierda. Además, para que los colectivos tengan onda verde, se hará una semaforización en diez esquinas.

Cuando esta etapa esté finalmente concluida y el gobierno nacional termine de colocar los paradores y las señales viales, el Municipio capitalino estará listo para inaugurar el nuevo sistema de transporte.

LEÉ MÁS

Las obras en las oficinas judiciales seguirán durante el verano

Liberan al tránsito parte de Avenida del Trabajador

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario