El clima en Neuquén

icon
Temp
89% Hum
La Mañana rurales

Odelia y Rómulo y la luz que les cambió la vida en un paraje lejano

El EPEN implementó a lo largo de parajes rurales proyectos de energías limpias con paneles solares. Uno de ellos es en Aguada del Overo, donde la pareja tiene el tradicional almacén "La Porfía".

Vivir en el campo es vivir la vida. Donde los horarios los pone el sol y las familias rurales ponen el corazón para completar una vuelta más. Los sacrificios, hoy como ayer, son prácticamente los mismos. La diferencia está en que estos tiempos modernos les han añadido algunas comodidades que mejoraran sustancialmente la calidad de vida de los vecinos. Así lo piensan Odilia Ceballos y Rómulo Alvarez.

Una pareja de crianceros que hace seis años, tras algunos infortunios en sus destinos personales, unieron sus vidas para seguir batallando en el oficio ancestral del criancero. Ellos viven en Aguada del Overo, un paraje que se desprende de la ruta nacional 40 y a unos 60 km de Zapala. Se ubican en el corazón de la comunidad Cayupán.

Te puede interesar...

cumpleaños.jpg

Odilia tiene 76 años. Nació un 10 de diciembre de 1945 en la zona de Espinazo del Zorro en el campo de sus padres Ascensión Salazar y Eduardo Ceballos. La historia de su vida desde su niñez está plagada de sacrificios y sufrimientos. Ya desde pequeña se emparentó con todas las actividades de campo. Los arreos de tres días, a la veranada en la zona de Llano Blanco, montada a caballo aún permanecen como postales en sus recuerdos, así como salir a rodear los animales sin importar el clima. Su vida alguna vez corrió peligro cuando en un temporal de nieve estuvo a punto de ser presa de una hipotermia. Esos avatares vividos le forjaron un temple de acero y un carácter sobrio que le sirvió siempre para ser una empecinada en conseguir sus objetivos.

En un tramo de su vida se unió en matrimonio con Arturo Araneda, con quien le entregó dos hijos a esta tierra: Enzo y Cristina del Carmen. Su descendencia continúa con 4 nietos y 4 bisnietos. Acompañó a Arturo hasta su último suspiro hace 10 años. “Fue un momento muy triste y difícil. Dejé los animales encargados y me fui al pueblo (por Zapala). Estuve más de un año. Allí un grupo de abuelos fue de mucha ayuda para mí. Extrañaba el campo y me vine a levantar el negocio que años atrás habíamos emprendido con mi marido”, contó Odilia. La mujer de personalidad inquieta y emprendedora pronto le volvió a dar vida al Almacén “La Porfía”. El lugar es punto de referencia para viajantes y turistas, ya que se encuentra a mitad de camino entre Zapala y Las Coloradas.

Odilia junto a su compañero también se las ingeniaron para hacer un acueducto desde una vertiente de un cerro y por un entramado de cañerías llega el agua a las canillas de su puesto.

“Los paneles llegaron para cambiarnos la vida”.

Odilia es una mujer independiente, optimista y alegre. Así atiende su boliche junto a su ahora compañero de vida, Rómulo. Tiene un poquito de todo y de todo lo que hace falta por estos lados. El negocio y todas las casas que componen su puesto fueron construidos con materiales propios de esta zona rural.

Al tomar una fotografía, ese lugar pareciera estar parado en el tiempo salvo el detalle que a ambos costados de la casa se levantan bien erguidos dos equipos de paneles solares. Esos equipos le permitieron tener energía eléctrica tras décadas de alumbrarse con faroles a gas, candiles a kerosene y velas. “Llegar a la casa y apretar una perilla para tener luz es algo impagable. Nos cambió la vida”, dijo Odilia mientras mira con satisfacción la luz que se desprende de una lámpara de su comedor.

aguada del overo ODILIA Y ROMULO EN LA VERTIENTE_tanque de captación (2).JPG

En este sentido Odilia y Rómulo se mostraron agradecidos con el EPEN por esta iniciativa que les ha permitido ponerle luz a sus actividades diarias. De igual manera agradecieron a la Secretaría de Desarrollo Territorial. “La verdad que los inviernos son más llevaderos ahora ya que siempre nos proveen de leña y como familia podemos compartir lindos momentos”, dijo Odilia mientras batía una taza de café al costado del fuego de su estufa de hogar.

Los equipos fotovoltaicos que llevan progreso al campo

El programa bajo el cual el EPEN ha instalado paneles solares a lo largo de todo el territorio, finalizó la ejecución de 17 obras para la repotenciación de escuelas rurales. Dichas obras de repotenciación, se suman a las que el EPEN ha realizado con fondos propios en 16 escuelas rurales más.

Mediante el Proyecto PERMER I, el EPEN instaló entre 2006 y 2012 más de 2.000 sistemas de energía solar fotovoltaica en escuelas, puestos sanitarios, agrupaciones de Gendarmería Nacional, seccionales de Parques Nacionales, viviendas rurales y salones comunitarios de toda la provincia. Asimismo se repotenciaron las centrales de generación del EPEN de Chorriaca, Las Coloradas y Villa Traful.

“Con el EPEN hace varios años que venimos trabajando con el PERMER con distintos programas, a su vez. El más importante y con más llegada es el de viviendas rurales, donde actualmente tenemos más de 2300 viviendas para pobladores rurales dispersos con sistemas fotovoltaicos”, señaló el presidente del Ente Provincial de Energía del Neuquén, Francisco Zambón. Asimismo señaló que con este mismo programa se hicieron instalaciones en Parques Nacionales, Gendarmería, Puestos Sanitarios, y en escuelas rurales en otras oportunidades.

aguada del overo ODILIA Y SU INVERNADERO.JPG

El operativo leña que llegó a cada hogar neuquino

Con el inicio del invierno finalizó el operativo leña que todos los años lleva adelante el gobierno provincial neuquino por intermedio del Ministerio de Economía y la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente junto a Corfone. En la presente temporada se lograron distribuir más de 85 mil metros cúbicos de leña.

“A través de la logística programada se llegó a cada rincón de la provincia trabajando de manera coordinada con municipios, comisiones de fomento, habitantes de parajes rurales y comunidades con el objetivo primordial y básico de reforzar con combustible natural a los hogares del interior de la provincia a fin de garantizar a las familias los medios para calefacción y cocción de alimentos”, indicó Jorge Lara.

El funcionario provincial comentó además que el gobierno neuquino invirtió 90 millones de pesos para que las familias de 39 comunidades, 21 parajes, 15 asociaciones de fomento rural (AFR), fiscaleros y población en general en su mayoría ubicados en zona cordillerana y pre cordillera que no cuentan con el servicio de gas natural por la dispersión geográfica en el territorio pudieran contar con la leña necesaria para atravesar el invierno.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

9.6774193548387% Me interesa
77.41935483871% Me gusta
4.3010752688172% Me da igual
2.1505376344086% Me aburre
6.4516129032258% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario