El clima en Neuquén

icon
14° Temp
35% Hum
LMNeuquen mapuches

Otro costoso campo está en puja con los mapuches

Los Kaxipayiñ se atribuyen el dominio ancestral de 700 hectáreas en Planicie Banderita de los crianceros Lara. Hay denuncias cruzadas.

Otro conflicto en un costoso campo de 700 hectáreas en Planicie Banderita, cerca del lago Mari Menuco, pone en puja a la comunidad mapuche Kaxipayiñ con la tradicional familia Lara, criancera en esa zona desde hace unos 100 años.

La comunidad ya viene de otro conflicto hace unas semanas, en el ingreso a la Villa del lago, donde armaron un mejora y se adjudican también esas tierras, que están en pleno relevamiento territorial, a pesar de que el Club Mari Menuco tiene una tenencia de lotes.

Te puede interesar...

El tema generó denuncias cruzadas por agresiones, el pasado 21 de octubre. Los Lara estaban alambrando lo que llaman "el patio" de su campo, a la vera de la ruta Provincial 51, cuando fueron abordados por miembros de la comunidad que, se atribuyen el dominio ancestral de esas tierras.

El conflicto, en el que hay documentados golpes y amenazas cruzadas, quedó en manos del fiscal Diego Azcárare, de acuerdo a las fuentes consultadas por LM Neuquén, quien ya solicitó un informe a la Dirección Provincial de Tierras para saber la situación dominial de los campos en disputa.

Hay dos denuncias en la Comisaría N°49 de Vista Alegre Norte, el aporte de videos y fotografías de la pelea con la policía presente.

"Hay una denuncia de la comunidad donde consta que la familia Lara le estaría usurpando parte de una zona donde ellos lo señalan como territorio ancestral y se ordenó un procedimiento que derivó en estos incidentes", indicó una fuente.

El conflicto viene desde hace tiempo entre la familia Lara (que tiene el Puesto N°5 muy cerca hacia el norte de la Ruta 51, camino a Mari Mencuo, a metros del río Neuquén). La zona es una campo que está dentro del ejido de la hidroeléctrica, en la cual tiene la concesión Orazyul Energy SA.

"Se está solicitando información a Tierras para ver un poco la situación de estos campos y seguramente se tomará una decisión, porque hay información al respecto", añadieron las fuentes a este diario.

Embed

Alambrado y Gendarmería

Los Lara, de acuerdo a la denuncia y al testimonio que brindó a este diario Alfredo Roberto Hernández (hijo de María Esther Lara, una de las ocupantes del campo), estaban alambrando parte del campo para evitar la fuga de animales a la calzada. Como suele suceder, siempre es motivo de accidentes. Según una de las denuncias, los Lara solicitaron permiso al alférez de Gendarmería Nacional y a uno de los gerentes de la concesionaria para alambrar el campo.

Desde hace años tienen problemas con el lonko e la comunidad Kaxipayiñ, Julio Cherqui, y toda la familia, ya que éstos últimos tratan de usurpadores de "tierras ancestrales" a los primeros. En rigor, los Lara y los Cherqui son parientes ente sí. Vivieron en campos contiguos desde hace décadas, pero desde que una parte de la familia se "autodeterminó" como pueblo originario, comenzaron los problemas y la pelea de nunca acabar.

Ese día, el jueves 22 de octubre alrededor de las 18, hubo insultos cruzados, roturas de vehículos y peleas entres los crianceros y los mapuches. Pero no es la primera vez que están en tensión extrema. El día anterior ya se habían registrado conflictos con el lonko. "Nosotros nos defendimos, vinieron a agredirnos y estaba la policía", dijo Hernández, quien estaba con su primo, Oscar Lara, entre otros integrantes de la familia.

Del otro lado, los integrantes de la comunidad, Julio y Gabriel "Rolo" Cherqui, María Luján Flores y Darío Taboada, también radicaron una denuncia a través de un abogado. "Se pusieron agresivos con sus herramientas", sostuvieron en el escrito que tiene la fiscalía, y presentaron fotografías de algunos miembros, con los rostros con golpe. Pero de fondo hay un tema más complejo.

El tema de la posesión de esos campos tiene otra vuelta más. Los Lara, también tienen problemas con la familia Bruno, que hace décadas tiene el campo reservado para un emprendimiento con caballos, llamado hoy Valle del Caminante. Los Lara aseguran que detrás de se proyecto hay un interés inmobiliario, pero la familia Bruno lo negó, e incluso con una aclaración oficial .

El tema aún no tiene un punto final hasta determinar qué tierras serán reconocidas a los Kaxipayiñ y qué sector a la familia Lara.

image.png

Los documentos de las denuncias:

image.png
image.png
image.png

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

6.1611374407583% Me interesa
0.9478672985782% Me gusta
1.4218009478673% Me da igual
2.3696682464455% Me aburre
89.099526066351% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario