Otro verano sin balneario habilitado en el Neuquén

El último estudio del agua ratificó la presencia de Escherichia coli.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- La ciudad lleva más de un siglo unida al río que le dio el nombre. Sin embargo, su carta de presentación es el Limay. De los 13 kilómetros del Neuquén que bordean la capital provincial, apenas cinco son de acceso público y no se aprovecha ninguno como balneario.

A diferencia del Limay, el río Neuquén tiene una costa irregular, poco apta para playas, pero también juegan en contra para un desarrollo recreativo la falta de caminos, los lotes alambrados y la contaminación cloacal.

La costa urbana del Neuquén comienza en el extremo norte del ejido. Desde el punto donde el brazo principal se toca con Parque Industrial, hay dos kilómetros de chacras con un camino alambrado, lo que no permite el uso público de ese tramo.

El río continúa bordeando Rincón de Emilio, donde la orilla es pública pero está cubierta con rocas de defensa. Después vienen dos barrios privados, Rincón Club de Campo y Bocahue, con dos kilómetros de costa restringidos.

Los restantes dos kilómetros hasta los puentes a Cipolletti son de libre acceso, aunque no hay playa, sólo un barranco. En el extremo más alto se está construyendo el Parque del Este, el primer proyecto importante de aprovechamiento del Neuquén (ver aparte).

En el resto de ese tramo hay tomas sin regularizar. La calle es sinuosa, con una fuerte pendiente hacia el río, y corre bajo una línea de alta tensión. Pese a eso, los vecinos del lugar instalaron varias mesitas bajo el barranco para aprovechar una breve franja de costa.

Al sur de la Ruta 22 está la estación transformadora Alto Valle y luego sigue un kilómetro de lotes privados, sin calles que lleguen al río. A la altura de Aguirre hay un camino hasta la costa cerrado por una tranquera.

Más abajo, siguiendo la calle Figueroa, se llega al único trayecto donde la orilla es llana. Son 1,5 kilómetros de una playa natural. Allí se intentó en 2008 habilitar un balneario municipal, que hubo que clausurar porque el agua está contaminada.

En rigor, los estudios químicos encontraron la bacteria Escherichia coli por encima de lo tolerable en varios puntos del Neuquén. Se denunció entonces que la contaminación provenía de la planta cloacal de Parque Industrial y el Canal de los Milicos (ver recuadro aparte).

En el tramo del río al sur de la calle Chocón hay otros dos kilómetros sin acceso público, con clubes alambrados. Sólo la península de la confluencia con el Limay, de poco más de un kilómetro, está abierta a los vecinos como un paseo que inauguró el Municipio en 2015.

Uno de los lemas que identifica al gobierno del intendente Horacio Quiroga es que Neuquén debe convertirse en una ciudad “que mire a los ríos”. Hasta ahora se logró un importante desarrollo recreativo y turístico sobre el Limay. El Neuquén, en cambio, aún está a espaldas de los vecinos.

Díficil: Gran parte de la costa del río Neuquén no se puede aprovechar por su geografía.

En febrero se viene el Parque del Este

En agosto de este año empezó a construirse la primera etapa del Parque del Este sobre el río Neuquén. La obra costará 20 millones de pesos y estaría lista para febrero del año que viene.

El proyecto del Parque del Este implica aprovechar, con miradores panorámicos, casi dos kilómetros de la costa del Neuquén, desde la Ruta 22 hasta la calle Leloir. Por ahora, se consiguió financiamiento para la primera etapa.

La obra en ejecución está al fondo de Leloir. Es un espacio verde con senderos, bancos y tres niveles de altura, para apreciar el río que corre bajo el barranco.

No se abrirá hasta que esté saneado

El balneario Figueroa, que se construyó en 2008 sobre el río Neuquén, sigue sin habilitación porque se comprobó que el agua aún está contaminada. El secretario municipal de Gobierno, Marcelo Bermúdez, contó que el año pasado repitieron los estudios químicos y el tramo “no es apto” para bañarse.

El balneario está ubicado al final de la calle Figueroa. Todavía se pueden ver las instalaciones que inauguró hace ocho años el ex intendente Martín Farizano. Hoy se puede transitar por ahí a través de la desconocida calle costera Urmenio del Carmen Figueroa, rodeada de árboles y basura.

Ese balneario municipal se cerró porque encontraron contaminación con escherichia coli, una bacteria fecal presuntamente proveniente de la planta del parque industrial y el Canal de los Milicos.

Ayer, Bermúdez contó que en 2015 volvieron a tomar muestras del agua “y no es apta”. El funcionario que hay interés del Municipio en abrir un balneario sobre el Neuquén, pero “este quedará como está hasta que mejore la situación” de saneamiento que presenta este imponente sector del río poco antes de llegar a la confluencia con el Limay.

Cordineu planea crear un corredor costero

La ordenanza que creó el Paseo de la Costa prevé también que se construya una senda pública a orillas del río Neuquén, desde la confluencia con el Limay hasta casi la Ruta 22. El secretario de Gobierno, Marcelo Bermúdez, confirmó que están avanzando con ese proyecto.

El camino sobre el Neuquén se denominará Parque Corredor Costero y se extenderá por la orilla del río, entre las calles Boerr y Aguado. Además, está previsto crear un nuevo balneario en la bahía junto a la península, como extensión de ese paseo ribereño.

Bermúdez comentó que, desde la Corporación para el Desarrollo Integral de Neuquén (Cordineu), “estamos arreglando las mensuras sobre el río porque queremos avanzar con el paseo”.

Indicó: “Ya regularizamos todo lo que es el Limay y teníamos algunas situaciones sobre el Neuquén que las estamos normalizando, con lo que calculo que el año que viene vamos a tener todo despejado desde el punto de vista jurídico”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído