El clima en Neuquén

icon
Temp
96% Hum
La Mañana Solange

Padre de Solange: "Parece que acá la gente sólo se muere por Covid"

Lo afirmó a LMNeuquén Pablo Musse, el papá de la joven que murió de cáncer en Córdoba esperando su visita.

“Yo no soy antiprotocolo, respeto los protocolos pero creo que en estos casos de enfermedades terminales no hace faltan protocolos ni permisos”, dijo a LMNeuquén desde Alta Gracia, Pablo Musse, el hombre que luego de viajar desde Plottier no lo dejaron ingresar a Córdoba, debido a las restricciones por la pandemia, para ver a su hija Solange, de 35 años, que afrontaba un cáncer de mama terminal y que finalmente murió el viernes pasado.

Luego de que su hija falleciera, a través de un recurso de amparo el hombre de 59 años fue autorizado a viajar a Córdoba. Esta vez ninguna autoridad le negó el ingreso, pero ya era tarde. “En vez de abrazar a mi hija en vida tuve que abrazar un cajón”, lamentó.

Te puede interesar...

“Creo que acá hay una confusión porque parece ser que en la Argentina sólo la gente se muere por Covid. Parece que no hay muertes por otras enfermedades. Ojalá que no haya más Solange”, expresó Musse, quien iniciará acciones legales contra las autoridades del gobierno cordobés y del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) por no permitirle ver a su hija.

Musse no puede olvidar la impotencia por no haber podido estrecharse en los brazos de su hija en ese reencuentro tan ansiado que jamás se concretó ni tampoco por lo que tuvo que pasar cuando fue “escoltado” por la policía de regreso a Plottier: “me trataron como a un terrorista”, aseguró.

ON - Pablo viajo a Cordoba (2).jpg

Hasta mi último suspiro tengo mis derechos”, es una de las frases de la carta que escribió Solange cuando se enteró que a su padre no le permitieron llegar para verla. Para su padre, esas palabras fueron un mensaje de despedida pero al mismo tiempo de lucha. Es como un legado que dejó para que nunca más se prive a familiares despedirse de una persona en una situación terminal.

“No haber podido verme la terminó de desmoronar, se vino abajo, se desplomó totalmente. No tengo dudas que bajó los brazos y se dejó morir por esos días que no pudimos estar juntos. Y no lo digo yo, me lo dijo también el médico y el psicólogo que la trataba en Córdoba, como que dijo ‘Hasta acá llegué’”, confesó.

"No haber podido verme la terminó de desmoronar. Bajó los brazos y se dejó morir por esos días que no pudimos estar juntos”, expresó Pablo Musse.

Contó que estaban muy entusiasmados por el encuentro. “Hablábamos cinco a diez veces por día y Sol estaba muy ansiosa de verme cuando le dije que iba a viajar. Incluso habíamos planeado almorzar ese domingo juntos y cruzarnos a la plaza que está enfrente de su casa. No pudo ser”.

Junto a Solange estaba su madre, Beatriz, que unos años antes también tuvo que enfrentar un cáncer de mama. “Mi mujer está destrozada, abatida, porque estuvo con Sol hasta el último momento”, comentó.

“Mi hija me esperaba ese domingo porque al otro día empezaba un tratamiento bastante difícil de quimioterapia. Tenía muchísimos miedos y ella me esperaba a mí para comenzarlo”, explicó.

pablo musse alta gracia.jpg

“Era un ser espectacular, un sol, y la peleó hasta el final”, precisó. Describió que antes de ese momento que representó la enfermedad, Solange había estudiado para azafata y comenzado la carrera de traductora de inglés y también le gusta recursos humanos “pero la enfermedad la obligó a dejar esos proyectos y esos sueños”.

Solange había nacido en Alta Gracia, igual que su mamá, “y por cuestiones de la vida decidimos irnos a Neuquén. Mi cuñada había venido a hacer un tratamiento en Córdoba, alquilamos una casa en Alta Gracia y un tiempo después Solange fue a Córdoba para hacer unas terapias alternativas”.

Consideró que su hija “fue una luchadora y un ejemplo de vida, porque estuvo diez años peleando contra esta enfermedad y en ningún momento pensaba que se iba a ir. Era una luz, un sol, y siempre pensaba en los demás. Peleó por sus derechos hasta su último suspiro”.

Pablo Musse cordoba hija enferma

A pesar de estar del otro lado de la línea telefónica, Musse no puede ocultar su emoción al recordar la pregunta que una vez le hizo a su médico que la atendía en Neuquén: “Doctor, cuándo me voy a curar de esto”, le preguntó el año pasado Solange al oncólogo. “Este médico la definía a mi hija con dos palabras: luchadora y superviviente”, dijo.

Para Musse no hay explicación alguna que las autoridades de la provincia de Córdoba no lo hayan permitido ingresar. “La persona que me negó la entrada en el puesto de control de Huinca Renancó no tiene sentido común, no debe tener familia”, subrayó.

“Doctor, cuándo me voy a curar de esto”, le preguntó el año pasado Solange al oncólogo. “Este médico la definía a mi hija con dos palabras: luchadora y superviviente”, dijo Musse.

“Ella me adoraba y yo a ella, era mi sol”, repite una y otra vez este hombre que todavía no se imagina el regreso a Plottier para continuar con su vida.

Como si tratara de apaciguar por un momento el dolor que siente, Musse consideró que la decisión de su hija de escribir esa “durísima” carta a las autoridades provinciales expresando su enojo y tristeza ante la medida que le impidió reencontrarse con su padre y su tía “fue porque realmente lo necesitaba. La escribió sabiendo que no me iba a ver más”.

“Me trataron como a un terrorista”

A Pablo Musse no le alcanzan las palabras para agradecer la “humanidad” que tuvo el efectivo de la Policía de Neuquén que difundió las imágenes en las que se lo podía ver cómo llegaba “escoltado” por patrulleros que lo acompañaron durante todo el camino desde su salida de Córdoba hasta su regreso a la capital neuquina.

“Me escoltaron como si yo fuera un terrorista”, expresó el hombre de 59 años que reside en Plottier.

Musse espera que la situación por la que tuvo que atravesar no vuelva a repetirse.

Lamentó que en estos días las hijas de un hombre que estaba enfermo de cáncer falleció en San Luis no pudieron llegar desde Río Grande donde residen. “Ellas fueron autorizadas a ingresar a San Luis para verlo pero cuando se encontraban en camino recibieron la noticia de la muerte del padre”, explicó.

“Acaso lo que me sucedió sienta un precedente”, comentó Musse.

Por otra parte, señaló que “vamos a llevar sus cenizas al puerto de San Antonio Este para arrojarlas al mar porque era el lugar donde pasó su infancia, creció y amaba”.

ON - Pablo viajo a Cordoba (1).jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario