Padres de novela

La relación entre padres e hijos fue reflejada en la literatura desde Shakespeare pasando por Soriano.

La literatura, en muchos casos, puede ser una forma de hacer memoria. Infinidad de libros abordaron la relación padre-hijo/a de múltiples maneras: intimidad y distancia, lejanía y amor, orgullo y vergüenza, evocación y ajuste de cuentas, disputas y reconciliaciones, desamparos y acercamientos.

Textos imperdibles como Hamlet de William Shakespeare tienen como tema la venganza basada en el amor y el respeto de un hijo hacia su padre, y la confianza y fe de éste en su vástago; Papá Goriot de Balzac, que representa el sacrificio, abnegación y dedicación de un hombre hacia sus hijas, a pesar de no ser retribuido de la misma manera.

Te puede interesar...

Un poco más cerca en el tiempo, El padre y otras historias, libro en el que Antonio Dal Masetto apela a la intimidad de su memoria personal para ofrecernos unos relatos que alternan entre la nostalgia de la figura paterna con matices de su propio ejercicio de la paternidad.

Aquel canto sentimental y sanguíneo de amor al padre, narrado por Ángela Pradelli en El lugar del padre. Un comunista en calzoncillos de Claudia Piñeiro, donde evoca amorosamente y repara en la memoria a ese padre a través de dos momentos esenciales, el paso de la niñez a la adolescencia y el paso de la democracia a la dictadura, lo que implica la pérdida de la ilusión de un país que se sumerge en lo más oscuro de su historia.

Los relatos de Osvaldo Soriano con su padre como protagonista en La hora sin sombra, donde trata de saldar las deudas pendientes, con las experiencias del pasado, con la vida y la muerte.

Una aventura interior que tiene sentido en el reencuentro final que lo lleva a escribir: “Un escritor que busca a su padre y se equivoca todo el tiempo y se va dando cuenta cómo uno puede equivocarse frente al amor”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído