Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número impar (1, 3, 5, 7, 9)

LMNeuquen provincia

Panorama sombrío: LETES 3230, coronavirus y la crisis petrolera

La cuarentena y la baja del precio del barril arman un combo letal para las cuentas de la Provincia.

El 26 de mayo, el Gobierno de la Provincia del Neuquén emitió la Resolución 115/2020, por la cual dispuso la colocación de letras del Tesoro por 4000 millones de pesos, con el objetivo de cancelar las deudas que la Provincia mantiene con proveedores que hayan acumulado acreencias mayores al millón de pesos por provisión de bienes y/o servicios al Estado Provincial.

Las denominadas LETES 3230 son de aceptación “voluntaria” y vencen en mayo del 2022. Además, tendrán un plazo de gracia de un año, es decir que recién comenzarán a pagar, tanto capital como intereses, a partir de mayo del año que viene. En cuanto a los desembolsos, se efectuarán en 5 cuotas trimestrales que incluirán la cuota de amortización del capital del 20% y los intereses correspondientes que surjan entre las fechas de pago. Por último, la tasa de interés de referencia que devengarán estos instrumentos será la BADLAR (tasa variable que hoy se ubica en torno al 26,5% nominal anual).

Te puede interesar...

Según la resolución, las letras podrían utilizarse para que sus tenedores paguen impuestos provinciales con ellas, pero esta opción queda sujeta a una reglamentación que debiera respetar los siguientes parámetros: a partir de los tres meses recién se podrá cancelar el 25% de los saldos de impuestos provinciales, pasando los 6 meses se podrá cancelar el 50% y el 100% se alcanza cumplidos los 9 meses. También se invita al EPEN y al EPAS a dictar las normas y actos correspondientes para que los poseedores de LETES 3230 puedan aplicar las mismas al pago de deudas que mantengan con dichos entes.

Situación macroeconómica provincial

La Provincia, que ya mostraba un deterioro importante de sus cuentas a partir del último trimestre del año pasado, llega a esta situación potenciada por dos factores que han actuado en forma conjunta. Por un lado, el inevitable efecto de la cuarentena en la merma de la recaudación tributaria, y por el otro, la caída del precio del barril de petróleo Brent Europeo que a la fecha ronda los 37 dólares.

Producto del COVID-19, la recaudación tributaria provincial cayó en marzo y abril 16% y 23%, respectivamente, en términos reales, en tanto la coparticipación nacional lo hizo un 23% en marzo y un 38% en abril. Asimismo, dada la parálisis de la producción hidrocarburífera, se sumó una gran caída en las regalías que percibe la Provincia. Si bien en los primeros tres meses del año la caída no fue tan significativa (-7% en términos reales comparada con los primeros 3 meses del año anterior), a partir de abril probablemente veremos que la merma se acentuará.

Vale decir que estos tres conceptos (impuestos provinciales, coparticipación federal y regalías) explican el 80% de los ingresos provinciales.

Lamentablemente, Neuquén ha vuelto a la época de las vacas flacas, la coyuntura es muy distinta a la que acontecía hace pocos meses. Por ejemplo, del 2016 al 2019 las regalías que percibió la Provincia se incrementaron 73% en términos reales, pasando de 5 mil millones en 2015 a 33 mil millones a 2019. La sumatoria de lo percibido por regalías en ese lapso fue equivalente a 2661 millones de dólares. Poco de eso queda.

Neuquén hoy posee la quinta deuda provincial más alta del país (que sigue incrementando, ahora para cancelar deudas con proveedores) y un déficit fiscal elevado. Vale decir que la Provincia durante el último trimestre del año pasado tuvo, en promedio, un déficit mensual de 2400 millones de pesos y cerró el año con un déficit consolidado superior a los 8 mil millones de pesos. Además, hasta el primer trimestre de este año, con sólo 10 días de cuarentena, la Provincia ya acumulaba un déficit de casi dos mil millones de pesos.

Por el momento el panorama es sombrío. Los ingresos tributarios no mejorarán hasta que la economía vuelva a funcionar con normalidad y la implantación del valor “criollo” al barril de petróleo ayudará a la recuperación de la actividad hidrocarburífera, pero sólo incrementará levemente los ingresos a las arcas provinciales (por regalías) mientras la demanda de combustible se mantenga en niveles marginales.

Autores

Gustavo Fernández, Contador Público-Lic. en Administración de Empresas (UADE), MBA (EUNCET Business School). Profesor Universitario.

Juan Manuel Morales, Lic. en Administración de Empresas (UCASAL) Mg. en Economía (OMMA-UFM España) Actualmente maestrando Economía y Ciencias Políticas (ESEADE)

LEÉ MÁS

Cuándo comienza el pago de sueldos a los estatales

Los certificados por Refinación Plus serán con bono

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario