El clima en Neuquén

icon
26° Temp
24% Hum
La Mañana riesgo

Para Goldman, sólo un 2% de la población puede llegar a la internación por COVID

El porcentaje corresponde a las personas que tienen factores de riesgo y que no se vacunaron contra el virus, que son los más propensos a quedar internados por coronavirus.

Si bien la provincia de Neuquén atraviesa un buen contexto epidemiológico, las noticias que llegan desde otros países generan ciertos temores sobre la posible llegada de una nueva ola de coronavirus y sus conocidas consecuencias, como el confinamiento y la saturación de los sistemas público y privado de salud. Sin embargo, desde el Hospital Castro Rendón explicaron las ventajas que tienen los neuquinos con respecto a otros países, y que podrían marcar la pauta de mejores proyecciones para el futuro de la pandemia en la región.

Adelaida Goldman, directora asociada del Hospital Castro Rendón, señaló que sólo un 2% de la población neuquina no está vacunada contra el coronavirus a pesar de padecer una factor de riesgo. Este grupo es el más propenso a quedar internado a partir de un contagio de la enfermedad, por lo que consideró que es poco probable que se sature nuevamente el sistema de salud a partir de la demanda de las personas afectadas por la pandemia.

Te puede interesar...

La profesional aclaró que las nuevas olas que se viven en Europa se deben a otras realidades que atraviesan esos países del norte. En primer lugar, el contexto invernal facilita la circulación de los virus que afectan las vías respiratorias, al tiempo que esas naciones impusieron con mayor rapidez la eliminación del uso de tapabocas. Por otro lado, aclaró que allí es mayor el porcentaje de personas antivacunas.

La médica explicó que en Neuquén son muchos los que siguen utilizando el tapabocas incluso cuando no es obligatorio. "Sí se sigue recomendando su uso y se debe utilizar en lugares llenos de gente", dijo en una entrevista radial, y aclaró que este elemento de protección no se abandonó por completo incluso a pesar de los buenos números en el escenario epidemiológico.

Por otro lado, agregó que en Argentina, y particularmente en Neuquén, es bajo el número de personas llamadas "antivacunas", que niegan los efectos positivos de la inmunización o incluso la consideran perjudicial. Goldman detalló que un 70% de la población neuquina tiene el esquema completo, mientras que un 90% recibió al menos la primera dosis, por lo que sólo queda un 10% de la población sin protección contra el COVID, y la mayoría de ellos son niños o jóvenes, que son menos propensos a necesitar internación en caso de enfermarse. De este modo, sólo el 2% no está vacunado y padece factores de riesgo.

Según detalló, "la mayoría de los que rechazan las vacunas son personas jóvenes que no tienen factores de riesgo" ya que algunos vecinos que se oponen a los efectos de las vacunas terminaron por aplicárselas por padecer algún tipo de enfermedad preexistente. En ese sentido, aclaró que los antivacunas neuquinos suelen ser personas que no tienen riesgo de quedar internadas y que probablemente no saturen el sistema de salud de la provincia, aunque sí pueden infectarse de coronavirus y transmitir la enfermedad.

En ese sentido, la profesional aclaró que es importante que este grupo de personas tomen conciencia de la importancia de vacunarse por un sentido de solidaridad. "Ellos contagian la enfermedad y también tuvimos algunos jóvenes sin factores de riesgo que no la pasaron tan bien, por lo que deberían vacunarse igual", argumentó.

A pesar de estas buenas proyecciones, Goldman aclaró que "la inmunidad de rebaño es una teoría", por lo que aún resta saber cómo se comporta el virus ante una población con alta cobertura de vacunación. No obstante, detalló que la pandemia dejó valiosas lecciones entre los profesionales de la salud, como la articulación de los sistemas público y privado o el comité coordinador de camas, que podrían resultar útiles en caso de que llegue una nueva ola de la enfermedad.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario