Pasado de droga, mató de 16 puñaladas a otro joven

El asesino consumió alcohol y cocaína y lo atacó en su propia casa.

NEUQUÉN
Pasado de alcohol y cocaína, peleó con un joven en su casa y lo asesinó de 16 puñaladas. Las estocadas mortales fueron en el corazón y el hígado. La fiscalía secuestró el arma, ordenó la detención del agresor y hoy lo acusarán de homicidio agravado.

Jonathan Alexis Aguilera, de 23 años, estuvo la noche del jueves en una reunión familiar y una sobrina le pidió que la llevara a la casa de unos amigos en Santa Fe al 900. Al lugar llegaron de madrugada, pero ya no había nadie, salvo el dueño, un joven de 26 años que había estado consumiendo cocaína y alcohol.

"Todavía no está claro cómo fue que se derivó en el crimen", explicó un investigador del caso. Lo cierto es que existió una discusión que terminó en "una pelea muy intensa, en la que Aguilera recibió 16 puñaladas", aclaró a LM Neuquén la fiscal Gloria Lucero tras recibir el informe de la autopsia. Los puntazos letales los recibió en el corazón y en el hígado.

El agresor detenido confió a las autoridades que la víctima llegó a su casa a los gritos, lo empujó y empezó a discutir con él. Por este motivo, el dueño de la vivienda tomó un cuchillo para defenderse y lo apuñaló, dejando a Aguilera tirado sobre la vereda.

Jonathan Alexis Aguilera, la víctima, acompañó a su sobrina hasta la casa del agresor después de haber estado en una cena familiar. Investigan el móvil del crimen.

La joven intentó reanimar a su tío mientras el agresor entraba y salía de la casa gritando: "¿Por qué me hiciste hacerte esto?", según relató una vecina, que fue la que llamó a la Policía.

Los efectivos de la Comisaría Primera se encontraron con el dramático escenario y de inmediato llamaron una ambulancia que trasladó a Aguilera hasta el hospital regional, donde falleció a los pocos minutos de haber entrado en la guardia.

El agresor habría reconocido haber consumido drogas y alcohol, por lo que la fiscal Lucero ordenó una requisa de la casa donde se encontró cocaína y varias bebidas alcohólicas que se estuvieron consumiendo.

Además, secuestraron la supuesta arma homicida, un cuchillo arrumbado como los de cocina pero sin filo, que suponen los investigadores sería utilizado para hacer quehaceres de jardinería.
El arma fue llevada por los expertos de Criminalística de la Policía para ser peritado.

Ayer a última hora de la tarde se aguardaba poder entrevistar a la joven, que es la única testigo del homicidio, para que brinde detalles de lo sucedido y los motivos por lo que se derivó en la salvaje agresión.

Hoy se realizará la audiencia de acusación y, si bien la fiscalía estudiaba en detalle los testimonios relevados, la figura legal que corresponde es homicidio agravado y analizan si se va incluir la alevosía por las 16 puñaladas.

CIFRA Dos estocadas fatales De acuerdo con el informe preliminar del Cuerpo Médico Forense, Aguilera recibió una puñalada en el corazón y otra en el hígado que fueron mortales.

El arma
Un cuchillo para hacer jardinería

En medio de la pelea que habría comenzado en la puerta de la casa y terminó en el interior, el agresor tomó un cuchillo con el que dio las letales puñaladas. Los peritos lo secuestraron y comprobaron que era un cuchillo de cocina liso que se utiliza por lo general para jardinería.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído