Paseaba con su mascota cuando un hombre la atacó e intentó llevarla

Fue el domingo a las 20.30 en la calle Perticone entre Chos Malal y Aluminé. Un hombre la agarró por los brazos y ella se defendió hasta que logró soltarse.

Una mujer de 31 años se resistió y logró zafar de los brazos de un hombre quien la agarró e intentó llevársela mientras paseaba a su perro por la calle Perticone al 1600.

El dramático episodio, que fue denunciado en la Comisaría 19º de esta Capital, ocurrió en la tarde del domingo, alrededor de las 20:30 horas, en barrio Confluencia.

Te puede interesar...

La joven había salido de su casa a pasear a su mascota y caminaba por la bicisenda al lado de la calle Perticone. “Como ya estaba oscuro crucé por Chos Malal y fue ahí que vi a un tipo que me empezó a gritar”, describió a LMN.

Por precaución creyó que lo mejor sería cruzar la calle, pero segundos después el hombre se acercó hasta donde estaba ella y la tomó por los brazos.

Lo vi raro en el caminar y hablar alto. Me cruzo, y lo veo que cruza conmigo. Y en ese momento me dije voy a tener que pelear”, narró la joven.

Describió que se acercó con las manos en alto directo a agarrarle sus brazos y la giró. “Empecé a gritar, pero no pasaban autos por la calle. Y en el momento que él me agarra yo le empiezo a gritar y pegar con la correa de mi perro”, sostuvo.

El forcejeo habrá durado unos minutos, pero pareció un siglo para la mujer quien aún está angustiada por la violenta situación vivida.

Yo le gritaba que me soltara y el tipo me decía que me callara que me iba a cagar a tiros. Empecé a pegarle con toda mi fuerza con la correa que finalmente se cortó y fue ahí cuando el hombre me soltó y siguió caminando”, manifestó la mujer.

La víctima destacó que el agresor no quiso robarle, sino que la agarró directamente. Contó a LM Neuquén que el hombre era morocho de pelo corto, de 1.70 de alto aproximadamente, flaco y tenía un rompe vientos negro largo hasta la rodilla.

Cuando se fue quedé temblando, me crucé porque mi perro se había ido corriendo y cuando verifiqué que se había ido me fui para mi casa y toqué el timbre. Estaba a media cuadra. Llamamos a la Policía”, contó, quien además aseguró que nunca lo había visto antes al sujeto que quiso llevársela.

La Policía le informó a la víctima que pedirían las cámaras de seguridad de los comercios próximos para poder identificar al agresor.

“Fue horrible, estuve temblando como tres horas, me esguince los dedos en donde agarraba la correa. Fui al médico, y tengo que ver a un traumatólogo”, contó aún asustada.

LEÉ MÁS

Terror en la Facultad de Psicología tras dos intentos de secuestro a estudiantes

Advierten por un falso viral sobre el secuestro de una joven en pleno centro

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído