Pavón, la figura xeneize que hace honor al Guille

Pegado a la banda, como antes el Melli, empieza a enamorar a los hinchas con goles y gambetas.

Javier Cantarini

cantarinij@lmneuquen.com.ar

Buenos Aires

Los que conocen desde la infancia a Cristian Pavón todavía le dicen Kichán, un apodo que aún no se popularizó, pero al que responde el delantero de Boca. El joven de 20 años surgió de Anisacate, un pueblo de 2991 habitantes a 47 kilómetros de la ciudad de Córdoba, para asomar como la nueva figura de uno de los equipos más populares del país.

La realidad indica que su nombre ya está marcado a fuego en la historia del fútbol, dado que su primer gol ante Güemes de Santiago del Estero fue el más rápido de la Copa Argentina. En sólo 12 segundos mandó la redonda al fondo de la red en el Bicentenario de San Juan. Asimismo, su tanto fue también el más veloz en el mundo Boca sacándole el récord a Walter Temer que en 1983 le había convertido a Huracán en 30 segundos.

Una linda marca para el puntero derecho que hace recordar los tiempos en que su DT, Guillermo Barros Schelotto, ganaba todo en el equipo de Carlos Bianchi a fuerza de talento, títulos y una cuota de picardía. Es verdad que todavía le falta mucho para alcanzar al Melli, que es uno de los máximos ídolos de la Ribera, con 16 campeonatos en su haber. Esto no quita que su carrera esté creciendo a pasos agigantados desde que llegó a la Ribera desde Colón en 2015.

Su última proeza había sido el gol en el partido de vuelta por los cuartos de final de la Libertadores. Esa noche la Bombonera estalló como hacía mucho no lo hacía. Boca perdía ante los uruguayos y necesitaba el empate para forzar los penales. Pavón metió un golazo en un encuentro duro donde le costó hacer la diferencia ante la férrea marca charrúa. Pero con espacios, cuando su juego mejor se luce, logró controlar un gran pase de Jara y definir con poco ángulo ante la salida del arquero.

En su festejo alocado se sacó la camiseta y vio la segunda amarilla, por lo que se perderá la ida de la semifinal del próximo jueves ante Independiente del Valle. En una misma jugada mostró todo su talento pero también la falta de experiencia que sólo ganará con correr de los partidos. A pesar de eso, Kichán es pieza clave en el Boca del Guille, al que le gusta jugar con dos punteros pegados a la línea de cal como él mismo lo hacía. Mucho para el pibe que con 17 años debutó en Talleres (2013), y que dos años más tarde jugaba su primer superclásico oficial metiendo el primero de Boca para el 2-0 ante River. El chico de un pueblito que ahora hace delirar a millones de hinchas en toda Argentina que confían en su gambeta imparable para ganar la séptima Copa Libertadores. El pibe que pide que le mejoren su contrato casi amateur. Lo merece.

To-To: va por Torres y Toledo

Buenos Aires

El mercado de pases sigue abierto para Boca, que viene de incorporar a Santiago Vergini e hizo una propuesta por el volante de Independiente de Medellín Daniel Torres. Desde el club cafetero confirmaron que hicieron una contraoferta y que ahora esperan lo resuelto por la entidad de la Ribera. “Angelici nos hizo una oferta formal, le hicimos una contrapropuesta y allí nos quedamos. Al jugador le gusta la idea”, dijo el vicepresidente del Independiente, Eduardo Silva.

Por otro lado, anoche se supo que el joven delantero Hernán Toledo, ex Vélez, fue ofrecido al Xeneize por el grupo inversor que adquirió su ficha y podría abrocharse su arribo a Boca en las próximas horas.

OPINIÓN

Creo que el pibe va a terminar en la Selección

Alberto Márcico, Campeón con Boca en 1992

Cristian Pavón es un buen jugador y si sigue teniendo el rendimiento que mostró en Copa Libertadores y ahora por Copa Argentina, no creo que dure mucho tiempo en Boca. Es muy difícil retener a los jugadores porque todos apuntan a hacer una diferencia económica en Europa. Además, cuando un futbolista empieza a tener buenos rendimientos en un par de partidos o en un campeonato, pasa a ser ídolo de Boca. Mucho más rápido que antes, cuando era más difícil porque tenías que demostrar más.

Si sigue así, creo que Pavón va a terminar en la Selección. Juega bien y la llegada de Guillermo le hizo muy bien, porque el Mellizo jugaba en el mismo lugar y logró mejorarlo. También le puso conducta, que es lo que le falta a este futbol profesional. Creo que no es conveniente compararlo con Guillermo porque era jugador más inteligente y más vivo para jugar. Este muchacho es muy joven todavía, hay que ver su evolución.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído