¿Pechi cambia en la capital?

El resultado de la elección provincial fue el punto de largada para la carrera por la intendencia de la capital.

El recuento de votos de las elecciones provinciales actuó casi como línea de largada para una serie de debates vinculados a la otra elección importante en la provincia: la sucesión en la capital, toda vez que Horacio Quiroga dejará su mandato a fin de año. La campaña había postergado la discusión por la sucesión, que ahora se acelera en virtud de un resultado que no alcanzó las expectativas del círculo chico del intendente. Después de todo están los que piensan que el espacio del líder opositor no fue todo lo tempranero que debió si en rigor lo que se buscaba era superar los 20 puntos de la elección del 2015. Ahora, en el Municipio es tiempo de rever la estrategia. Parte de esa revisión, dicen algunos, pasa por la fecha del calendario electoral. El intendente tiene el atributo de fijar el día del comicio. A los cuatro vientos, el año pasado dijo que esa elección sería el mismo día que la presidencial. De hecho, desafió al gobernador Omar Gutiérrez a fijar las provinciales el mismo día, en medio de la disputa por quién capitalizaba por aquel entonces los favores de un gobierno que no pasaba los sobresaltos que hoy atraviesa. En ese contexto, la fecha, hoy, sería parte de lo discutible. Lo otro, central, pasa por el hecho de quién será “su candidato” para una contienda en la que el MPN ve acaso una luz para recuperar una intendencia como no sucedía hace años. La discusión de las candidaturas no se está dando. Hoy Guillermo Monzani es el nombre que más le cerraría a Pechi. En el otro rincón de ese cuadrilátero que también supo ser el gabinete municipal, ya lo dijo varias veces, Marcelo Bermúdez quiere dar la pelea, aunque nunca, hasta ahora, recibió el OK de Quiroga para ese día D para el que corre una cuenta regresiva.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído