Peña: "La alternativa era terminar como Venezuela hoy"

El jefe de Gabinete hizo un balance la primera mitad del año del gobierno.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, admitió que el actual momento económico del país "es duro", pero remarcó que "se transita de otra manera cuando hay esperanza de que las cosas van a ir mejor", y afirmó que "los argentinos sabían que la alternativa era terminar como Venezuela hoy".

En un reportaje al diario El País, de España, el funcionario, al que el medio ibérico califica de "segundo hombre más poderoso de Argentina", hizo un balance la primera mitad del año del gobierno y sostuvo que "han sido seis meses muy buenos, con mucho apoyo de la sociedad, con enorme esperanza", ya que "hemos cambiado la forma de gobernar y hacer política".

No obstante, admitió que "lo económico es duro" pero que "para muchos igual de duro que antes, para otros peor".

"Pero se transita de otra manera cuando hay esperanza de que las cosas van a ir mejor. Hoy es el momento de mayor optimismo en 15 años en Argentina", añadió.

En ese sentido, el jefe de Gabinete de Ministros dijo que "las encuestas nos dicen que la gente piensa que es duro, que están mal las cosas, pero sabe que va a estar mejor", al tiempo que remarcó: "Eso habla de la madurez, los argentinos sabían que la alternativa era terminar como Venezuela hoy. La dureza hay que compararlo con lo que se podía haber tenido".

Consultado sobre los antecedentes que demuestran que en Argentina 'nunca un no peronista terminó su mandato', respondió: "Es otra época. Es un cambio generacional muy fuerte, y eso se refleja en Cambiemos pero también en el peronismo. Más de la mitad de los argentinos tenemos menos de 40 años, nacimos después de que Perón murió. Las sociedades cambian".

Además, dijo que "tenemos el nivel de conflictividad social más bajo de los últimos años" y que la "sociedad argentina nos da un nivel de apoyo que no tiene casi ningún gobierno en América Latina".

Sobre las subas de tarifas Peña reconoció que "ha habido críticas", pero sostuvo que eran "inevitables".
A nivel regional manifestó que "se está viviendo un agotamiento de los gobiernos bolivarianos como producto del desgaste del poder. Pero eso no implica una agenda ideológica".

"Nosotros nos definimos ideológicamente pero no necesariamente creemos que el mundo se termina en la explicación de derecha e izquierda. El triunfo de Macri tiene más que ver con algo temporal, un gobierno más contemporáneo del siglo XXI en valores y formas", definió.

Agregó que en la relación con Brasil "no" miran la "agenda ideológica" y sobre Venezuela insistió en la intención de encontrar una vía "pacífica y democrática".

En cuanto a los medios, dijo que la comunicación ha variado respecto del gobierno anterior: "Algunos se preguntan dónde está el Estado que ocupaba esa centralidad ensordecedora. Ya no habla el líder al pueblo, habla una persona con una horizontalidad asimétrica", analizó.

Asimismo, desmintió que exista "censura" y apuntó que "el periodismo militante" se financió con "miles de millones de pesos medios de empresarios amigos del kirchnerismo que el día que perdieron las elecciones desaparecieron dejando a los trabajadores sin cobrar".

Sobre el plano económico, manifestó que "nuestro plan es que en el 2019 haya un 5% de inflación".

Sobre la denominada "revolución de la alegría" pregonada por el macrismo y las promesas de campaña para revertir políticas del kirchnerismo, Peña remarcó: "Nunca dijimos que lo íbamos a arreglar de un día para otro. La revolución de la alegría llegó a partir del 10 de diciembre. Porque estamos en un país que quiere apostar a sí mismo, creer que puede hacer las cosas mejor. Eso no quiere decir que no haya argentinos que son muy críticos, eso es la democracia".

En referencia a los Panamá Papers, indicó que "en realidad al presidente (Mauricio Macri) no se le descubrió nada en Panamá Papers, eran viejas sociedades".

Sobre la relación del Gobierno con el papa Francisco, el funcionario apuntó que "se llevan bien" y que "la verdad es que el Papa está en otra dimensión, es la más importante de nuestra historia como país.
Es verdad que ha habido gestualidades que no dieron esa sensación. Es un desafío mejorar mutuamente y evitar gestos que se puedan interpretar como eso".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído