Perpetua en la primera condena por travesticidio

Gabriel Marino fue sentenciado por el asesinato de Diana Sacayán, una referente de la comunidad trans a quien mató de 13 puñaladas.

Buenos aires. Hubo gritos, llantos contagiosos y abrazos eternos en la primera condena por un travesticidio. La Justicia sentenció a un hombre a prisión perpetua por el crimen de la dirigente trans Diana Sacayán, considerando como agravantes la violencia de género y el odio a la identidad de género de la víctima.

Tras 11 audiencias, ayer por la mañana se leyó la sentencia. Los pasillos del Palacio de Tribunales se llenaron de miembros de organizaciones sociales. “Diana corazón, acá vienen las travas para la liberación”, coreaban y aplaudían. Acompañaron así a los familiares de Diana -unas 20 personas- en la entrada y salida del Tribunal Oral en lo Criminal N° 4, integrado por los jueces Adolfo Calvete, Ivana Bloch y Julio César Báez.

Te puede interesar...

Pasadas las 10 entró a la sala el acusado, Gabriel David Marino (25), con su abogado defensor, Ramiro Rúa. Tras una breve sesión de réplicas y dúplicas, y tras un cuarto intermedio que amplió la expectativa, el veredicto llegó recién al mediodía. Mientras esperaba, el condenado no hacía ningún gesto, ninguna mueca y apenas pestañeaba. La tensión sólo era visible en su pie izquierdo, que no paraba de temblar.

Diana Sacayán fue asesinada de 13 puñaladas en su departamento del barrio porteño de Flores, en octubre de 2015. Su cuerpo estaba atado de manos y pies. En el lugar hallaron un cuchillo de cocina, un martillo y una tijera, y un faltante de $20.000 que le robaron, aunque la sentencia absolvió a Marino de ese delito.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído