Pesa 192 y no va ni a clase

El nene más gordo del mundo está a dieta para volver a la escuela.

Indonesia
Prácticamente se ha convertido en un tema de Estado en su país. Los padres se han propuesto que su hijo recupere aunque sea una de las actividades más habituales de los chicos de su edad. El tema es que a su edad no es un chico más. Arya Permana tiene un triste récord: a los 10 años pesa 192 kilos.

El chico vive en Java Occidental, Indonesia, y la madre contó que su hijo “tiene hambre todo el tiempo”. También explicó que puede comer la misma cantidad de comida que dos personas mayores. Por temor al grave riesgo de padecer enfermedades mortales y problemas de respiración asociados a la obesidad, los médicos le pusieron una dieta estricta de arroz en un intento por controlar su peso.

Arya había dejado la escuela porque el sobrepeso no le permitía moverse libremente: literalmente le cuesta dar un par de pasos seguidos sin agitarse más de lo conveniente. Además, un detalle que parece insignificante pero no lo es, no le queda bien ningún tipo de ropa.

El diario digital Daily Mail señala que, por su tamaño, Arya no puede caminar con comodidad. En una entrevista con ese medio, la madre, Rokayah, dijo que Arya empezó a subir de peso de manera anormal cuando tenía apenas dos años. ¿Cómo es un día en la vida del nene? Ahora come cinco veces al día porciones de arroz, carne y vegetales. La madre le da arroz integral para que comience a perder sobrepeso.

Para ella, “Arya siempre está cansado y se queja de que le falta el aire, que claramente le cuesta respirar con normalidad. Sólo come y duerme todo el día, y cuando termina de hacer esas cosas se mete en la pileta durante varias horas”. A su vez, el padre mostró preocupación cuando dijo: “Mi hijo está cada vez más grande y me preocupa su salud”

Arya es el segundo hijo que Rokayah tuvo con su marido, Ade Somantri, que se desempeña como agricultor. El niño nació hace diez años en el hogar a través de un parto natural y al momento de llegar a la vida pesó como cualquier bebé: unos 3,2 kilos. Desde hace tiempo, la vida de Arya se ha convertido en un suplicio. Si puede bajar unos kilos y eso le permite volver a la escuela para recuperar una rutina educativa y social, su vida empezará a cambiar.

Todo cambió
3,2 kilos pesó el nene cuando nació, hace diez años. Cuando nació, Arya tuvo el peso de un bebé normal. Pero, según contó su propia mamá, comenzó a engordar de manera desproporcionada a los dos años. Empeoró en el último tiempo.

Murió
El hombre más gordo llegó a 444

El hombre más gordo del mundo llegó a pesar 444 kilos y murió en diciembre pasado a causa de un infarto. Se llamaba Andrés Moreno, era mexicano, y al momento de su muerte había bajado unos 60 kilos debido a una operación a la que se había sometido meses atrás, justamente, para dejar de engordar. Según declaró en su momento su médico, José Castañeda, su muerte no estuvo relacionada con la intervención quirúrgica por la que había pasado. “Fue algo que no teníamos contemplado por todos los kilos que había bajado por la cirugía, eso le iba a permitir disminuir el riesgo de un infarto”, se defendió el doctor. Debido a su peso, Moreno estuvo muchos años inmóvil, en su casa. Y unas semanas antes de morir, había dado sus primeros pasos después de muchos años. El sedentarismo pudo ser un factor para desencadenar “la formación de algún coágulo” en su cuerpo. Por eso es tan importante que el chico de Indonesia tenga una rutina más normal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído