Pese a la crisis, caen en el cuento del tío petrolero

Una mujer prometía un puesto a cambio de dinero por un curso.

GRETEL OLIVARES
policiales@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
"Conocés a alguien que le interese trabajar en una petrolera, porque hubo muchos despidos, pero quieren incorporar gente nueva". Ese era el ardid de una mujer para convencer a sus víctimas de acceder a una entrevista personal, en la que les terminaba exigiendo 6500 pesos para capacitarlos, aunque todo se trataba de una estafa.

La estafadora tentaba a las víctimas con un sueldo de 37 mil pesos. Luego les exigía 6500 por un curso de Tango Gestión.

En medio de la crisis que vive el sector petrolero en Neuquén, donde la actividad viene retrocediendo, los estafadores aprovechan el contexto para seguir engañando a aquellos que aún sueñan con trabajar en el sector que registra los sueldos más altos de la actividad económica en la región.

"A nosotros nos llegó el dato de esta mujer a través de una conocida. Mi señora llamó, y después de una charla el lunes al mediodía, concretó para la tarde una entrevista en una confitería", contó León, esposo de una joven que tras acudir a la reunión desconfió.

De acuerdo con la información brindada por el matrimonio, que advirtió la estafa antes de ser perpetrada, hubo otras víctimas, incluso la misma conocida que les hizo el contacto a ellos, quien pagó el dinero y no recibió nada.

En este caso, la estafadora decía ser una administrativa de la empresa OPS y que en una renovación de personal buscaban gente.

Tras prometer por teléfono un sueldo de 37 mil pesos, lograba concretar la cita personal. Allí pedía como único requisito que la persona supiera manejar el programa administrativo Tango Gestión.

La mayoría de las postulantes, mujeres jóvenes, no contaban con esa capacitación, por lo que la timadora se ofrecía a conseguir un curso por 6500 pesos que dictaba un conocido suyo.

"A mi señora le pareció supercaro, además no tenía la plata para entregarle, pero la otra mujer le insistía tanto, de que había pocos cupos, de que necesitaba sí o sí saber Tango, que mi mujer le dijo dejame ver si te consigo la mitad de la plata", indicó León.

La joven desconfió y llamó a su marido, quien investigó por internet los precios de los cursos, que resultaban ser muchos más baratos, e incluso llamó a la empresa, desde donde le dijeron no conocer a la supuesta Carolina, como se presentaba la estafadora.

"Nosotros fuimos a la Policía y queremos alertar a la gente. Tenemos miedo porque no sabemos qué hay detrás de esto, si es ella sola o hay una organización", concluyó.

FRASES
"La mujer la citó a mi esposa para hablarle del puesto. Le dijo que requería sí o si manejar el Tango Gestión y le exigía una suma de dinero por un curso; ahí desconfió".
"En la Comisaría 1ª no nos dieron bolilla. Nos dijeron que como no habíamos entregado los 6500 pesos del curso a la mujer no éramos víctimas. Hicimos igual una exposición".
León Esposo de la joven que zafó de la estafa


Causa
La investigación y el acuerdo

En 2015 hubo más de 60 personas que cayeron en el cuento de ingresar a trabajar al mundo petrolero y que pagaron por ofrecimientos laborales o cursos de capacitación entre 3 mil y 9 mil pesos.

A fines de octubre del año pasado, el fiscal de Delitos Patrimoniales, Marcelo Jara, le formuló cargos por estafa a un hombre que decía ser abogado del Sindicato de Petróleo y Gas Privado y pedía 3 mil pesos a cambio de un puesto en YPF. Hace dos semanas el juez Martín Marcovesky avaló un acuerdo entre las partes (fiscalía y defensa) por el que el acusado deberá devolver -antes del 10 de abril- 12 mil pesos a cuatro de sus víctimas, para evitar llegar a juicio. El acuerdo fue factible porque el acusado no tenía antecedentes penales.

En 2015
Sueño y pesadilla petrolera: pan para hoy y hambre para mañana

$3 mil Para entrar a YPF
Martín Lino les hacía creer a sus víctimas que era abogado y que trabajaba para el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén. Les ofrecía diferentes puestos de trabajo en la empresa YPF y les pedía que le pagaran 3 mil pesos.
Luego de cobrarles a todos los postulantes, desapareció y fue entonces cuando supieron que habían sido estafados.

$3 mil Un puesto en Schlumberger
Una mujer fue denunciada y luego detenida en Centenario por estafar a más de 30 personas a las que les prometía un trabajo en una importante empresa petrolera. La estafadora -simulaba ser una administrativa de la firma Schlumberger- entrevistaba a los postulantes y les cobraba 3 mil pesos para una supuesta capacitación y luego desaparecía.

$12 mil Para ser chofer
Cristian Aigo (foto) se convirtió en víctima de una de las tantas modalidades de estafas con la promesa de un puesto en el sector petrolero. El joven vendedor ambulante fue tentado para convertirse en chofer de la empresa YPF, con un sueldo inicial de 28 mil pesos. Pero para eso debía conseguir los carnets habilitantes, por los pagó ingenuamente 12 mil pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído