Pese a la multitud, la Policía iría hoy a detener a Lula

Ayer no fue a buscarlo al sindicato en el que está.

SAN PABLO - Después de que se venciera el plazo ordenado por el juez Sergio Moro, la Policía Federal de Brasil informó que no irá a buscar al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva al Sindicato de Metalúrgicos de San Pablo hasta, al menos, hoy a la mañana. Mientras tanto, el abogado del ex presidente negocia las condiciones de entrega con la Justicia.

Esto ocurre por una jurisprudencia que no permite a las fuerzas de seguridad a cumplir los mandos de búsqueda y de prisión dentro de domicilios y que, a su vez, obliga a hacer este tipo de procedimientos bajo la luz del día. “Él presentó al sindicato como domicilio. Está en el código de proceso penal; no se pueden cumplir mandos en general, de búsqueda y de prisión, dentro de domicilios. Eso es ilegal. Y tiene la definición de “día” que es jurisprudencial, de seis a seis (6 a 18), del surgimiento del sol hasta la puesta del sol” explicó el comunicado de la Policía.

Lula se encerró en el Sindicato de Metalúrgicos de San Pablo, donde se formó un cordón humano para evitar que las fuerzas de seguridad ingresaran al lugar y se llevaran detenido al líder y candidato a presidente el Partido de los Trabajadores. Unos 30 mil manifestantes se agolparon en la puerta y llamaron a resistir la orden de detención del juez Sergio Moro. Se esperaba que Lula se dirigiera a la multitud, pero finalmente eso no sucedió.

Fue la presidenta del Partido de los Trabajadores, Gleisi Hoffmann, quien transmitió el mensaje de Lula a la multitud: “Traigo un fuerte abrazo de nuestro presidente Lula. Me pidió que les dijera de su agradecimiento por la solidaridad. San Bernardo es la cuna del nuevo sindicalismo. Este es el sindicato que Lula escogió para estar junto con el pueblo, los movimientos sociales y sindicales. Optamos por no ir a Curitiba no para confrontar con la Justicia, sino porque no les vamos a dar el gusto en lo que ellos esperan: que vayamos de cabeza baja”, continuó la dirigente. “Es aquí donde estamos y es aquí donde nos quedaremos”, agregó.

--> Un país movilizado y en estado de alerta

Además de las 30.000 personas que se agolparon en las afueras del sindicato metalúrgico de San Pablo, diversas protestas y cortes de ruta se llevaron a cabo ayer en Brasil en apoyo al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y en razón de su inminente ingreso a prisión.

En total, se registraron hasta ahora 17 bloqueos de ruta en los estados de Pernambuco, Mato Grosso, Pará, Tocantins, Bahía, Rio Grande do Norte, Rio Grande do Sul, Paraíba, Sergipe, Sao Paulo, Espírito Santo y Mato Grosso do Sul y Minas Gerais, por todo el territorio nacional. Las protestas fueron convocadas en su mayoría por el Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra (MST), una organización social afín a Lula.

En el estado norteño de Paraíba, una mujer fue baleada mientras bloqueaba una de las rutas principales de la región, informó el MST en su perfil de Twitter. La víctima fue trasladada a un hospital. Lula, condenado en segunda instancia por corrupción, tenía plazo hasta las 17 de ayer para entregarse voluntariamente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído