Pirotecnia: ya buscan con lupa a vendedores truchos

La Muni recibió las primeras denuncias. Publican avisos en internet.

POR SOFIA SANDOVAL / ssandoval@lmneuquen.com.ar

Con la cercanía de las fiestas de fin de año, la Municipalidad ya comenzó a seguir las pistas de casas de familia que acopian y venden pirotecnia a través de las redes sociales. Desde el área de Comercio informaron que ya recibieron las primeras denuncias de vecinos y aseguraron que la reglamentación de la ley provincial les ofrece más herramientas para hacer controles.

“Cualquiera puede tener al lado de la casa un polvorín y no saberlo”, advirtió Gustavo Orlando, subsecretario de Comercio de la Municipalidad, quien aclaró que ya recibieron varias denuncias y comenzaron las investigaciones para desbaratar la venta clandestina de pirotecnia.

Te puede interesar...

A los controles que el Municipio hace desde hace seis años, cuando una ordenanza prohibió el uso de estos elementos, se suma también el aporte de la Provincia.

operativo pirotecnia policia1.jpg

Desde que se reglamentó el mes pasado la ley que prohíbe la venta de pirotecnia en el territorio, la gestión local recibe el apoyo de Defensa Civil y del Ministerio de Ciudadanía, sobre todo en la difusión de campañas preventivas para evitar que la gente compre fuegos artificiales.

Orlando explicó que la presencia de estos elementos en casas de familia complica aún más los controles y futuros decomisos. Según aclaró, deben entregar pruebas a un juez de faltas para que luego un juez de garantías emita una orden de allanamiento que les permita ingresar a la vivienda a verificar si se viola o no la legislación vigente.

Según aclaró, a las personas que se detecte utilizando pirotecnia se las sancionará con una multa que va de los 1400 a los 3000 pesos, mientras que aquellos que comercialicen los productos deberán pagar entre 30 mil y 60 mil pesos. En el caso de los comercios que vendan estos artículos, la sanción incluye una clausura del local por 30 días.

p03-pieza.jpg

Riesgos

El funcionario aseguró que los vecinos son cada vez más conscientes de los peligros de estos artilugios (ver aparte), por lo que solicitó que sean más los que denuncien actividades sospechosas en sus barrios.

“Pueden comunicarse al 103 de Defensa Civil o al 147, que es el número de la Municipalidad”, explicó.

Sin embargo, señaló que la mayoría de las denuncias llegan a través de mensajes directos a la página de Facebook de la subsecretaría de Comercio. “Nosotros garantizamos la confidencialidad de los datos del denunciante”, dijo Orlando, y agregó que es de gran ayuda que los vecinos envíen fotos y otras evidencias que ayuden a acelerar la obtención de la orden de allanamiento.

Aunque aún no se realizaron decomisos, el subsecretario aclaró que ya tienen datos concretos para hacer las investigaciones pertinentes, y recordó la importancia de erradicar el uso de pirotecnia, “no por capricho sino en resguardo de la salud”.

Pirotecnia-multas-municipio.jpg

--> Los riesgos de hacer compras en el mercado negro

A pesar de que el Concejo Deliberante aprobó hace seis años una ordenanza que prohíbe la venta de pirotecnia en la ciudad, todos los años se registran casos de comercialización clandestina de estos productos.

Gustavo Orlando, subsecretario de Comercio de la Municipalidad, explicó que cada temporada se secuestran miles de kilos de estos explosivos, lo que supone un riesgo para los vecinos de los lugares de acopio.

“Cuando estaba permitido, se exigía un límite de hasta 20 kilos de pirotecnia y realizar previamente un curso de manejo del fuego, así como mantener los artículos en lugares frescos y limpios para evitar incendios”, comentó.

“Con la venta ilegal, no se sabe en qué condiciones se acopian los explosivos y tampoco si son artículos legales, con los controles del RENAR y todas las organizaciones involucradas en verificar los productos”, detalló el funcionario.

De este modo, se incrementan los riesgos para la persona que manipula los fuegos de artificio y que no conoce si tiene artículos de calidad u otros fabricados de manera ilegal y sin verificaciones.

Como contrapartida, aclaró que existe mayor conciencia de la población, que ha reducido el consumo de estos elementos. “Antes se escuchaban explosiones en todo diciembre y ahora sólo la noche del 24 y el 31; y los heridos bajaron de 40 a sólo dos desde que comenzó la prohibición”, aclaró Orlando, y agregó que erradicar este tipo de práctica implica “un cambio cultural que lleva tiempo”.

Asimismo, recordó que las multas no rigen sólo para quienes comercialicen sino también para quienes manipulen artículos pirotécnicos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído