Plata fresca: la otra vía de crédito para pymes

Una compañía trabaja con las cámaras que agrupan al empresariado local con la intención de provocar un cambio cultural que haga migrar las carteras de crédito de los bancos a la bolsa. Las tasas convienen.

A falta de bancos, buena está la bolsa. Los tiempos que corren no son los apropiados para patear vencimientos de pagos que, a la vez, son imposibles de asumir de momento. Una alternativa con menor tasa que los bancos es ir por auxilio financiero al mercado de capitales. No obstante, la cultura que cunde entre las pymes neuquinas es esquiva a la alternativa de tasa más barata del presente, como recalcaron en una entrevista con +e Matías Aidembaum Menendez y José María Fernández, gerente y jefe Comercial de Acindar Pymes. La empresa tiene una cartera de 270 clientes en su base de Neuquén, desde donde atiende a toda la Patagonia.

De esas, 150 están con algún plan de financiamiento activo en el presente, el resto lo tuvo y tiene la puerta abierta para renovarlo.

Acindar Pymes gestionó créditos por 400 millones de pesos en 2018 y prevé ampliar el monto a $600 millones este año.

La cartera neuquina tiene a las pymes dedicadas a los servicios petroleros entre sus clientes destacados. Si bien la tasa de interés del mercado de capitales es mucho más atractiva que la de los bancos, sólo el 15 por ciento del empresariado local contenido financieramente por la entidad se volcó al mercado de capitales. El resto sigue atado al financiamiento tradicional de los bancos, puntualizaron los ejecutivos de Acindar Pymes. Uno de los requerimientos más instalados entre las pymes en la coyuntura actual es el descuento de cheques. Las tasas bancarias van del 50 al 60 por ciento, mientras en el mercado de capitales el financiamiento puede costar alrededor del 35 por ciento.

EP07-F01-pymes-creditos.jpg

Acindar Pymes garantizó créditos por 8500 millones de pesos el año pasado en el país. En ese caso, 6500 se gestionaron en el mercado de capitales. La diferencia en la relación de los auxilios financieros por esa vía y la bancaria entre el país y la Patagonia es notable. “El origen es cultural, por eso trabajamos en ese aspecto con las cámaras empresarias de la región”, advirtieron Aidembaum y Fernández.

Las pymes locales tienen otra diferencia marcada de comportamiento con las de otras regiones en la compleja coyuntura que transita el país. La morosidad prácticamente no existe en la cartera neuquina de Acindar Pymes, mientras en el resto del país el año pasado se cuadriplicó, hasta el dos por ciento. “Sigue siendo baja, pero el salto fue grande. Hay que estar atentos a estas señales, son un llamado de atención”, dijeron los expertos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario