Polémica por las selfies con un delfín en la costa

Buenos Aires
Un delfín bebé de la especie franciscana que se acercó a un veraneante en Santa Teresita murió deshidratado luego de que el turista lo retirara del agua para una selfie, lo que luego fue imitado por decenas de bañistas, según denunció la Fundación Vida Silvestre.
"El potencial de recuperación de esta especie es muy bajo", advirtió la ONG en un comunicado.
El cetáceo de la especie franciscana, también llamado delfín del plata -uno de los más pequeños del mundo-, mide entre 1,30 y 1,70 metros de largo y es un pez propio del gran estuario del Río de la Plata y de las costas del océano Atlántico en Sudamérica.
Si bien los delfines suelen morir por ataques de orcas o tiburones, en este caso fue por la imprudencia del hombre.
La fundación Vida Silvestre denunció que el delfín murió luego de que un grupo de turistas lo sacara del agua para tomarse unas fotos.
"La ocasión sirve para informar a la población sobre la necesidad urgente de devolver a estos delfines al mar ante el encuentro con uno en la orilla. Es fundamental que las personas ayuden al rescate de estos animales, porque cada franciscana cuenta", indicó Vida Silvestre en el comunicado.
El potencial de recuperación de esta especie es muy bajo: las hembras a los dos o tres años tienen una única cría que queda a su cuidado por uno o dos años.
Además, la franciscana, como otros delfines, no puede permanecer mucho tiempo fuera del agua, tiene una piel muy gruesa y grasosa que le proporciona calor, por lo que la intemperie rápidamente le provoca deshidratación y la muerte en forma más o menos acelerada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído