El clima en Neuquén

icon
Temp
66% Hum
La Mañana Neuquén

De espía del Gobierno de Neuquén a tesorero de Generación Zoe

Miguel Echegaray trabajó 18 años en la Dirección de Inteligencia de Estado de Neuquén. Fue mano derecha de Leonardo Cositorto y se alzó millones de dólares.

No lo va a poder creer, pero es cierto. Un espía del gobierno neuquino se convirtió el coach, tesorero de Generación Zoe y se levantó millones de dólares con una estafa piramidal que afectó a cientos de personas. La historia no tiene desperdicio.

El gigante del streaming, Netflix, lanza el 23 de mayo la película documental “El vendedor de ilusiones: Generación Zoe”, la estafa piramidal que arrancó en Villa María, Córdoba, y que se expandió a todo el país, Latinoamérica y España.

El documental de 107 minutos dirigido por Matías Gueilburt, al que tuvimos acceso al preestreno, muestra con pelos y señales cómo era la dinámica de la estafa que estiman que en blanco asciende a 120 millones de dólares según confió a LMNeuquén la fiscal del caso Juliana Companys, pero en negro la cifra podría escalar tranquilamente a los 400 millones de dólares.

En el documental aparecen dando su visión y testimonio el presidente de Generación Zoe, Leonardo Cositorto, y el vice, Maximiliano Batista. Ambos tras las rejas del penal de Bouwer, en Córdoba.

Pero hay un personaje de bajo perfil que era el tesorero de la organización y no está en dicho documental porque cuando se grabó estaba prófugo. Se trata del neuquino Miguel Echegaray un personaje clave para justicia cordobesa.

image.png
Leonardo Cositorto, presidente de Generación Zoe, da su testimonio en el documental de Netflix.

Leonardo Cositorto, presidente de Generación Zoe, da su testimonio en el documental de Netflix.

¿Qué fue Generación Zoe?

En febrero de este año, la fiscal Juliana Companys, de Villa María, elevó a juicio la causa Generación Zoe por asociación ilícita y estafa.

En ella están, el líder de la maniobra Leonardo Cositorto y otros 25 imputados entre los que figura el neuquino Miguel Echegaray, “uno de los que más se enriqueció”, definió a LMN la fiscal Companys.

El holding empresarial capacitaba en coaching, liderazgo y brindaba charlas motivacionales donde se acentuaba la capacidad de emprendimiento de las personas y no depender de un empleador.

Arrancaron haciendo pie en Villa María con el coaching ontológico y de ahí impulsaron la piramidal.

La maniobra consistía en que invirtieran entre 500 y 1.000 dólares con un retorno mensual del 7,5 por ciento. Algo totalmente desproporcionado dentro de la legalidad del sistema financiero, solo en mesas de dinero podría llegar a ser un porcentaje aceptable.

La habilidad de Cositorto y su vicepresidente Maximiliano Batista llevaron a que la empresa conformara una suerte de ecosistema donde había hoteles, spá, estéticas, concesionarios, hamburgueserías, gimnasios, equipos de fútbol y hasta criptomonedas.

Esa maniobra creció exponencialmente durante la pandemia y terminó de caer tras las primeras denuncias que recibió la fiscal Companys el 17 de febrero de 2022.

Entre los principales responsables de Generación Zoe estaba Miguel Echegaray, un espía neuquino.

zfsSXjRmY_2000x1500__1.jpg
La fiscal de Villa María, Juliana Companys habló con LMN y reveló la tarea clave que tenía Echegaray en Generación Zoe.

La fiscal de Villa María, Juliana Companys habló con LMN y reveló la tarea clave que tenía Echegaray en Generación Zoe.

El espía de la DIE

Miguel Echegaray, por su bajo perfil, tuvo muy poca difusión porque la mayor atención se centró en Cositorto y Batista, pero su rol fue clave.

La fiscal Juliana Companys destacó que es uno de los más importantes y uno de los que más se enriqueció con la piramidal de Generación Zoe.

Este personaje trabajó durante 18 años en el Gobierno de Neuquén.

La fiscal reveló a este medio: “Nunca fue policía. Él trabajó para la provincia de Neuquén y yo te voy a decir de qué -revisa el expediente, hace una breve pausa y confirma- su primer trabajo fue de seguridad en la Dirección de Inteligencia de Estado (DIE) del Gobierno de Neuquén. Comenzó en 1992 y se extendió hasta el 2010. Actualmente, (estando preso) cobra una pensión del Estado. Después, estudió chef y se dedicó a la gastronomía y al coaching”, detalló Companys.

La DIE, a los fines explicativos, fue o es, una suerte de ex SIDE a la neuquina. Recuerden que la Secretaría de Inteligencia de Estado (SIDE) se reconvirtió tras varios escándalos, siendo bisagra el crimen el fiscal Alberto Nisman. Ahí, pasó a llamarse Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Como será de chico el mundo que uno de los imputados en la piramidal de Generación Zoe, es el ex juez nacional Héctor Luis Yrimia, director jurídico de dicho holding.

Yrimia fue señalado por Alberto Nisman, en la causa AMIA, como una pieza dentro del plan de encubrimiento iraní. ¡Buenos muchachos!

Retomemos. La DIE de Neuquén en los 90 funcionó sobre calle Antártida Argentina a unas pocas cuadras de Casa de Gobierno.

“Ahí se hacía inteligencia de verdad”, confió una fuente muy relevante bajo reserva.

¿Qué es inteligencia de verdad? Todo. Se espiaba. Es decir se hacían tareas de vigilancia, seguimiento y escuchas de opositores, sindicalistas, referentes sociales, periodistas y también a los propios miembros del gobierno y del MPN.

Nada quedaba librado al azar. Había que tener “información de todos”, como supo decir alguna vez el bancario Raúl Moneta.

Con dicha información se conforman carpetas, de ahí el termino carpetazo, de cada uno de los investigados. Esto servía al gobierno, para estar un paso delante de algunos personajes, negociar con ventaja o saber donde apretar.

Un viejo funcionario de primera línea del MPN supo confiarme en una de las tantas charlas en Casa de Gobierno, en tiempos en que se podía entrar sin ser resistido por la seguridad o los prenseros de turno, que los archivos de la DIE permanecían guardados bajo siete llaves en Roca y La Rioja.

image.png
La DIE se instaló en calle Montevideo casi avenida Olascoaga donde siguió funcionando bajo el nombre de “Actualización Social”.

La DIE se instaló en calle Montevideo casi avenida Olascoaga donde siguió funcionando bajo el nombre de “Actualización Social”.

La DIE funcionó hasta el 2008, cuando fue derogada, en los papeles, por el ex gobernador Jorge Sapag.

A partir de entonces, se instaló en calle Montevideo casi avenida Olascoaga, a la vuelta de la Comisaría Segunda. En ese lugar continuó con sus labores bajo el remozado nombre de “Actualización Social”.

En 2014, cuando revelé que seguía funcionando, una importante fuente de jefatura confió: “Es una unidad especial de investigación que se dedica a realizar tareas de inteligencia. Cumple funciones en el terreno criminal, pero también tiene funciones paralelas de inteligencia a otros actores sociales”.

Es decir, ya habían pasado seis años desde que fue derogada en los papeles y su actividad continuó. Nadie habla actualmente sobre el tema, aunque algunos lo matizan afirmando que “hoy se hace análisis criminal solamente”.

Lo cierto, es que Miguel Echegaray trabajó en la DIE hasta 2010 según declaró en el Justicia de Córdoba.

Sobre las tareas que desplegadas en la DIE no brindó detalle alguno. Pero en esa dirección, el personal civil como policial tenían roles distintos, pero con el mismo fin: obtener información de los objetivos seleccionados.

Miguel Echegaray (2).jpg
Cositorto y Echegaray, presidente y tesorero de Generación Zoe. Ambos presos en Córdoba.

Cositorto y Echegaray, presidente y tesorero de Generación Zoe. Ambos presos en Córdoba.

De coaching a tesorero de Generación Zoe

Tras salir del Gobierno neuquino, Echegaray incursionó en la gastronomía, pero el coaching fue su debilidad.

Al parecer eso de hablar en público se le daba bien y comenzó a relacionarse con Cositorto que era un personaje que tenía sus orígenes en la venta callejera, puerta a puerta, luego fue formador de vendedores y de ahí a saltó coach ontológico aunque tuvo un breve paso como pastor evangélico por lo que se le volvió un mantra la frase: “que Dios se lo pague”.

En 2016, Echegaray presentó a través del PRO un proyecto para que el Concejo Deliberante de Neuquén declare de interés un seminario que pretendía dar acompañado por Cositorto y el psicólogo Bernardo Stamateas, reconocido conferenciante en ese entonces.

«Este evento reviste gran importancia atento los beneficios generados por esta disciplina relativamente nueva del Coaching Ontológico que está imponiéndose dentro de los recursos humanos, así como en las organizaciones de personas en general, en miras a satisfacer la necesidad latente de cambiar o modificar las conductas del capital humano para lograr así la obtención de metas y objetivos», destacó en el proyecto.

El crecimiento económico Echegaray lo va a tener de la mano de Cositorto que no se cansaba de seducir auditorios repletos.

En comparación con Cositorto, Echegaray era un conferenciante muy precario, pero ambos tendían a destacar ante sus auditorios los beneficios de comprar un auto nuevo, viajar al caribe, manejar dólares, alojarse en un all inclusive y ver “chicas en bikini”. Muy básicos, pero efectivos en lo suyo: la estafa piramidal.

“Al mismo tiempo que Cositorto y Batista, dentro de la organización y en la misma jerarquía, se encontraba Miguel Ángel Echegaray, quien desempeñaba un papel fundamental”, destacó la fiscal en la elevación a juicio.

Además, resaltó: “fue de vital importancia para la organización criminal. Miguel Ángel Echegaray, era el encargado de la administración de las cuentas bancarias de Zoe Empowerment”.

En dichas cuentas se recibían los millones que depositaban los ingresantes a Zoe y de ahí se redistribuía entre unos pocos.

De acuerdo con los informes bancarios obrantes en la causa y que componen los cuerpos de prueba 2, 3 y 4: “el imputado Miguel Ángel Echegaray era el administrador de la cuenta bancaria, ya que de su cuenta personal del Banco Santander se ocupó de transferir dinero, a sus hijas Camila, Melisa y Micaela, a sus hermanos, Gabriela y Roberto Luis Echegaray y su cuñada Claudia Arias”, detalló en la elevación a juicio.

Además, se suma que transfirió dinero a Cositorto y a otros pocos miembros más de la organización criminal conocida como Generación Zoe.

Se estima que Echegaray y su familia, se alzaron con un botín que ronda entre los 18 y 21 millones de dólares.

lKMrwcLTs_2000x1500__1.jpg
Leonardo Cositorto fue detenido en abril de 2022 en República Dominicana por personal de Interpol.

Leonardo Cositorto fue detenido en abril de 2022 en República Dominicana por personal de Interpol.

A la espera del juicio

Cuando surgen las primeras denuncias en febrero de 2022, la fiscal Companys libró las ordenes de allanamiento y captura para los distintos líderes de Generación Zoe.

Cositorto permaneció prófugo durante dos meses hasta que cayó en República Dominicana donde se alojaba en un complejo de casas de playa, cambiando cada tres o cinco días de vivienda. Lo detuvo Interpol en un allanamiento nocturno.

en República Dominicana, Cositorto estaba sin haber registrado su ingreso al país, es decir que entró en forma ilegal.

A Echegaray recién se lo allanó en Neuquén en mayo de 2022. En ese entonces, la fiscal cordobesa tenía el dato de la casa de Echegaray en Neuquén y su trabajo para la provincia, por lo que tomó contacto con el vocal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Germán Busamia, el juez de Garantías Gustavo Ravizolli y el fiscal Diego Azcárate, quienes le agilizaron el exhorto para poder allanar en la provincia.

Delitos Económicos de la Policía neuquina se encargó de auxiliar a Juliana Companys que ordenó el secuestro de varios vehículos de Echegaray y su familia, además de celulares y documentación, pero no pudieron dar con el tesorero que a esa altura contaba con pedido de captura nacional e internacional.

Generación Zoe rastrean a un colaborador neuquino de Cositorto.jpg
En mayo de 2022 la fiscal Companys realizó una serie de allanamientos y secuestros a Echegaray en Neuquén mientras él continuaba prófugo.

En mayo de 2022 la fiscal Companys realizó una serie de allanamientos y secuestros a Echegaray en Neuquén mientras él continuaba prófugo.

“Lo buscamos en Neuquén y Buenos Aires donde era ayudado por un familiar que tenía bienes a su nombre. En Neuquén, secuestramos camionetas que pertenecían a Zoe y que tenían escondidas sus hermanos, lo recuerdo porque yo misma viajé para ese allanamiento”, contó Companys.

Finalmente, después de varios meses de permanecer prófugo en Buenos Aires, donde se movía entre distintas casas y con la cooperación de su familia, Echegaray no soportó más la vida en la clandestinidad.

"Vino en diciembre de 2022 y se presentó en mesa de entrada de la fiscalía y se entregó acá en Villa María por lo que se ordenó su inmediata detención", detalló la fiscal.

“Actualmente está en el penal de Villa María, con prisión preventiva confirmada. Pese a que la apeló, se la confirmaron porque además estuvo prófugo”, aclaró la funcionaria judicial.

“Echegaray está imputado de asociación ilícita en carácter de jefe y estafas reiteradas. Era el tesorero y por lo que pudimos relevar manejó unos 21 millones de dólares, estamos hablando de la blanca, en negro el margen es mayor”, aclaró la fiscal.

“Lo que vimos en los bancos, es que se hizo de la plata y de su cuenta la traspasaba a la de sus hermanos, mujer, hijas y cuñada. Es uno de los que más se enriqueció con esta estafa piramidal”, sentenció con contundencia la fiscal Companys.

El juicio a los imputados de Generación Zoe podría llegar a realizarse este año, pero hay que aguardar que la Cámara del Crimen de Córdoba resuelva las oposiciones interpuestas por los defensores de varios de los acusados, entre ellos Echegaray.

Las penas por el delito de estafa, según el Códig Penal, llegan a 25 años, pero el pedido fiscal debe ser proporcionado para no generar falsas expectativas.

Se estima que para los líderes de la organización pedirán entre 10 y 12 años y “para Echegaray entre 8 y 10 años de prisión”, concluyó Companys a LMN.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas