La Mañana Dramático

Dramático accidente vial sufrió una familia cipoleña en Neuquén capital

Esperaban la luz verde de un semáforo de la Multitrocha y fueron chocados desde atrás por otro auto, cuyos ocupantes se bajaron y escaparon corriendo. Tres de ellos fueron atrapados.

Un vecino de Cipolletti atravesó un dramático momento cuando aguardaba la luz verde en un semáforo de Neuquén y otro auto los chocó violentamente de atrás. Su esposa debió ser asistida por un dolor en el cuello, mientras que su hija y él solo sufrieron las consecuencias del susto.

En tanto que los ocupantes del rodado que causó el incidente, tres hombres y una mujer, escaparon corriendo del lugar, aunque luego tres de ellos fueron atrapados.

El incidente vial se registró el domingo minutos antes de las 7:20 en la Multitrocha (Ruta 22) y la calle El Tronador, en la capital de la vecina provincia.

Choque cipoleño Nqn 2.jpg

Bubby Stierli, quien durante años trabajó en Telefónica y se destacó como fotógrafo de automovilismo para este diario, contó que conducía su Renault Fluence rumbo al aeropuerto neuquino dado que su esposa y su hija viajaban a Buenos Aires y la luz roja los detuvo. Recordó que había poco tránsito a esa hora y nada hacía presagiar lo que se avecinaba, porque inesperadamente sintieron el impacto y que “todo empezaba a dar vueltas”.

Fue un instante de desconcierto total. Volaron vidrios y trozos de plástico y cuando repararon que habían sido chocados vieron que del otro auto, un Ford Fiesta color azul que además se había estrellado contra el guardarraíl que divide la ruta, se bajaban tres hombres y una mujer que escaparon corriendo.

Sin embargo, la oportuna aparición de dos personas uniformadas -que suponen son del Servicio Penitenciario- permitió atrapar a la chica y a otro muchacho que no pudo seguir escapando por una lesión en una rodilla. En tanto que un tercero, que apareció a los pocos minutos, también fue detenido por hacer gestos amenazantes a la joven para que no hablara.

Choque cipoleño Nqn 3.jpg

Stierli destacó la intervención voluntaria de los efectivos como también el gesto del conductor de un colectivo que los ayudó y de una enfermera que iba rumbo a su trabajo y se quedó a asistirlos.

En cambio lamentó la actitud de los ocupantes del Ford se fueron sin brindarles asistencia.

Destacó que su auto quedó con serios daños mecánicos y de chapa que los dejará a pie por un buen tiempo, aunque confía en la cobertura de su seguro.

Policías que acudieron a la emergencia tomaron los datos y realizaron trabajos periciales de rigor, además de llevarse secuestrado el Fiesta. En tanto que el miércoles deberá presentarse en la Comisaría del sector para continuar con la denuncia y los trámites habituales en estos casos.

“Cerrá la boca”

Todo indica que el conductor del Fiesta, que se presume es el dueño, logró escapar junto con otro muchacho.

En tanto que la joven que corrió pero fue atrapada por los uniformados supuestamente penitenciarios, dijo que no los conocía y aseguró que ella y el otro muchacho que tampoco logró huir por la lastimadura en la rodilla habían “hecho dedo” y los habían levantado.

Sin embargo la versión generó sospechas, que se reforzaron aún más cuando apareció otro hombre que comenzó a hacerle gestos para que “mantuviera la boca cerrada”.

Choque cipoleño Nqn 4.jpg

Uno de los policías descubrió que le estaba haciendo señas y cuando le fue a preguntar y pedir que se identifique, también echó a correr. Pero el efectivo salió detrás de él y lo detuvo a las pocas cuadras. No descartan que haya sido el conductor del vehículo que causó el incidente, lo que quedará develado en la investigación iniciada.

Se puso a limpiar el pavimento

Bubby, tras superar la conmoción, vio que una grúa se llevó el auto causante del siniestro y él quedó esperando que fueran a retirar el suyo. Fueron largos minutos en los que notó que el pavimento había quedado plagado de restos de plásticos y vidrios y el tránsito comenzaba a incrementarse, y temió que alguno de los restos provocara otro accidente.

Entonces no tuvo mejor idea de ponerse a recoger los despojos. "Había quedado todo ahí y los autos pasaban como si nada. Imaginate si uno pinchaba una rueda y lo hacía chocar. Lo tenía que hacer y me puse a limpiar el suelo", expresó.

A esa altura su esposa había sido trasladada a una clínica de Neuquén para verificar su estado. Había ido acompañada por la hija, por lo que debieron suspender el viaje a Buenos Aires.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario