El clima en Neuquén

icon
17° Temp
48% Hum
La Mañana policía

Más de 12 años de cárcel para el policía que mató en un taller

Se trata de Nicolás Leopoldo López, culpable del crimen de Diego Escobar en un taller de chapa y pintura. La acusación había pedido penas más altas.

El policía Nicolás Leopoldo López deberá cumplir 12 años y 8 meses de cárcel por haber asesinado con su arma reglamentaria "a quemarropa" a Diego Escobar en un taller de chapa y pintura de Neuquén capital. La fiscalía había pedido 14 años y medio y la querella, casi 15 años.

Este lunes se conoció la pena para López, quien a fines de octubre de 2023 fue condenado como autor penalmente responsable del delito de homicidio simple (con dolo eventual) agravado por el uso de arma de fuego por un tribunal colegiado. Esos mismos magistrados, Carina Alvarez, Estefanía Sauli y Luis Giorgetti, fueron los encargados de debatir la pena a imponerle a efectivo neuquino.

En el juicio de cesura realizado el viernes pasado, la fiscal del caso Silvia Moreira había requerido 14 años y 6 meses de prisión efectiva; mientras que el querellante abogado Marcelo Hertzriken Velasco había pedido 14 años 11 meses y 29 días para López.

SFP Juicio a Nicolás López por homicidio de Escobar (8).JPG

Finalmente tras analizar las pretensiones punitivas de las partes, este lunes se conoció la sentencia para el condenado. El tribunal colegiado le dictó una pena de 12 años y 8 meses de prisión efectiva a López y adelantaron que la sentencia completa será remitida a las partes dentro del plazo legal.

El crimen en el taller mecánico

El 9 de marzo, a las 15:20, Nicolás Leopoldo López disparó y mató a Diego Escobar, en un taller en el que trabajaba junto a dos primos y a otro empleado. "López primero le apuntó a una persona que salía del taller y apretó el gatillo, sin que saliera el proyectil. Esa persona le advirtió que no hiciera eso, que no era un juego, pero haciendo caso omiso, el imputado ingresó al taller y reiteró la maniobra: apoyó el arma en el pecho de Escobar y volvió a apretar el gatillo. Esta vez, el disparo se efectuó, por lo que la víctima murió casi de inmediato", detalla la teoría probada en juicio.

El tribunal tomó la figura penal que presentó al fiscal del caso Silvia Moreira, junto al asistente letrado Pablo Jávega, y descartó la opción que presentó la defensa del imputado, que sostuvo que se trató de un accidente.

“El defensor dijo que lo que empezó como una broma, terminó como una desgracia. Pero lo que para el acusado pudo haber sido una broma, para nadie más lo fue”, afirmó el juez Giorgetti, durante la lectura de la sentencia realizada hoy. En este sentido, el tribunal destacó que "los informes y testimonios de peritos y testigos dejaron en claro que el imputado era consciente y sabía lo que estaba haciendo al momento de efectuar el disparo".

Ahora la Oficina Judicial deberá fijar una nueva fecha para la audiencia de cesura, donde se debatirá la pena que deberá cumplir López. Por el delito atribuido la expectativa es de 10 años y 8 meses hasta 25 años de prisión efectiva.

Homicidio en taller de chapa y pintura- Policia accidente (15).JPG

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario