El clima en Neuquén

icon
11° Temp
100% Hum
La Mañana mecánicos

Mecánicos truchos, estafas y dos crímenes casi calcados

En febrero del 2013, Danilo Fernández Álvarez asesinó a Francisco Poblete. Una década después, su hermano Ítalo Fernández Álvarez, mató a Sergio Matus.

El barrio Don Bosco fue escena de un brutal crimen el viernes 10 de febrero último. A metros de un taller mecánico ubicado en calles Remigio Bosch y Pasteur de la ciudad de Neuquén, Sergio Matus fue asesinado de una puñalada en el corazón. El presunto autor del homicidio, Ítalo Fernández, había estafado a la hermana y al cuñado de la víctima con el supuesto arreglo de auto. El hermano del imputado fue condenado por un crimen casi calcado años atrás. Fue uno de los beneficiados con salidas en épocas de pandemia.

Los hechos ocurridos con una década exacta de diferencia tienen varios puntos en común. Para empezar, los asesinos son hermanos. Pero, además, el conflicto que derivó el crimen en ambos casos está vinculado con una presunta estafa vinculada al arreglo de vehículos.

El 27 febrero del 2013, Danilo Fernández Álvarez asesinó a Francisco Ramón Poblete en el barrio Cuenca XV. El homicida le disparo con una carabina calibre 22 a la víctima. El proyectil impactó en la nuca y le provocó la muerte por “traumatismo encefálico grave por herida de proyectil”, según reveló la autopsia.

Poblete, según se supo en el juicio realizado un año después, le reclamaba al asesino que le devolviera el motor de un camión que le pertenecía y el cual Fernández Álvarez acababa vendió.

Comisaría 41

Carola Poblete, hija de la víctima, contó al respecto: “Mi papá mandó a arreglar un camión. Cuando se enteró que había vendido el motor, lo fue a buscar. Después discutieron en la casa de mi papá. Danilo vuelve a amenazarlo tirando tiros; mi papá va hasta su casa y le dice que vuelve mañana, que él no está armado y se va. Danilo sale hasta la vereda y le dispara con una carabina 22 por la espalda. El motor estaba como el de estos chicos, todo desarmado”.

El homicida fue declarado culpable por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego. La fiscal del caso en aquel momento solicitó una pena de 13 años de prisión efectiva, pero el tribunal, integrado por los jueces Marcelo Benavides, Héctor Rimaro y Daniel Varessio, resolvieron imponer una pena menor de 10 años y 8 meses de prisión efectiva. Contemplaron como atenuantes que Fernández Álvarez no tenía antecedentes condenatorios.

De igual manera, el condenado no cumplió la pena completa en prisión. Según comentó la hija de Poblete, “a los 5 años del homicidio de mi papá salió y cayó por otra causa. Después, en el 2021, durante la pandemia, quedó en libertad”.

“La misma muerte, la misma estafa”

No solo se trata de hermanos homicida, sino que el modus operandi es similar. En el último crimen, el desencadenante fue el arreglo de un auto. La hermana y el cuñado de la víctima habían llevado a un taller del barrio Don Bosco el auto de su hijo para que lo arreglaran. Pero el mecánico les pedía más plata todos los días y no entregaba el vehículo. Decidieron ir a buscar y lo encontraron, a una cuadra, en estado de abandono y completamente desmantelado.

Ahí fue cuando llamaron a Sergio Matus, que vivía cerca, para que los ayudara a remolcarlo. Pero antes de irse, la víctima gritó hacia el supuesto taller mecánico diciendo: “Devolvele a mi hermana todo lo que le robaste”.

En ese momento, Ítalo Fernández Álvarez junto a un grupo de cómplices salió del domicilio, comenzaron a increpar y a arrojar ladrillos a las víctimas y se acercó a Matus, a quien le dio un certero puntazo en el corazón, herida que le provocó la muerte.

Todo duró 22 segundos. Quedó registrados por cámaras de seguridad instaladas en el lugar.

“La misma muerte, de la misma forma, la misma estafa. Es una familia, se hacen pasar por mecánicos en todo Neuquén y andan estafando y aprovechándose de la gente”, aseguró Carola Poblete.

Ítalo Fernández Álvarez, tras asesinar a Matus, escapó junto a sus cómplices y se metió a la fuerza a una casa ubicada en una chacra, en Senillosa, donde horas más tarde fue detenido. Actualmente permanece con prisión preventiva. En un principio, su defensor pidió la prisión domiciliaria, pero finalmente decidió renunciar a su abogado.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario