El clima en Neuquén

icon
-3° Temp
93% Hum
La Mañana Ley 2302

Sin lugar para los malos, la Ley 2302 en su laberinto

Los dos adolescentes que mataron al periodista deben, por la ley 2302, transitar un camino de resocialización que está teniendo muchas complicaciones.

La Ley 2302 prevé un abordaje de los menores en conflicto con la ley con la finalidad de reinsertarlos socialmente, entendiendo que el delito se cometió en una etapa de la vida donde sus personalidades están en formación y pueden padecer ciertos avatares.

Con el acompañamiento de los operadores de Libertad Asistida, los tratamientos respectivos y otras actividades complementarias como deportes, se pueden reencausar sus vidas para seguir creciendo sin volver a delinquir.

El tema de los menores en conflicto con la ley es antipático porque genera contradicciones profundas más cuando el delito es un homicidio.

A nuestro colega Juan Caliani lo mataron en su casa a puñaladas, dos menores, de 16 y 17 años, durante un robo. Mal que pese, al ser menores de edad están blindados por la Ley 2302 que fue promulgada en diciembre de 1999 y publicada en el primer trimestre del 2000.

Juan Caliani.jpg
Juan Caliani tenía 34 años y fue brutalmente asesinado de dos puñaladas durante un robo en su casa.

Juan Caliani tenía 34 años y fue brutalmente asesinado de dos puñaladas durante un robo en su casa.

Una Ley que tiene sus años

Vale recordar que la 2302 tuvo un debut poco auspicioso en marzo de 2001 cuando una adolescente de 16 mató a su hermanito de 9 años simulando un robo en su propia casa en la comarca petrolera.

Todas las instituciones que debían actuar para darle sustento no estaban preparadas y, en algunos casos, sus carencias quedaron a la luz. Muchos entendieron que todo era muy nuevo en ese entonces y no estaban preparados para semejante abordaje y más aún en un caso tan impactante para la comunidad.

Lo cierto es que 24 años después, el debate que aparece en escena termina siendo el mismo. Hay instituciones que los repelen, vecinos que les temen y otros que inventan literalmente situaciones con el fin de que los saquen del barrio, dato que reconoció la propia justicia a este medio.

En este escenario, no habría lugar para los malos, en este caso los jóvenes asesinos.

ON - Presunto asesino de Juan Caliani (8).jpg
En menos de 72 horas, la Policía y la Fiscalía lograron detener a los autores del crimen. Resultó ser que eran adolescentes.

En menos de 72 horas, la Policía y la Fiscalía lograron detener a los autores del crimen. Resultó ser que eran adolescentes.

Adolescentes cumpliendo la ley

Los jóvenes que mataron a Caliani ya fueron declarados responsables del crimen en situación de robo. Al ser menores al momento del hecho tienen por delante un tratamiento tutelar que dura un año y al cabo de ese año se puede prolongar por otro año más.

En el caso de cumplir los 18, como ocurrió con uno de ellos, el tratamiento también se puede llegar a prologar, dependiendo de las propuestas que alienten las partes. En estos casos, siempre hay una audiencia donde se define si se impone una pena o si se absuelve, dependiendo del resultado del tratamiento.

En la actualidad, los jóvenes están en libertad con arraigo familiar y restricción para salir de noche.

De acuerdo con la información oficial que brindó la Justicia, ninguno ha violado las medidas que se les impuso y están siguiendo sus debidos tratamientos.

El de 16 años está con sus padres, realiza un tratamiento psicológico, otro por adicciones y aguarda poder retomar los estudios debido a que la institución a la que asistía no está dictando clases por problemas edilicios. Incluso, se trabaja con Libertad Asistida para que también retome la práctica deportiva que venía realizando.

En cuanto al otro joven, que ya cumplió los 18 años, está en un hogar donde debe cumplir las pautas y reglas que tiene dicha institución.

En su caso no está escolarizado, por lo que se trabaja sobre ese aspecto en la actualidad. Realiza tratamiento psicológico y se le está buscando la posibilidad de incorporarse a una práctica deportiva.

Por ahora, ambos están en libertad cumpliendo con una serie de pautas de acuerdo con lo previsto por la ley 2302.

aniversario barrio la sirena Juan Caliani (1).jpg
La Justicia por Juan Caliani llegó, pero con un sabor agridulce porque sus asesinos son adolescentes y están amparados por la Ley 2302.

La Justicia por Juan Caliani llegó, pero con un sabor agridulce porque sus asesinos son adolescentes y están amparados por la Ley 2302.

Un debate pendiente

Lo que también es cierto, es que los jóvenes son rechazados en distintas instituciones que deberían participar en el proceso de resocialización y esta información también la maneja la justicia. Vale aclarar que esas instituciones dependen del Poder Ejecutivo y son claves para el tratamiento de los menores en conflicto con la ley.

Ahora, nos asomamos al reino de lo complejo, donde hay tantas variables como miradas posibles.

La casa, el barrio, la escuela, el deporte o cualquier otra actividad complementaria son cajas de resonancia.

La casa por la crianza y valores que pueda alentar o ignorar. Después el barrio donde la calle juega un rol preponderante respecto de la aceptación y/o rechazo. En la escuela porque ayuda en la educación, pero en estos casos es natural que haya docentes que no sepan afrontar este tipo de situaciones y teman por el impacto que pueda tener en las aulas. Incluso, el lugar en el que se puede ubicar o lo pueden ubicar al joven en tratamiento, más cuando se trata de un caso de alto impacto social. Es decir, puede convertirse en un paria o en un líder por temor. Todas las posibilidades están abiertas en la dinámica de un grupo.

Las herramientas que tengan los docentes y el impacto en la comunidad educativa son significativas y preponderantes. Al igual que en cualquier actividad alternativa que busque realizar el joven que está intentando reencaminarse.

En la actualidad, las autoridades judiciales confiaron que se está contemplando la posibilidad de un cursado a distancia. Es decir, 24 años después de la implementación de la ley 2302 todavía en los casos severos no hay claridad en el abordaje de parte de las instituciones que deben complementarse con Libertad Asistida.

cpe.png
El Consejo Provincial de Educación (CPE) también debe revisar sus practicas a la luz de la Ley 2302.

El Consejo Provincial de Educación (CPE) también debe revisar sus practicas a la luz de la Ley 2302.

El debate sigue ahí latente. La realidad indica que hay jóvenes que han salido de situaciones atroces y reencaminado sus vidas. Por ejemplo, en el caso de la adolescente de la Comarca Petrolera terminó la secundaria y se vino a la Universidad Nacional del Comahue donde siguió sus estudios. Cuando la burocracia judicial quiso determinar si se le imponía una pena, entendieron que la joven había reencaminado su vida, estudiaba y no había vuelto a delinquir, por lo que no recibió condena.

La realidad es que también la estadística muestra que hubo otros que ni siquiera pudieron cumplir con el tratamiento y hasta volvieron a matar y hoy están en la cárcel. Hay de todo.

Lo cierto es que si se cumple con la 2302 las chances de resocializar crecen. La ley no es una moneda arrojada al aire, en todo caso los recursos que se destinan para su implementación la convierten en eso.

En cuanto a las familias víctimas no hay nada que se pueda decir, su dolor es inconmensurable y sus posiciones entendibles. Si su ser querido no está, nada más queda.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas