El clima en Neuquén

icon
13° Temp
47% Hum
La Mañana Acusados

Uno de los acusados por el crimen del panadero sumó otra condena a su prontuario

"El Barón" Ramos ahora purga una nueva condena mientras está en prisión preventiva por el crimen del panadero.

Claudio "El Barón" Ramos, uno de los acusados por el aberrante crimen del panadero de Senillosa, sumó una nueva condena a su prontuario. Mediante un acuerdo de partes, se le unificaron condenas y ya comenzó a purgar tiempo por el nuevo hecho.

Durante una audiencia realizada el viernes, la fiscal Gabriela Macaya y el asistente letrado Federico Cuneo atribuyeron al acusado un hecho de inicios de 2023, por el cual Ramos estaba investigado pero nunca se le había podido imputar formalmente por no poder dar con él.

Este hecho fue cometido el 29 de abril de 2023, en el barrio Peñi Trapun. Ese día alrededor de las 13, el acusado vio a personal policial que patrullaba en las calles 13 de diciembre y 25 de mayo y se escondió detrás de un auto Fiat Uno. Al advertir esto, el personal policial lo interceptó y en ese momento el delincuente arrojó un arma debajo del vehículo. Al secuestrarla, se verificó que era un revólver calibre 22, que estaba en condiciones de uso ya que tenía 6 cartuchos calibre 22 en el tambor.

Por esto, se le sumó la acusación por el delito de portación ilegal de arma de fuego de uso civil, en calidad de autor y se informó al juez interviniente de un acuerdo al que arribaron las partes para aplicar por este hecho una pena de un año de prisión efectiva y unificarla a las condenas previas de Ramos, así como también la declaración de su cuarta reincidencia.

En forma previa, Ramos fue condenado por los delitos de amenazas y robo, y está bajo investigación por haber participado presuntamente en otros delitos, incluyendo el crimen de Moya, por el cual ya fue acusado.

Dentro de los 8 años y 8 meses de la unificación acordada el viernes se encuentra una condena a 7 años de prisión por dos robos calificado por el uso de armas de fuego, en poblado y en banda, cometidos en 2015. El 15 de diciembre, cerca de la medianoche, el imputado junto al menos a otros seis cómplices, abordaron a un grupo de jóvenes de entre 17 y 20 años que se encontraba en el sector conocido como “El Cristo” de la localidad, los golpearon y les robaron celulares y un vehículo.

En ese vehículo, Ramos y dos de sus cómplices, se dirigieron a una vivienda e ingresaron, luego de violentar la ventana y la puerta. Allí, golpearon a la dueña de casa y la ataron junto a su hijo de 7 años, para luego huir con dinero, teléfonos, computadoras y otros elementos. En esa huida fueron interceptados y detenidos por la Policía.

El juez de garantías que dirigió la audiencia, Mario Tomassi, avaló el acuerdo presentado y aplicó la nueva condena unificada de 8 años y 8 meses de prisión.

Delincuente reincidente

"El Barón" Ramos fue procesado por seis delitos entre 2015 y 2016: el homicidio de Maximiliano Montenegro en septiembre de 2015 en el barrio Progreso de Cutral Co; un intento de homicidio al disparar desde un auto contra un policía que caminaba por la vereda y herirlo en un brazo; varios robos calificados y por balear la garita de seguridad del barrio Peñi Trapún.

En 2019, se fugó en medio de una salida laboral y estuvo varios meses prófugo. Finalmente, fue capturado tras participar del robo a un comercio.

Al momento del homicidio de Moya, Ramos no se encontraba prófugo sino que estaba bajo el régimen de libertad asistida, próximo a cumplir la última condena que se le había impuesto.

Ahora, estará tras las rejas por al menos un par de meses y, de resultar condenado por el crimen de Moya, también un par de años.

cristian panadero crimen auto (1).jpg

El crimen del panadero

La fiscal Moreira, en una audiencia de formulación de cargos, les atribuyó a Ramos y Claudio Daniel "El Buey" Antigual los delitos de homicidio criminis causa, agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con robo agravado por el uso de arma, en carácter de coautores.

La teoría del hecho indica que en los primeros minutos del 10 de enero pasado, el panadero estaba en el patio de su vivienda de calle Calixto Ceballos y dentro de su Fiat Cronos hablando por teléfono, cuando fue abordado por los acusados. Moya forcejeó con ambos y terminó recibiendo al menos cuatro disparos de arma de fuego en las piernas y la cadera.

Pese a estar herido, volvió a forcejar con los ladrones que ya estaban en el auto y en ese contexto, le ejecutaron un tiro en el tórax que terminó siendo la herida que le provocó la muerte.

Antigual y Ramos quedaron en prisión preventiva por seis meses mientras se avanza en la investigación por el crimen.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario