El clima en Neuquén

icon
Temp
94% Hum
La Mañana policías

Por falta de prueba, absolvieron a dos policías acusados de lesiones y vejaciones

La fiscalía los llevó a juicio acusados de agredir y lesionar a tres jóvenes que estaban alojados en la Comisaría 41 tras ser detenidos in fraganti en un robo.

Por el beneficio de la duda, un tribunal de jueces absolvió por unanimidad a dos policías acusados de cometer una atroz golpiza contra tres jóvenes, a quienes se detuvo en mayo de 2019 tras ser señalados como ladrones por vecinos del barrio Altos del Limay. Los jueces opinaron que la prueba presentada por la fiscalía fue insuficiente.

La semana pasada había comenzado el juicio contra los policías Miguel Ángel Morales (39) y Sebastián Andrés Chavarría (31), siendo que su colega Walter Elgueta optó hace unos meses por avanzar por la vía alternativa: admitió su responsabilidad y fue condenado a tres años de prisión condicional sujeto a ciertas normas.

Te puede interesar...

El hecho, según lo relatado por la fiscalía, era uno más dentro de los reiterados que suelen trascender en distintas comisarías y que les han ganado a los policías su reputación de violencia excesiva. La fiscal Valeria Panozzo fue quien encabezó la acusación contra los agentes por los delitos de lesiones leves, lesiones graves y vejaciones, figuras agravadas por tratarse de policías en abuso de sus funciones.

El hecho en cuestión inició la noche del sábado 29 de mayo de 2019, cuando alrededor de las 21:30, Morales y Chavarría patrullaban el barrio, momento en que entrevistaron a una mujer que se les acercó y les refirió que los ocupantes de un Chevrolet Agile intentaban ingresar a varias viviendas. Rápidamente, se informó la situación por el comando y a los pocos minutos otro móvil -en el que iba Elgueta- interceptó al auto señalado en calle Forquera al 200.

Fue en ese momento que, de acuerdo a la investigación, los efectivos lograron interceptar a los presuntos delincuentes y comenzaron una serie de graves agresiones contra ellos; golpes de puño, patadas y golpes en todo el cuerpo con sus armas reglamentarias. La violencia habría continuado incluso cuando los detenidos ya estaban esposados y luego dentro de una celda en la Comisaría 41, donde se los trasladó.

Una de las víctimas denunció además haber recibido graves cortes en su espalda con un cortaplumas, con el que se le había dibujado el número "41", en relación a la comisaría donde fueron alojados.

Por este hecho llegaron a juicio Morales y Chavarría, aunque lo cierto es que la fiscalía no logró probar su teoría como lo había planteado en su alegato de apertura.

SFP ciudad Judicial.JPG

Es que, según pudo conocer LMNeuquén, al menos cinco de los testigos que planeaba presentar la fiscal Panozzo no pudieron participar del juicio ya que, por lo que pareciera ser una omisión de alguna de las partes, sus nombres no fueron ingresados en la lista final de testigos que se admitió en el control de acusación previo al juicio.

En este sentido, cabe señalar que ese es el último filtro que determina quiénes declararán en juicio oral y público y qué información introducirán para que los jueces analicen. Lo que significa que un testigo menos implica que una pieza de prueba no sea introducida (si es que no fue ofrecido un testigo alternativo en la misma etapa) así como tampoco puede sumarse nueva prueba una vez atravesado el control.

Es así que varios médicos y hasta una de las víctimas que relataría lo vivido esa noche no pudieron pasar por el estrado y presentar prueba clave que podría haber aportado más firmeza a la acusación de la fiscalía contra los policías y, posiblemente, ayudado a que los jueces resolvieran de manera distinta.

policia neuquen escudo movil patrullero generica

El defensor particular Marcelo Sterz, por su parte, pidió la absolución de sus defendidos, argumentando que la prueba era insuficiente, que los "delincuentes" podrían haberse lesionado entre ellos al quedar solos para luego implicar a los agentes y señaló también la posibilidad de que otra persona hubiera sido la responsable.

Finalmente, tras un cuarto intermedio este martes, el tribunal colegiado integrado por las juezas Carina Álvarez, Florencia Martini y el juez Lucas Yancarelli, resolvió por unanimidad absolver a Morales y Chavarría, por considerar "que no hay pruebas suficientes para condenarlos".

El tribunal fundamentó su decisión en que las pruebas que presentó la fiscalía "no alcanzaron a superar la duda razonable".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario