Por incumplir, le pusieron una consigna a un violento

Violencia de género. Fue en Barrancas. La Policía lo siguió por 30 días.

Natalia Pérez Pertino

policiales@lmneuquen.com.ar

Neuquén. En un fallo ejemplar, la Justicia de Neuquén entendió que darle nuevamente una consigna policial a una víctima de violencia de género y a sus hijos era revictimizarla. Es que el agresor había trasgredido varias veces la medida, por lo que el defensor del Niño y el Adolescente Ezequiel Chiavassa resaltó que la solución era que la consigna le fuera impuesta a él y no a ella. Esto ocurrió en Barrancas, en el norte neuquino.

“Yo tengo que estar presa en mi casa y él anda libre por la calle como si nada”. La premisa tantas veces expresada por las víctimas de violencia de género, a quienes tras denunciar les dieron una consigna policial para resguardarlas, fue uno de los argumentos que Chiavassa sostuvo al apelar la decisión de un juez de Familia de Chos Malal, quien había dispuesto una extensión de la consigna en la casa de la víctima por otros 30 días.

Te puede interesar...

Todo comenzó en octubre de 2018. En ese momento, la mujer radicó una denuncia contra el padre de sus hijos por violencia de género y desde el Juzgado de Familia se dispuso la exclusión del hombre del hogar. Además, un patrullero custodiaba la casa de la víctima para protegerla de su agresor.

El fallo sienta precedente para casos similares. Hasta que resolvió la Cámara, la víctima siguió con consigna policial.

Sin embargo, el hombre la burló al menos cuatro veces entre enero y febrero. El agresor la acosó de todas las maneras posibles, ya que merodeó la casa de la víctima y su lugar de trabajo, le envió una solicitud de amistad en Facebook y la eliminó, ingresó a la vivienda, así como también le mandó mensajes y dedicó temas en una radio local.

Ante estos incumplimientos, en una audiencia realizada en febrero, donde el juez de Familia dispuso la extensión de la consigna en la casa de la víctima, el defensor Chiavassa impugnó la decisión por considerar que “no había sido suficiente para cautelar a la víctima”.

Finalmente, en abril, la Cámara Provincial de Apelaciones con sede en Zapala resolvió hacer lugar al pedido del defensor. Entendió que, “las medidas deben ser dispuestas en protección y no para generarle una incomodidad más a la situación que le toca atravesar, hallamos prudente rever la misma”.

Es que, sumado a los incumplimientos del hombre, la mujer explicó ante el juez que la consigna le generaba incomodidad y falta de libertad. “Se busca que cese la vulneración de los derechos hacia la denunciante y su grupo familiar”, expresa el fallo.

30 días de consigna policial se le impusieron al violento

La Justicia falló que “con urgencia y en forma inmediata” se disponga una consigna policial personal y permanente en el domicilio del denunciado. Luego, tendrá rondines por 90 días.

“Pedí que la Policía siga al victimario y no a la víctima”

“Si cuatro veces incumplió la medida y la Policía no controló, no podemos darle de nuevo a la Policía esa misión de proteger a la víctima”, sentenció Ezequiel Chiavassa en diálogo con LM Neuquén. Por ello es que apeló la decisión y solicitó que “la Policía siga al victimario y no a la víctima”.

Este fue otro de los argumentos que utilizó el defensor del Niño y el Adolescente de la V Circunscripción al apelar que se le imponga nuevamente una consigna a la víctima de violencia. “Yo como defensor del niño tengo que pedir medidas para un adulto, porque las que se dictaron no fueron suficientes”, sostuvo.

El defensor apuntó que de proseguir la medida original, se trataría de un caso de “victimización secundaria, la que deriva de las relaciones entre la víctima y las instituciones sociales, quienes en algunas oportunidades brindan una mala atención a la víctima”.

148.jpg

LEÉ MÁS

Denuncian explotación de empleadas domésticas venezolanas

Por un foquito, borracho se fugó y desató una persecución por la ciudad

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído