Por los controles, menos alcohol en los restaurantes

Los consumidores se cuidan. Nadie quiere arriesgarse a las multas.

Andrea De pascalis

depascalisa@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Ya no desbordan las botellas de cerveza y vino. El consumo es moderado en algunas mesas y nulo en otras. En las reuniones de amigos donde antes se veían varias copas y tragos, hoy sobran las latas de gaseosas y botellas de agua. Ningún comensal se quiere arriesgar a la multa ni al secuestro del auto.

Desde hace dos semanas lo que más sale de la carta de bebidas de los restaurantes es el agua saborizada y la mineral. La ordenanza de alcoholemia cero generó un cambio importante en las mesas de los locales de comidas en toda la ciudad. Los responsables de los comercios y los dueños coinciden, en su mayoría, en que la venta de bebidas alcohólicas bajó en forma contundente.

Para algunos, el cambio fue drástico. En los comercios más familiares no se siente tanto la baja porque el consumo de alcohol no es el fuerte de las ventas, y en otros aseguran que en medio de la crisis económica no sólo bajó la venta de bebidas alcohólicas, sino todo porque “se vende mucho menos”.

“Se siente bastante. No toman directamente. Disminuyó incluso desde que empezó a hablarse del tema”, comentó Marcelo Rosales, de Casi Rodríguez, quien dijo que en promedio bajó un 40 por ciento el consumo de alcohol. Agregó que en los grupos de jóvenes se observa que alguno de ellos no toma y el resto sí, pero los más grandes directamente no compran ni vino, ni cerveza.

“Se nota mucho y lo que más sale es agua. No se consume casi nada. Pasa esto tanto en el restaurante como en el pub”, relató Marité, de Irish. “Nos hablan del tema cuando compran y tenemos clientes que les han secuestrado el auto más de una vez y no quieren saber nada más con esto”.

Se cuidan

Según contaron los comerciantes consultados, el comportamiento de los clientes es igual en todos los locales. Se cuidan de consumir los hombres y las mujeres. Los jóvenes y los adultos. Para muchos, la primera opción es descartar el alcohol de la mesa, otros optan por tomar muy poco, una cerveza que se comparte entre muchos o una botella chica de vino como para acompañar el asado.

Aunque muchos comerciantes observan cómo bajaron los ingresos diarios por este cambio de hábito, no se quejan por la puesta en marcha de la norma. Reconocen que es una buena idea para evitar los accidentes de tránsito y las muertes que cada fin de semana son noticia.

“Bajó mucho la venta de vino, pero entendemos también que los clientes se tienen que cuidar de la multa”, expresó Marta del restaurante La Unión, y agregó: “Sale a full el agua saborizada, por eso cambiaron el vino o la cerveza”.

Sobre el tema, algunos rezongaron pero no criticaron, y otros ya hicieron las cuentas de lo que impactó en las ventas esta norma: “No es para nosotros el consumo mayor en la totalidad. En una mesa el vino representa el 20 por ciento. Si esta ordenanza sirve para evitar accidentes, está bien que así sea”, detalló Rosales de Casi Rodríguez.

Los que no sintieron la diferencia en estas dos semanas fueron los que se caracterizan por recibir muchas familias: “Para nosotros no cambió, pero este es un comercio muy familiar y el fuerte de las ventas no es el alcohol”, explicó Marcelo Apablaza, de la pizzería Cabildo.

Otros consideraron muy prematuro evaluar si bajó o no el consumo de vino y cerveza, porque advirtieron que lo que disminuyó en general fue la cantidad de gente que visita los restaurantes.

15 casos de alcoholemia

Fueron los que se registraron en los operativos de tránsito del fin de semana. En total se realizaron 250 controles a automovilistas y motociclistas. La graduación más alta detectada fue de 1,05 y la más baja, de 0,15 gramos de alcohol en sangre. Todos conductores de autos particulares. Se los inhabilitó para manejar y se les retuvo la licencia.

Más alivio en el Castro Rendón

Adelaida Goldman, subjefa de Emergencias del Hospital Castro Rendón, contó que durante el fin de semana casi no se registraron accidentados por alcoholemia en el hospital. “Sorprendentemente, los últimos dos fines de semana casi no hubo ingresos por traumas de vehículos o motos por consumo de alcohol”, comentó la profesional, quien dijo que entre el viernes y el domingo hubo sólo dos accidentes con personas alcoholizadas involucradas.

Lo mismo pasó el primer fin de semana de alcoholemia cero: “Si bien nosotros no medimos el alcohol en sangre con un alcoholímetro, sí observamos si la persona llega alcoholizada, y estos fines de semana sorprendentemente no hubo traumas por este tema”, explicó Goldman.

Taxistas aprovechan la movida y suman más pasajeros

Los que también observan un cambio en la calle son los taxistas, quienes a pesar de ser una época del mes donde baja la cantidad de viajes, estos dos fines de semana observaron que se mantuvo el movimiento de pasajeros.

“Es muy reciente esta ordenanza y justo arranca en una época del mes que nosotros tenemos una disminución del 20 por ciento en la cantidad de viajes. Lo que podemos ver es que este mes no bajó el movimiento como los otros meses en esta fecha”, dijo Eduardo Lira, secretario general del sindicato de Peones de Taxis, quien luego advirtió: “Vamos a esperar a la semana que viene, y ahí vamos a determinar si realmente hay un cambio”.

En tanto, Darío Grassi, presidente de la Asociación de Propietarios, dijo que según los comentarios de los que andan en la calle en horario nocturno, hubo un aumento en los viajes por las noches desde que se aprobó la ordenanza de alcoholemia cero. “Durante la semana subieron los viajes en lo que es el casino, y los fines de semana en los boliches. Esto es lo que comentan los muchachos”, cerró Grassi.

Lo detuvieron por tener una licencia de conducir trucha

En los operativos de tránsito que realiza cada fin de semana la policía de la provincia en conjunto con el Municipio, detectó un hombre de 30 años con una licencia de conducir trucha que llevaba impreso el logo del municipio de Plottier.

El comisario Cristóbal Ávila, de la división de Tránsito de la Policía, informó que el hecho ocurrió el sábado alrededor de las 20 en Avenida Argentina y Albardón. Alertó que es el tercer caso similar en las últimas semanas y que pudieron detectar que el documento era falso porque la firma era de un funcionario que no emite más las credenciales.

Contó que la persona manejaba una moto Zanella 250 y que la detectaron cuando le solicitaron la documentación. El vehículo quedó retenido y el hombre demorado por algunas horas hasta que se realizó la averiguación de antecedentes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído