Por mentiroso, el Gigoló quedó preso por dos meses

Fue capturado en Cipolletti y la Justicia lo acusó de aprovecharse de un indigente.

Neuquén
Milton Alejandro Riquelme, públicamente apodado como "el Gigoló", fue capturado por la Policía y acusado de reducir a la servidumbre a un joven que padece retraso madurativo y vive en situación de calle. La jueza Mara Suste dispuso que permanezca dos meses en prisión preventiva mientras avanza la investigación. Tuvo en consideración que el acusado mintió sobre la dirección en la que vivía.

El caso causó conmoción y fue publicado por LM Neuquén a mitad de semana, cuando en calidad de coautora se acusó, por el mismo delito, a una travesti cuyo alias es Mora Antonella.
Riquelme fue acusado ayer pasadas las 20:30, en calidad de coautor, por haberse aprovechado, golpeado e intimidado al joven a quien le sacaba -junto a Mora- el dinero que recaudaba a diario de sus dos changas: lavaba autos en el lavadero de la Vuelta de Obligado y abría puertas en la parada de taxis del Correo Argentino.

La fiscalía, a cargo de Eloisa Lucciano Muller, además de acusar a Riquelme por un delito que prevé una pena mínima de 4 años y una máxima de 15, solicitó cuatro meses de prisión preventiva.

Los argumentos que expresó Muller fueron, en principio, el riesgo de fuga y un posible entorpecimiento de la investigación.

La jueza avaló la medida de coerción pero acortó el plazo de cuatro a dos meses.

El modus operandi de los dos acusados era el de someter física y psíquicamente al joven para que les entregara una suma promedio de 850 pesos, lo que lograba recaudar por día.

La maniobra fue observada por los investigadores durante la semana pasada, lo que motivó la detención de ambos acusados.

Riquelme tiene antecedentes condenatorios por hechos ocurridos en Cutral Co en 2006 y 2009.
La defensa fue ejercida por el defensor oficial Pedro Telleriarte, quien adelantó que la medida será apelada.

La víctima
Vive y duerme en la calle

Durante la audiencia de ayer se conocieron detalles sobre la situación de la víctima. El joven vive en situación de calle y ha pasado gran parte de su adolescencia institucionalizado. En la causa, varios taxistas, algunos vecinos y otros lavacoches fueron testigos de los maltratos y de la maniobra de Riquelme y Mora. Fue otro lavacoches el que denunció la situación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído