Por qué es tan importante tu color preferido

Los colores tienen una compleja relación con el estado de ánimo.

Buenos Aires.- Quizás porque estamos tan acostumbrados a verlos, pocas veces pensamos en el potencial expresivo de los colores y en la influencia que pueden tener sobre nosotros.
Pero aunque no lo racionalicemos, de una forma u otra todos nos comunicamos a través de ellos, desde los tonos que usamos para vestir, pasando por la ambientación de una casa o la paleta que elegimos para un pintura, los colores hablan no sólo por y sobre nosotros, sino, ante todo, sobre nuestra emociones.

Es por eso que desde 2009 los colores también tienen su día internacional, que se celebra todos los 21 de marzo, en coincidencia con el equinoccio (de otoño para nosotros, de primavera para los europeos), momento en que los dos polos terrestres se encuentran a una misma distancia del Sol, y la luz se proyecta por igual en ambos hemisferios. Este fenómeno hace que el día tenga una duración igual a la de la noche en todos los lugares de la Tierra.

¿Y qué tiene que ver esto con los colores? Todo, ya que los colores no son más que las distintas captaciones de la luz blanca al atravesar un prisma, en nuestro caso, al pasar por el ojo.
Es por eso que esta es una buena ocasión para darles a los colores la relevancia que tienen y pensar en cómo afectan nuestro estado de ánimo y viceversa.

Si bien desde la psicología hay convenciones sobre su significado, la percepción cambia según la experiencia.

De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Lieja, Ginebra, la luz que nos rodea influye en cómo el cerebro procesa las emociones, de tal forma que si tenemos la oportunidad de gozar de un día soleado, simbolizado por el amarillo, el optimismo estará de nuestra parte, no así cuando se trata de una mañana nublada o de una tarde lluviosa, simbolizada con el gris, pues nos sentiremos melancólicos.
Pero la percepción también se verá afectada por nuestra experiencia previa. Quizás esa mañana lluviosa nos transporte hacia un recuerdo feliz de la infancia, cuando jugábamos saltando en los charcos; entonces su significado cambiará rotundamente y el gris quizás ya no sea un color tan "apagado".
Incluso la relación color-estado de ánimo es tan compleja que un reciente estudio publicado en la revista Psycological Science reveló que una emoción negativa como la tristeza es capaz de alterar la percepción del color azul o el amarillo, considerados alegres y asociados a la dopamina, el neurotransmisor que segregamos ante un estímulo agradable.

Sea como fuere la relación de determinación, y a pesar de las convenciones, cada uno tiene su propia escala de colores favoritos. Por eso, rodeate y vestite de aquellos que sientas que te hacen feliz.

Qué es cada uno según la psicología

• Rojo: simboliza la actividad, el dinamismo y la pasión.
• Azul: representa la armonía y la satisfacción.
• Verde: revela la capacidad para imponerse y la perseverancia.
• Amarillo: habla del optimismo y del afán de progreso.
• Violeta: es símbolo de vanidad y egocentrismo.
• Marrón: descubre las necesidades físicas, la sensualidad y la comodidad.
• Gris: es igual a neutralidad.
• Negro: representa la negación y la agresión.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído