El clima en Neuquén

icon
26° Temp
19% Hum
LMNeuquen cabeza

¿Por qué tenemos ideas geniales bajo la ducha?

Estar con el agua en la cabeza puede volver a nuestro cerebro bastante más creativo. Según los estudios hay dos factores que influyen para que pase esto.

¿A quién no le pasó que se le ocurrió una idea justo cuando estaba en la ducha? Voluntarios de diversos estudios mencionan este lugar como aquel en el que le vienen a la cabeza la inventiva y las grandes soluciones a sus problemas. ¿Puede entonces la ciencia contestar por qué la ducha es la incubadora de grandes ideas? Hay dos factores que lo explican.

De acuerdo con el psicólogo John Kounios, director del programa de Ciencias Cognitivas y del Cerebro de la Universidad Drexel, en Estados Unidos, la primera razón es la "restricción sensorial", es decir que, cuando estamos con el chorro de agua en la cabeza, los sentidos se apagan un poco. Si se lo piensa, la visión se vuelve limitada por el caer del agua o porque cerramos los ojos; no podemos escuchar al 100% porque el agua bloquea otros sonidos; tampoco tenemos muy despierto el sentido del tacto, ya que el chorro está a una temperatura similar a la del cuerpo, así que no se nota mucho la frontera entre el interior y el exterior. "En ese momento, los sentidos, en vez de estar enfocados hacia el exterior, están enfocados hacia el interior, la atención está dirigida hacia adentro", señaló Kounios al sitio BBC Mundo.

Te puede interesar...

Numerosos estudios de laboratorio mostraron que justo antes de que se nos ocurra una idea o tengamos una revelación, el córtex visual, una zona en la parte trasera del cerebro que se encarga de procesar los estímulos que entran por los ojos, se apaga ligeramente, lo que significa que justo antes de tener una epifanía nos volvemos menos conscientes de nuestro entorno, porque la atención está enfocada hacia nuestro interior.

Así, la ducha se convierte en un espacio con pocos estímulos externos o distracciones, lo cual facilita que nos concentremos en nuestros pensamientos. El segundo factor se asocia a que la ducha es un lugar relajante en el que normalmente estamos con buena actitud. Al respecto, Kounios explica que varios estudios demostraron que estar de buen humor estimula la creatividad de las personas.

LEÉ MÁS

Un compuesto del cannabis actuaría como antibiótico

Proponen que los preservativos femeninos sean gratis

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario