Postergan otra vez la reinauguración del aeropuerto

Ahora dicen que será el mes que viene. Debió estar listo a principios de año.

Una nueva postergación sufrió el corte de cintas en el aeropuerto Presidente Perón de Neuquén, cuya obra de ampliación será inaugurada a principios del mes que viene, según adelantó Leonel Dacharry, secretario general de Servicios Públicos de la provincia.

El funcionario explicó que la devaluación de la moneda local retrasó la entrega de elementos importados para la conclusión de la ampliación de la sala de embarque y otras instalaciones de la estación aérea. "Además, tenemos que hacer las pruebas para que pueda empezar a funcionar", dijo en referencia, por ejemplo, al sistema contra incendios que activa los rociadores para combatir el fuego y al que permite proveer de energía al nuevo sector del edificio.

Te puede interesar...

El tema es muy complejo, ya que no solo existen varios meses de atraso con relación a la obra que permitirá que la gente pueda comenzar a utilizar las nuevas instalaciones, sino que, una vez puesta en funcionamiento, la estructura seguirá siendo deficiente. La razón es que los metros cuadrados del edificio y el estacionamiento no resultan suficientes para el crecimiento que tuvo el aeropuerto en cuanto a servicios y pasajeros transportados.

Por esta razón, el gobernador Omar Gutiérrez anunció el mes pasado que en la renovación del contrato con la concesionaria deberá figurar la construcción de otro edificios anexo al actual, que buscará sumar 1600 metros cuadrados de ampliación y una segunda manga de acceso de pasajeros a los aviones.

"Y lo del estacionamiento, la idea es resolverlo antes, al no tener esto tanto impacto económico. El ingreso y egreso de vehículos es muy modesto, por eso lo vamos a abordar de manera independiente a la obra prevista para ampliar el aeropuerto", señaló Dacharry.

Trabajos

Por lo pronto, lo que se inaugurará el mes que viene consiste básicamente en la ampliación y remodelación para el sector de cabotaje, donde los pasajeros abordarán los vuelos a través de la planta superior. Habrá una manga telescópica con puente vidriado de circulación doble, una sala para los agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), donde podrán realizar los controles de documentación y equipaje, y otra de monitoreo, para garantizar que se cumpla con todas las medidas de seguridad.

En total, el aeropuerto sumará 800 metros cuadrados a la infraestructura existente, con una capacidad para 300 pasajeros en la zona de embarque. Los trabajos prevén además la incorporación de espacios, que incluyen áreas más amplias para el embarque en el primer piso. A su vez, contará con un nuevo espacio gastronómico y otras áreas comerciales.

Por fuera del edificio, se incorporarán nuevos sistemas de balizamiento led para las pistas, con el objetivo de mejorar la operatividad.

Recuadro-página-4-objetivo.jpg
Recuadro-página-4-cifra.jpg

LEÉ MÁS

El aeropuerto tuvo un crecimiento de usuarios del 20%

Por el cierre temporal de El Palomar, cuatro vuelos neuquinos irán a Ezeiza

Guiño judicial para que vuelvan a volar las low cost

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído